Domingo, 29 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Tensa situación en Uruguay por la compra de OPV para la Armada, accedemos en exclusiva al dictamen que apuesta por la opción China

Tras un insólito y sospechoso manto de secreto, incluso con la promulgación de un controvertido nuevo código de conducta por el Ministerio de Defensa sólo para la Armada, que impide  a sus miembros participar en redes sociales o dialogar con la prensa, incluso a niveles jerárquicos, bajo la posibilidad de penas muy graves, defensa.com ha accedido en exclusividad al dictamen de la Comisión Técnica pre adjudicadora de OPV para la Armada uruguaya.

El dictamen se pronuncia a favor de la opción china- más allá de cual sea la decisión política, en momentos en los cuales, curiosamente, se insiste en un supuesto TLC entre China y Uruguay (pese a la escasa cantidad actual de negociadores diplomáticos uruguayos),en una compra que, en definitiva, se iba a dilucidar en forma de compra directa.

Más extraño aún es que la opción china para la Armada Uruguaya no es la más barata (lo es la francesa Kership, que oferta el OPV 90, aunque- por instrucciones de casa matriz,  se ha negado duramente a cualquier contacto periodístico, al contrario de Damen, donde no hemos registrado inconvenientes para realizar nuestra tarea), en momentos en los cuales ha trascendido que muy probablemente el Ministerio de Economía y Finanzas habría puesto un límite no muy superior a los 140 millones de dólares a esta operación, incluyendo gastos administrativos, financiación- de difíciles y limitantes condiciones- entrenamiento, stock de repuestos, etc.

Raro también resulta que uno de los ítems excluyentes sea la limitación generada por el no plegado automático estándar de palas del helicóptero Leonardo AB 412CP de la Armada (sí en la versión original estadounidense) en relación al hangar y en comparación al precio de los buques ante la diversidad de opciones aéreas posibles. Si estas hélices fuesen plegadas por personal, insumiría más de 90 minutos. Sin embargo, la Aviación Naval no parecería haber sido particularmente tenida en cuenta en este proceso.

Asimismo, encareció enormemente este concurso la exigencia uruguaya de cañón de 76 mm., cuando la mayoría de buques OPV utiliza las últimas versiones de 40 mm, dobles de 30 mm, o, de 57 mm. China no ofrecía el cañón principal Oto Melara (hoy Leonardo)

En un principio, un total de 12 empresas formularon190 consultas,  a cuyas cortísimas respuestas, frecuentemente  elípticas o nulas, hubieron  muchas quejas.

Estas firmas fueron Metal Shark Boats (USA), que intentaba colocar el Defiant 165/versión de Damen 5009,cuyas medidas eran inferiores a las pedidas, Cotecmar (para sus derivados de la línea Fassmer OPV 93),Kership, CTSC, Hyundai, Construcciones Navales P.Freire, Navantia, Larssen y Toubro, Fincantieri, la turca Dearsan ,Cardama y la asociación entre Goa y Elbit, finalmente optando por retirarse.

La firma francesa CMN solicitó una extensión de plazo hasta el mes de abril para traducir manuales, que no obtuvo, tras lo cual quedaron los citados tres astilleros presentes, aunque Hyundai y CMN adquirieron pliegos Fincantieri, a la cual ,oficiosamente se aludió como llegando tarde, en realidad presentaba una nota a último momento, descartando participar.

Esta suerte de tribunal pre adjudicador, integrado por 10 oficiales y presidido por el C/N Marcos Saralegui, concluyó, de forma técnicamente  bastante controversial  y unánime, que los astilleros europeos incumplían ítems "excluyentes", aspecto discutible, pero se los seguiría ponderando, aunque recomendando, insistentemente, la opción china, un derivado de la saga P-56/P-18, vendido en Nigeria y Bangladesh.

Sin embargo, se condiciona la recomendación, de forma sui generis, a que su equipamiento interno sea occidental, aunque inclusive se ensamble en China, lo cual podría ser dudoso en varios aspectos (no sólo electrónicos), especialmente la no existencia de una versión occidental de cañón de 76 mm, por lo que es de suponer una oferta de una serie china del cañón  AK 176, de munición incompatible con la occidental, tema que podría extenderse a otros calibres., como el 12,7 o el 30 mm, lo que supondría una dependencia exagerada de fuentes chinas y similares, dificilmente sostenible..

