Lunes, 15 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Las fragatas João Belo de la Armada de Uruguay han sido muy poco efectivas y se analiza si su coste fue procedente

Aunque la operación de las fragatas João Belo de la Armada de Uruguay y su monto están documentadas, especialistas analizan si su cotización hace casi 14 años especialmente en relación al bajo rendimiento de las naves, fue procedente y adecuada.

Son una versión tropicalizada, para mejor desempeño en las antiguas colonias lusitanas,  de las francesas "Commandant Rivière”, que Uruguay ya utilizaba, compradas a Portugal tras su desafectación en poco más de ocho millones de euros cada una, por aspectos ambientales- sugieren altas fuentes uruguayas- de cualquier forma debían, en la época, abandonar el continente europeo inexorablemente, de no ser enajenadas.Ello podría plantear que las autoridades uruguayas de la época pudieron negociar de forma negligente o poco informada.

Normativas ecológicas europeas  vigentes  alcanzarían allí en un breve lapso a las viejas fragatas, aisladas térmicamente con asbestos, proceso ya altamente objetado en gran parte del mundo, especialmente de cara a un accidente o incidente grave, existiendo severas normas respecto a posibilidades o no de desguace en el Continente.

Desprogramada meses atrás por el país sudamericano, tras una escasa utilización y un insólito choque durante el traslado a Montevideo con su gemela,  la ROU 02 " Uruguay", la fragata “Comandante Pedro Campbell” (ROU 02, ex NRP Sacadura Cabral en Portugal), llegó a un cementerio de barcos asiático y en próximas jornadas comienza su desguace . La ROU O1( a la que alguna vez se evaluó cambiar sus viejos radares Decca, descartando esa posibilidad porque el costo del sensor superaba el valor de la embarcación), de procederse a un mantenimiento básico aún tendría 18 meses de actividad en Uruguay, si realmente lo amerita con un minucioso cálculo coste-beneficio.

No sería este el único cuestionamiento referente a las adquisiciones del dos veces ministro de Defensa del gobierno anterior, José Bayardi, pues también existieron fortísimas críticas a la costosa compra, durante su primer gestión ministerial, de lanchas Boston Whaler, inicialmente utilizadas por la Armada Nacional Uruguaya en Haití-para la MINUSTAH, misión de estabilización de Haiti de la ONU- posteriormente destinadas a su uso en Uruguay. También existirían dudas respecto a otro tipo de equipamiento de origen lusitano adquirido anteriormente aún no detallado. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.