Sábado, 24 de febrero de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Australia dotará con el potente cañón Mk 45 a sus futuras fragatas Hunter, que llegarán mucho más tarde de lo previsto

Los cañones Mk 45 dotan de navíos de 11 países, entre ellos Estados Unidos. (foto US Navy)

La Real Armada de Australia acaba de adjudicar a BAE Systems un contrato para suministrar cañones navales Mk 45 de última generación y el adjunto sistema automatizado de amunicionamiento para equipar sus futuras fragatas de la clase Hunter, sujetas a retrasos y sobrecostos.

Las fragatas multimisión de la clase Hunter constituyen uno de los principales proyectos de reequipamiento de las capacidades de la Real Armada de Australia, Royal Australian Navy (RAN), en el apartado de los buques de escolta. Tras un largo proceso, el Ministerio de Defensa de Australia optó por dotarse con fragatas de la británica BAE Sytems, basadas en el Tipo 26 que esta multinacional construye para la Royal Navy británica.

La decisión australiana, tomada en junio de 2018, eligiendo el diseño británico para su programa SEA 5000, contempla la adquisición de nueve navíos en total, que se construirían en tres tandas de otras tantas unidades cada una, siendo los tres primeros buques el HMAS (Her Majestic Australian Ship) “Hunter”, el HMAS “Flindesr” y el HMAS “Tasman”.

Pero el calendario de entregas no ha parado de sufrir problemas, se ha visto revisado y la construcción, que estaba previsto se iniciara en 2020, comenzará en 2024. Este retraso de cuatro años se traspasa como es lógico a la disponibilidad de las fragatas por parte de la Armada de Australia, que ahora calcula que su capacidad operativa inicial o Initial Operational Capability (IOC) no se conseguirá hasta 2034.

Pieza Mk 45 instalada en el destructor de Estados Unidos USS “John Finn”. (foto US Navy)

Además de las demoras, el programa es muy criticado por los costos añadidos, que según fuentes australianas exceden de lo inicialmente presupuestado en 15.000 millones de dólares (13.702 millones de euros). En base a este panorama, también se ha retrasado el previsto encargó de las piezas (presumiblemente 9) Mk 45 de 127 mm y el sistema automatizado de manejo de municiones o Ammunition Handling System (AHS), cuyos trabajos de ingeniería y fabricación se iniciarán oficialmente en 2023, se entiende que a finales, y se extenderán hasta 2036.

Brent Butcher, vicepresidente y director general de Sistemas de Armas de BAE Systems, expresó que El sistema Mk 45, altamente fiable, maximiza la letalidad de las fragatas de la clase Hunter, ofrece la capacidad de integrar municiones avanzadas y admite futuras actualizaciones tecnológicas adicionales. Este sistema, desplegado en 11 flotas (incluida la US Navy y la Armada española) de todo el mundo, ha demostrado que ofrece una alta fiabilidad….”.

Este sistema de artillería naval, según la empresa, combina el cañón Mk 45 Mod 4A de 5 pulgadas (127 mm) y 62 calibres (se trata de la última versión con el tubo más largo, dado que el anterior era de 54 calibres) con el sistema automatizado HAS, que garantiza la alimentación continua de la pieza en condiciones de alta mar y sin requerir la asistencia de la tripulación.  (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.