Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Boeing y Embraer quieren un turbohélice igual o poco mayor que el ATR-72

Embraer se encuentra en una etapa avanzada de análisis para lanzar un nuevo avión turbohélice que desarrollará en asociación con Boeing, dijo el lunes el presidente ejecutivo de su división de aviación comercial. Según declaró el presidente ejecutivo de la División de Aviación Comercial de Embraer, John Slattery, a Reuters, el avión será del mismo tamaño o más grande que el  ATR-72, 70 asientos, fabricado por el grupo franco-italiano y que actualmente domina el segmento. La compra del control de la división de la empresa brasileña por parte de Boeing está a la espera de la aprobación de las autoridades europeas.

"Está dentro de nuestro mercado objetivo, siempre hemos sido claros al decir que está por debajo de 150 asientos y que tendrá una adyacencia natural con la familia E2", dijo Slattery, refiriéndose a la familia de Embraer de 80 a 120 jets regionales. . "El estudio del modelo de negocio va bien".

El ejecutivo declaró que Embraer no continuará con el proyecto del turbohélice si tiene que desarrollarlo solo, debido al costo estimado de miles de millones de dólares, además de otras prioridades de la compañía. Pero aseguró que no existe una relación entre el estudio de este avión y las negociaciones con los reguladores sobre el resto de las actividades de aviación comercial de Embraer.

"El volumen de recursos necesarios para un nuevo avión comercial de última generación es de un orden de magnitud que simplemente no tenemos apetito para desarrollar fuera del entorno de la empresa conjunta (con Boeing)", dijo Slattery. "Sin empresa conjunta, no hay turbohélice ".

Dijo que Embraer sigue confiando en la venta del control de su división principal a Boeing y citó el apoyo de varias aerolíneas que son clientes de la compañía. Embraer también está teniendo negociaciones "significativas" con General Electric, Rolls-Royce y Pratt & Whitney Canada sobre el suministro del motor para el posible nuevo turbopropulsor de la compañía.

Los turbopropulsores son más eficientes que los aviones a corta distancia, especialmente en momentos de altos precios del petróleo,y, todo parece indicar que el objetivo de los gigantes unidos en este proyecto, mas que la serie ATR, sea superar tanto al Dash 8 400 NG (hoy en nuevas manos),y salir al cruce del proyecto chino MA 700, ambos, turbos de alta velocidad, alcance mejorado y opciones aptas a abrir o mantener mercados de moderada frecuencia a costos interesantes, en  productos, que pueden ser suplantados o complementados agilmente por el jet cuando se torne necesario. 

Por su parte, Embraer y la FAB comenzaron a esbozar proyectos para un bimotor de 19 lugares, sucesor,no solamente del Bandeirante, sino adversario comercial futuro del Twin Otter 400, el Ruag 228NG y el Cessna 408 y otros de su clase. (Javier Bonilla, Corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.