Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina

El próximo 3 de septiembre se cumple el 88º aniversario de la creación de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina.  Rescatamos el artículo publicado en Defensa en diciembre de 2012 en el que Luis Piñeiro, con motivo del entonces 79º aniversario, realizaba un  completo repaso de esta Fuerza de Submarinos desde su creación.

El Comando de la Fuerza de Submarinos celebró el 79° aniversario de su creación con una ceremonia en la Plaza de Armas “Submarino Santa Fe” de la Base Naval Mar del Plata. Encabezó el acto el jefe de la Armada, almirante VGM Daniel Alberto Enrique Martin, acompañado por el comandante de la Fuerza, capitán de navío Guillermo José Repetto.

El 3 de septiembre de 1933 fue instaurado como la fecha de creación del Comando de la Fuerza de Submarinos, con la llegada de los primeros sumergibles construidos en Italia. En 1927 se había firmado con el astillero Franco Tosi, de Taranto (Italia), el contrato para la producción de un grupo de tres sumergibles y en Mar del Plata comenzó la construcción de las edificaciones de apoyo necesarias en tierra en el sector militar del puerto. La Orden General 103/928, bautizó a los submarinos Santa Fe, Santiago del Estero y Salta.

La primera quilla se colocó el 25 de mayo de 1928, correspondiente al S-2, y las del S-1 y S-3 lo fueron el 28 de mayo del mismo año. El comandante del Santiago del Estero era el teniente de navío Rodolfo A. González y del Santa Fe el teniente de navío Saadi Bonet, que hicieron un alto en el camino para reabastecerse en Las Palmas y llegaron a Buenos Aires en un viaje casi directo.

El 7 de abril de 1933 fueron recibidos en el km. 17 del actual canal de acceso al puerto de Buenos Aires. Las nuevas unidades de la Armada son revisadas y carenadas en el Taller de Mantenimiento de Dársena Norte, para luego seguir viaje con destino a su base, junto al guardacostas General Belgrano, que sería por largos años su buque madre. El 3 de septiembre de 1933 arriban por primera vez a Mar del Plata, lugar donde sería su base definitiva y tendría asiento la División Submarinos.

A partir de esta fecha comienza la historia del Comando de la Fuerza de Submarinos. Su primer comandante fue el capitán de fragata Ramón A. Poch y, hasta que fueron concluidas las instalaciones en tierra, las tripulaciones vivían en el General Belgrano. Los tarantinos prestaron servicios hasta 1960, siendo el ARA (Armada República Argentina) Santa Fe el último en ser retirado, tras haber realizado más de mil inmersiones.

La segunda y tercera generación

La Armada Argentina encara la renovación de la flota de la Fuerza de Submarinos, creada en 1953 bajo la Comandancia del capitán de navío Fernando Muro de Nadal. En esa época la fuerza estaba integrada por los tres tarantinos, la corbeta República, el buque taller Ingeniero Gada y el remolcador Diaguita. El grupo de submarinos tenía por jefe al capitán de fragata Benjamín Moritan Colman.

El 1 de abril de 1960 se firma un convenio entre la Armada de Estados Unidos y Argentina, mediante el cual se cedían dos submarinos de la clase Fleet, que fueron botados en 1945 y 1946, teniendo escasa participación en la II Guerra Mundial. Rápidamente son puestos en servicio, recibiendo su bautismo con los nombres de Santa Fe y Santiago del Estero, por disposición contenida en los BNP 347/60, y se los designa S-11 y S-12 por BNP 138/60 (Decreto Nº 1/939/60).

foto: TR-1700 operando con fuerzas especiales.

El primer comandante del S-11 fue el capitán de fragata Franco Panzeri, quien, además, fue comandante de la División. El del S-12 fue el capitán de corbeta Julio A. Aureggi. Los submarinos zarpan de San Francisco (Estados Unidos) el 23 de septiembre de 1960, arribando a la Base Naval Mar del Plata el 30 de noviembre. El comandante de la Fuerza era el capitán de navío Juan C. González Llanos y el buque madre era la corbeta República.

Estos buques prestaron servicios en la Fuerza de Submarinos, participando en numerosos operativos con la Flota de Mar y armadas extranjeras. Cabe destacar su actuación en ejercicios como Unitas, Caimán, Superman, Sayonara, Caio Duilio y otros con la Armada de Perú a su regreso de reparaciones ejecutadas en Estados Unidos. Esta generación fue dada de baja en 1971.

La tercera pertenece a la Clase Guppy y fueron botados en 1945, prestando servicios para con la US Navy durante la II Guerra Mundial. En 1971 fueron adquiridos por la Armada argentina. La tripulación fue transportada en avión y su adiestramiento duró dos meses, zarpando el 13 de agosto de 1971. El S-21 Santa Fe estaba al mando del capitán de fragata Juan C. Martínez y el S-22 Santiago del Estero del capitán de fragata Juan C. Malugani.

