Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Ospreys vuelven a volar a pesar de las dudas del accidente de Okinawa

 

La noche del pasado 13 de diciembre, un convertiplano MV-22 Osprey de la Infantería de Marina estadounidense destacado en Futenma, Japón, sufrió un accidente mientras ejecutaba un ejercicio de reabastecimiento en vuelo en la costa norte de Okinawa, momento en que uno de los rotores habría tocado la línea de repostaje y se produjo lo que Estados Unidos catalogó como “aterrizaje de emergencia”. De los cinco tripulantes del aparato, dos debieron ser hospitalizados por las heridas sufridas.

Este lunes se retomaron los vuelos de estos convertiplanos  tras haber sido  suspendidos por el accidente y que otro Osprey realizara un aterrizaje en la base de Futenma posando la panza al no poder desplegar el tren de aterrizaje, situación que se saldó sin heridos. El propio Ministerio de Defensa japonés valoró la vuelta a las operaciones con el Osprey como “comprensible” una vez que se habrían revisado tanto las aeronaves como los procedimientos de seguridad. Las autoridades militares estadounidenses han restado importancia al accidente para incidir en que no se trata de un problema propio de la aeronave y que ésta es segura de operar, dada la sensibilidad de la población local a la presencia de las tropas y aeronaves estadounidenses en la zona.

El comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses en Japón, el general Jerry P. Martínez, afirmó que se había realizado una revisión exhaustiva de los procedimientos de seguridad y se habían puesto en conocimiento tanto del Ministerio de Defensa como de Asuntos Exteriores de Japón. Aunque una investigación sigue en curso, se han mostrado confiados en el aparato, confirmando que el accidente se produjo por el roce de las aspas con la línea de combustible. En los mismos términos se manifestó el general Lawrence D. Nicholson, comandante de la 3ª Fuerza Expedicionaria de Marines, añadiendo que “es muy imporante que la población civil japonesa comprenda y comparta nuestra confianza en al seguridad y fiabilidad del MV-22.

Sin embargo las autoridades locales lo valoraron rápidamente como accidente severo, algo que queda claro si vemos las imágenes captadas por los medios de comunicación nipones. Como se aprecia en esas imágenes, el convertiplano se habría “posado” en aguas de poca profundidad pero sufrió severos daños en el fuselaje, el timón, en sus semialas y en los rotores ubicados en los extremos de estas.

En la base aérea de Futenma hay desplegados 24 convertiplanos MV-22 Osprey, dándose la circunstancia de que esta base se encuentra en una zona residencial muy poblada de la ciudad de Ginowan. Este accidente ha sido el único de importancia que ha tenido lugar desde que estos convertiplanos fueron desplegados en Japón en 2012. En la isla de Okinawa, la oposición local a la presencia de tropas estadounidenses es manifiesta y se hace eco rápidamente de cualquier problema de seguridad que pueda afectar a la población civil. De hecho el gobierno de esta prefectura se opuso a la decisión de volver a operar el Osprey, destacando sobre todo las quejas en Nago, la mayor ciudad al norte de Okinawa, en cuya costa se produjo el accidente.

El gobierno de la prefectura de Okinawa ha clasificado el hecho como un accidente, a diferencia del propio gobierno japonés o las autoridades militares estadounidenses que lo valoran como aterrizaje de emergencia. Desde el Acuerdo de Reversión de Okinawa de 1972 en el que Estados Unidos devolvió la titularidad de la isla a Japón, el gobierno de esta prefectura tiene registrados 46 accidentes con aeronaves militares estadounidenses y 493 aterrizajes forzosos.

Hay que recordar que aunque Okinawa supone escasamente el 1 % del territorio japonés, alberga tres cuartas partes de las bases estadounidenses en suelo nipón y la mitad de los 47.000 soldados estadounidenses en el país. Es por ello que hay un importante sentimiento en contra de la presencia militar estadounidense en la isla. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El Osprey accidentado (Kyodo)

·Los Osprey del Medium Tilrotor Squadron 265 en la base aérea de Futenma (U.S. Navy).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.