Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejercito del Aire incorpora una docena de nuevos Eurofighter

Se trata de aparatos de la trancha 2 y 3, que ya estaban construidos, y que tras una regularización económica-administrativa se han incorporado a finales de año al Ejército del Aire, que los tenía almacenados en la Base Aérea de Albacete. Con la incorporación de estos cazabombarderos, el Ejército del Aires suman unos 60 unidades, que se reparten entre el Ala 11, que tiene sede en la Base Aérea de Morón (Sevilla), y el Ala 14, que está en curso de reequipamiento su 141 Escuadrón con el Eurofighter, tras haber completado la dotación del 142 Escuadrón el pasado año.

Estos aparatos tras salir de la línea de producción de Airbus Defence and Space (DS) de Getafe (Madrid),  que es la encargada de montar los aparatos españoles, se entregaban al consorcio NETMA (NATO Eurofighter 2000 and Tornado Management Agency), que los depositaba en la base aérea de Albacete. El problema venía que no se producía la aceptación por parte del Ejército del Aire, por decisión del Gobierno por problemas administrativos en los pagos, para no aumentar el déficit público.

Mediante un acuerdo entre la Agencia de la OTAN y el Ejército del Aire, los aviones volaban a Albacete, donde el Ala 14 se encargaba de su mantenimiento, sostenimiento, incluidos periódicos vuelos cada 20 días para mantener su capacidad de operatividad y certificación de aeronavegabilidad. La actual entrega, oficializada a finales de diciembre, está generando un arduo trabajo administrativo y de los Grupos de Material de ambas Alas, que están acelerando al máximo su incorporación a los cuatro Escuadrones que ya utilizan la aeronave europea de última generación.

Aunque la idea inicial es que el Ejército del Aire se dotará de un total de 87 aparatos, tras recortarse las adquisiciones de los aparatos de la denominada Trancha 3, al igual que los otros  socios del programa (Alemania, Italia y Reinos Unido), la cifra total será de 73 unidades. A esta cifra se debe de descontar desgraciadamente la de las dos unidades perdidas un biplaza, o CE.16 según designación militar española, en agosto donde falleció un teniente coronel saudí en periodo de adiestramiento; y un monoplaza, o C.16, que se accidento en junio de 2014, y donde dio su vida por España el capitán Fernando Luna Carrascosa.

Las entregas de las 13 unidades pendientes de entrega se irán produciendo entre 2017 y 2018, a medida que salgan de la línea de montaje de Getafe, aunque la institución no descarta que en 2019 se tengan que cerrar las recepciones de las últimas unidades. Todos estos aviones son de la denominada Trancha 3, que incrementa las capacidades que ya tenían los de la Trancha 2.  Paralelamente el Ejército del Aire de manera orgánica a través de su Mando de Apoyo Logístico (MALOG), y el insustituible CLAEX (Centro Logístico de Armamento y Experimentación) están modernizando los de la Trancha 1 a fín de dotarles de algunas de las características que incorporan los de las Tranchas más avanzadas. (Julio Maíz Sanz)

Imagen: La flota de Eurofighter españoles superó las 25.000 horas de vuelo en 2014 Foto Ejército del Aire.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.