La oferta china orilló los 200 millones de dólares por ambas unidades, desglosados en casi 152 millones por los buques, el Sistema Logístico Integrado a 15 años, otros 38 millones, así como sistemas Data Link y comunicaciones IP (R & S o Thales, dentro de las posibilidades chinas de adaptación y licencias), unos 9.500.000 dólares.

Qué hay detrás del apoyo a la oferta china a la Armada Uruguaya

La propuesta de Damen Shipyards Gorinchem se cotiza en 225 millones de dólares, de los cuales, poco menos de 215 millones por ambos buques OPV 1.800, en la variante de 2.200 Toneladas de desplazamiento y 83 metros de eslora, actualización y mantenimiento de software por 20 años a 10.130.000 dólares ,incluyendo un costo financiero dentro de la cifra global ,de 36.305.000 dólares.

El paquete de Kership- básicamente el mismo buque que Uruguay rechazó en 2016 por diversas insuficiencias técnicas y que solo adquirió Argentina- se cotiza en unos 149 millones de dólares, presentados en Euros, 134.300.000 ,desglosados en :127.800 millones de euros por los navíos, 100.000 euros de actualización (sin mantenimiento) de software a 20 años, instalación de sistema de navegación aérea táctica Tacan 1.900.000 euros, sistemas de Alerta Temprana ,Comunicaciones tácticas y detección C- ESM (posiblemente Thales Altesse o similares, que las unidades argentinas no tienen) y sistemas de ayuda a los sensores R-ESM, 4.500.000 euros.. Como se condiciona el mantenimiento de precios a la cotización diaria del Euro y las condiciones financieras, se consideró a la presentación, falible en estos aspectos.

Resulta muy curioso que a Damen se le haya atribuido falta de oferta de manuales en idioma español, cuando ese ítem fue ratificado expresamente, o que el tribunal haya aducido que no entregaría la primer unidad en 26 meses a partir desde la firma del contrato, lo que habría sido harto aclarado en una respuesta dada, así como el compromiso de formación de personal técnico, que también se asumió, ítem en el cual, si bien la firma china se comprometió a cumplir, existen varios antecedentes en el extranjero de dificultades al respecto.

Y aunque hay una clara y polémica decisión política uruguaya de dar diversos pasos que configuren el mejor escenario para un Tratado de Libre Comercio con el gobierno chino, se teme que, al igual que en el caso argentino hace muy pocos años, el presidente Macrón pudiera intervenir directamente y condicionara alguna apertura comercial con Uruguay a la compra de estos barcos ( con la Argentina fueron negociados  bio-combustibles, en ese momento, descartando así las opciones navales chinas y holandesas). De todos modos, sería muy difícil políticamente explicar a la Armada Argentina porqué a Uruguay se le cobraría más barata una nave que incluye opciones electrónicas no contempladas en el otro caso.

A su vez, el embajador de los Países Bajos ante Argentina y Uruguay ha declarado recientemente el pleno apoyo político oficial a la ponencia de Damen, cuyos escritorios locales quizá evaluarían la pertinencia de incluir alguna participación de su socio brasileño Wilson & Sons para ,eventualmente fortalecer estos aspectos. Tradicionalmente, Uruguay ha tenido un buen resultado con el material holandés en las tres Fuerzas, sea el balizados Sirius, adquirido en Kit a Damen, sean los dos longevos (hasta fines de los 90) aviones Fokker F-27 de la Fuerza Aérea-algunos de cuyos oficiales cursaron fotografía Aérea en Delft- o los camiones Daf del Ejército.

Si se insistiese en la opción china, la Armada uruguaya sería la primera de las Américas en utilizar estos navíos, con toda la incertidumbre que plantea el caso, y la molestia, casi explícita, de los Estados Unidos, que hasta podría considerar la cesión en condiciones benévolas de algún tipo de navíos para que esto no sucediese.

Lo irónico de esta situación es que una vez más, el postulante que ofrece el producto más sofisticado (al igual que en 2016, cuando  las mejores propuestas fueron claramente  de Lurssen (NVL) y Fassmer,) pueden quedar  condicionados a otras ofertas anteriormente rechazadas y a un juego político incierto. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.