Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Armada de Chile da de baja dos fragatas y estudia adquirir buques australianos

El Estado de Chile se encuentra estudiando opciones para reemplazar a las fragatas Prat (1986) y Latorre (1991), dos de las más antiguas entre los ocho buques de ese tipo que pertenecen de la Escuadra Nacional y que la Armada de Chile ha dado de baja. Para ello, se contemplan opciones australianas, británicas y polacas. Si bien la decisión final recaerá en el Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, trascendidos indican que la opción australiana es la que cuenta con mayores preferencias, como venimos adelantando en defensa.com.

Ahora,  es un artículo publicado por El Mercurio el que destaca la opción de que Chile escoja las fragatas australianas para reemplazar a la Prat' y a la Latorre. “Si bien hay otras alternativas, como las Tipo 23 de la Real Armada Británica, las de Canadá y otras de Holanda, estas no estarían disponibles antes de 2024, un plazo demasiado largo para lo que requiere la Armada, dados los crecientes costos de mantención de las unidades que busca sustituir”, se indica y se agrega que “las clase Adelaida, en cambio, ya están disponibles, y a su favor juega el antecedente de que fueron modernizadas en su país”.

En específico, la Clase Adelaida se compone de seis fragatas misileras bautizadas como Darwin, Sydney, Adelaida', Canberra, Newcastle y Melbourne, que fueron construidas entre 1978 y 1992 para responder a ataques aéreos, de superficie y submarinos.  Para ello, tienen capacidades de vigilancia, interdicción y reconocimiento. “Fueron los primeros buques de la RAS propulsados por turbinas de gas, y entre sus principales armas destacan misiles antiaéreos y antibuques, un cañón de 76 milímetros y dos tubos lanzatorpedos. En cuanto a sus sistemas de detección, resaltan sensores de largo alcance para vigilancia aérea y de superficie, otros para guerra electrónica y un sonar antisubmarinos”, resalta la información.

Para su adquisición, se contempla el financiamiento de la aún vigente Ley del Cobre, mientras que para efectos de las capacitaciones, entrenamientos, traslados, estadías y regresos de las tripulaciones chilenas que viajarán a buscar las nuevas unidades al extranjero, la Ley de Presupuestos 2020 de Chile propone destinar unos US$ 3,4 millones. En efecto, se trata de montos clasificados para el proyecto Puente IV, que justamente consiste en la compra de dos fragatas para reemplazar a la 'Prat' (1986) y a la 'Latorre' (1991). (Pamela Squella)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.