¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Miércoles, 17 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El último A-37B Dragonfly de la Fuerza Aérea Uruguaya deja de volar

A-37B Dragonfly de la Fuerza Aérea Uruguaya.

El único avión de combate en servicio de la Fuerza Aérea Uruguaya, un vetusto Dragonfly, cuyos motores GE J-85 y otros insumos ya han cumplido su vida útil, pasará casi un mes en tierra, quedando la defensa aérea del país a cargo de un par de Pilatus PC-7 del Escuadrón de Vuelo Avanzado, con 30 años de antigüedad, así como la modesta capacidad bélica de algún helicóptero.

Nótese que recientemente el gobierno uruguayo rechazó pronunciarse sobre una oferta por aeronaves BAe Hawk 100 y 200 actualizadas, acompañadas de simuladores, manuales, repuestos,etc., con opción, por muy poco más, por seis Tucanos AT 27 modernizados, toda la flota contando con Data Link, con repetidoras a otras unidades y a determinados teléfonos de altos integrantes del Poder Ejecutivo para el caso de tener que tomar decisiones graves.

También en el ámbito del transporte liviano, la situación de la Fuerza Aérea Uruguaya es muy compleja, ya que tampoco se han adquirido por FMS los dos aviones Beechcraft King Air B200 previamente negociados, con los cuales se suplantaría al último Bandeirante, malogrado en una colisión en la Base Aérea de Carrasco meses atrás. Asimismo, pese a que el  Ministerio de Economía y Finanzas se comprometió a entregar una cantidad cercana a 1.400.000 dólares para incorporar un segundo EMB-120 Brasilia, ya seleccionado, los fondos no se destinaron. Días atrás, el único Brasilia de la Fuerza Aérea Uruguaya (incorporado de segunda mano en 1999) tuvo un problema menor transportando autoridades.

Igualmente, es una incógnita lo que vaya a suceder en materia de helicópteros, ya que la decisión del gobierno congolés de acabar con las misiones de paz en ese país en unos meses, aleja las donaciones próximas de este tipo de aeronaves, que con esa intención de ayuda cede el gobierno estadounidense a la Fuerza Aérea Uruguaya de modelos Bell 212 periódicamente. Respecto a los UH-1H, cada vez es más dificultoso su mantenimiento, debido a la edad de los mismos. La situación material  actual de la Fuerza Aérea Uruguaya es la más grave de toda su existencia. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.