El 13 de septiembre de 1971 llegan a la Base Naval, incorporándose a la flota de la Fuerza de Submarinos, bajo el mando del capitán de navío Julio A. Torti. El buque de salvamento con que realizaban operaciones era el aviso Comandante General Irigoyen. Estos nuevos buques prestaron servicio hasta 1982 y durante su permanencia realizaron numerosos operativos.

 Es destacable la labor que cumplió el submarino Santa Fe en la guerra de Malvinas llevando buzos tácticos durante la primera operación. Esta nave, fiel al legado del Almirante Brown, cumplió su última misión en las islas Georgias del Sur, donde fue hundido por su tripulación.

La cuarta y quinta generación

Después de la II Guerra Mundial, el Arma Submarina avanzó a pasos agigantados. Para esa época se recibían en el país las unidades de la Clase Guppy. En la República Federal de Alemania (1969) comenzaba la construcción de la Clase 209 o Salta: los S-31 Salta y S-32 San Luis, durante el segundo semestre de 1969, acordándose, que serían trasladados a Buenos Aires en secciones. La fabricación se realizó en el astillero Howaldtswerke de Kiel y su terminación, o sea, el soldado final de las partes y su alistamiento en Tandanor.

Corresponde a un diseño de IKL, de Lubek, basado en un diseño de menor envergadura construido por esa firma. Las secciones se recibieron en el astillero nacional Tandanor en 1972 y la primera unidad se incorpora a la Fuerza de Submarinos en 1973, siendo comandante el capitán de navío Juan C. Malugani. El San Luis lo hace en 1974, siendo el comandante de la Fuerza el capitán de navío Juan A. Santoiani.

Esta modalidad de submarinos constituye un gran salto tecnológico, obligando a un mayor desarrollo logístico, que se concreta con la creación del TISU (Taller Aplicado de Técnicas Múltiples para Submarinos) en 1978, siendo su jefe el capitán de fragata Roberto Bernacchi. Actualmente se denomina Arsenal Naval Mar del Plata (ARMP).

foto: Clase “Guppy”, ARA “Santa Fe”, operó en terribles condiciones operativas y técnicas, burlando a los buques británicos para llegar a las islas Georgias del Sur y luego ser inutilizado.

El San Luis tuvo activa participación en la Guerra de Malvinas, demostrando una vez más, el alto grado de preparación, pericia y valor que posee la Fuerza a través de los hombres que combatieron en esa oportunidad, que lograron burlar el gran bloqueo antisubmarino ejercido por la flota británica, situación que se ve reflejada al haber recibido la medalla al Valor en Combate. El submarino Clase TR-1700 San Juan, de nuevo diseño y superlativas condiciones operativas y técnicas, llegó un año más tarde, comandado por el capitán de fragata Carlos Alberto Zavalla, siendo comandante de la Fuerza de Submarinos el capitán de navío Héctor H. González.

Actualmente el Comando de la Fuerza está integrado por los submarinos Salta, Santa Cruz, San Juan y la Agrupación de Buzos Tácticos, que, sumadas las dotaciones de personal militar y civil insertos en la Base Naval Mar del Plata, se encuentran completamente abocados al servicio de la nación e integrados completamente a la ciudad que los vio nacer.

La Agrupación de Buzos Tácticos, creada en el año 1952, es la pionera en la formación de Fuerzas Especiales, tanto en el país como en toda América del Sur. En aquellos tiempos un grupo reducido de ellos tenía su asiento en el buque de desembarco ARA San Bartolomé. Años más tarde se creó la 2ª Agrupación en la Escuadra Naval del Plata, hasta que en 1966 ambas se fusionaron, creando la actual Agrupación de Buzos Tácticos, con apostadero en la Base Naval Mar del Plata, dependiendo del Comando de la Fuerza de Submarinos.

Este tipo de Fuerzas Operativas Especiales tiene, entre otras tareas, en una hipotética situación de conflicto la de incursionar en costas enemigas, con el fin de obtener información para posteriores desembarcos. Para el cumplimiento de estas y otras misiones, la Agrupación de Buzos Tácticos utiliza diferentes plataformas de proyección: submarinos, aeronaves y unidades de superficie. Su personal, altamente capacitado como buzo de combate, paracaidista, especialista en explosivos y andinista, está entrenado para operar en terrenos particularmente hostiles y en situaciones de las más adversas. (Revista Defensa nº 416, diciembre 2012, Luis Piñeiro)

Foto de portada: TR-1700 ARA “Santa Cruz” en maniobras con los buzos tácticos en costas patagónicas.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.