Domingo, 2 de abril de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

¿Podría recibir la Fuerza Aérea Uruguaya los C101 dados de baja en el Ejército del Aire español?

CASA C-101 Aviojet E.25 Ejército del Aire y del Espacio.

El Ejército del Aire y del Espacio del Reino de España ha adquirido y está en proceso de terminar de recibirlos, 40 aparatos suizos PC-21 turbohélices, totalmente digitalizados de forma tal que no tienen nada que envidiar a los CASA C101 Aviojet que utiliza y seguirá utilizando la internacionalmente famosa Patrulla Águila, y que han constituido la espina dorsal durante décadas de la enseñanza militar aérea en esa nación, formando a centenares de pilotos en la Academia General del Aire (AGA) de San Javier, en la Región de Murcia a orillas del Mar Menor y del Mar Mediterráneo.

Bastantes años atrás y por gestiones que llevó a cabo con éxito el entonces Agregado Militar a la Embajada de Uruguay en España, coronel Mario Conde, y en las que participó el que suscribe, entonces corresponsal en Uruguay de Grupo Edefa, el Ejército del Aire español, transfirió a la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) un número importante de aviones Beechcraft Mentor, que prestaron importantes servicios en la enseñanza de los aspirantes a piloto uruguayos. Ignoro si aún alguno de esos venerables y casi eternos equipos siguen en activo en la FAU.

La idea sería que el Ejército del Aire y del Espacio español, transfiriera equipos C101 (podría enviar a Montevideo una buena cantidad de ellos, recientemente retirados de servicio), antes de que pasen a adornar –como ya lo hacen- rotondas de diversos lugares de España, a modo de monumentos.

Si bien es cierto que tienen sobre sí esos reactores muchos años de servicio formando pilotos en la antes mencionada AGA, han sido cuidados primorosamente por los cualificados mecánicos y técnicos de la Academia, de forma tal que quizás con retoques, o algunos más profundos, podrían estar en servicio surcando los cielos uruguayos muchos años más.

Aunque hubiera que invertir alguna suma para que las maestranzas militares hispanas pusieran a los C101 más al día de lo que están ahora, el ahorro sería muy importante, dado que España podría transferirlos a un precio meramente simbólico y en unas cantidades superiores a 20 aparatos, cubriendo así por un periodo de tiempo largo, las necesidades del país, que ya ha probado y sigue utilizando los incombustibles C212 Aviocar. Los más veteranos de la Fuerza Aérea Uruguaya tuvieron en su momento oportunidad de ver en Montevideo al C101, pues estuvo en Uruguay en una gira de la empresa constructora CASA, acompañando al C212.

En aquel momento la Fuerza Aérea Uruguaya adquirió varios C212, pero no juzgó oportuna la compra de los C101. Lanzo esta idea, no vaya a ser que por pasividad de quienes tienen que estar atentos cuando se producen estas gangas, no atinen a subirse al tren del éxito. Y digo esto porque con el coronel Mario Conde, hace varios años retirado pusimos en conocimiento de allegados a la FAU que se iba a proceder a la baja de estos aparatos y que podrían ser útiles al Uruguay, pero el aviso cayó en desuso en más de una  oportunidad.

Este es un intento más, y por cierto que Defensa es leída y tenida en cuenta desde hace décadas como la más prestigiosa publicación en su ramo en idioma español por los militares uruguayos, con los que este ex corresponsal, compartió muchas veladas (con algún que otro asado mediante, regado con vino español aportado por un servidor), tenidas en las que se hablaba fundamentalmente de la temática de la defensa, aplicada a todo el ámbito de la patria común hispanoamericana.

Ojalá este apunte de un viejo colaborador de Defensa, encuentre el eco que deseamos y una vez más España y Uruguay se encuentren en el ámbito de la solidaridad, llámese C212, patrulleros Talbot donados a la Policía uruguaya, y ahora –quién sabe- C101 Aviojet. Como se dice en muchos países hermanos hispanoamericanos, todo se andará. Ojalá se ande, pero que sea rápido, ligero, no vaya a ser que perdamos el tren una vez más. (Basilio García Corominas)

NOTA DE LA DIRECTORA: Publicamos este aporte de nuestro veterano, antiguo y querido corresponsal en Uruguay, por su gran interés. No obstante, el problema de la FAU es más profundo, pues de poco sirven unos magníficos entrenadores como los C101, que no tienen capacidad de armamento, cuando esa Fuerza Aérea se puede quedar sin aviación de combate para la que esos aviones serían muy útiles para su entrenamiento.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.