Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los programas de modernización de las Fuerzas Armadas Peruanas

Las Fuerzas Armadas del Perú están inmersas desde hace varios años en un Programa de Modernización y Renovación orientado a recuperar sus capacidades operativas y de respuesta esencial, a fin de que puedan cumplir con mayor eficiencia los roles asignados constitucionalmente. A puertas de  inaugurarse SITDEF 2019, presentamos un panorama de sus avances y perspectivas.

De cara a 2021-25, la Marina de Guerra prevé la adquisición de 6 fragatas multirrol de 3.000 a 3.300 ton. y 2 submarinos de 1.200 a 2.000, que remplazarán a los 209/1100 (Clase Islay), así como la de 2 petroleros de 40.000 ton. para el Servicio Naviero y 4 buques Roll-On/Roll-Off que permitan afrontar de manera eficaz desastres naturales y trasladar apoyo a poblaciones costeras. De manera más inmediata, se gestionan los recursos para concretar la compra de 5 helicópteros de transporte y combate MI-171Sh Hip H (Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria en la Base Aeronaval del Callao), que remplazarán a los Mi-8T Hip C y serán empleados en las operaciones de despliegue rápido y de vigilancia en la Región Amazónica.

A esto se sumará, con carácter de urgencia, 1 avión de transporte medio An-32B de segunda mano que remplazará al que se accidentó en Mazamari en 2017. Más adelante, se prevé la adquisición, entre otras, de 3 aviones de transporte DHC-6-400 Twin Otter, 2 helicópteros Bell 412, 6 obuses autopropulsados de 155 mm., así como un sistema de armas antitanque y otro de misiles antiaéreos portátiles (MANPADS) y, posiblemente, más misiles antibuque MM40 Block III Exocet.

foto: BAP “Pisco” (AMP-156). SIMA inició la construcción de su gemelo, el BAP “Paita”.

Entretanto, avanza en su Programa de Modernización de los Submarinos 209/1200 (Clase Angamos). Se inició en diciembre de 2017 con el traslado del BAP Chipana (SS-34) al patio de transferencia del Arsenal Naval, que fue ampliado y mejorado mediante una inversión aproximada de 198 millones de dólares, que comprendió, entre otros, la construcción de un hangar, la implementación de un sincroelevador de naves con capacidad de izaje de hasta 2.500 ton. y un patio de transferencia y parqueaderos para realizar trabajos de construcción y reparación de buques.

La modernización de los 209/1200 a cargo del SIMA (Servicios Industriales de la Marina), con asesoría y asistencia técnica de ThyssenKrupp (Alemania), incluye la instalación del sistema de combate Kallpa, desarrollado por SIMA-SAE, periscopio SERO 250 de Airbus DS, ESM/ELINT Timnex II y dotarlos de la capacidad para utilizar el misil antibuque SM39 Exocet. Al mismo tiempo, en los astilleros del SIMA en El Callao y Chimbote, respectivamente, se inició la construcción de un segundo buque multipropósito de la Clase Makassar, BAP Paita; y de  las patrulleras marítimas de la Río Pativilca, el BAP Río Tumbes y BAP Río Locumba. La PIAS (Plataforma Itinerante de Acción Social) Yaraví se encuentra en el astillero SIMA-Iquitos, en un 40 por ciento de avance y debería ser entregada al final del año.

Ejército y Fuerza Aérea

El Ejército avanza a paso lento en la creación de brigadas acorazadas y de Infantería mecanizadas, en reemplazo de las actuales blindadas y de Infantería; y de otra Brigada Multipropósito. En lo que a compras se refiere, en 2019 se debería haber iniciado, mediante el Programa Pacha Kuyuchix, la de 301 vehículos de combate 8x8: 178 de transporte de personal APC (Armoured Personal Carrier) y 123 de combate de infantería IFV (Infantry Fighting Vehicle) para remplazar a los vetustos Unimog UR-416 y a los FIAT- OTO Melara 6614-G y 6616-H (4x4). Inicialmente, se preveía adquirir tan solo 22 (16 APC y 8 IFV) por un monto aproximado de 38 a 40 millones de dólares.

Sin embargo, en este momento el Pacha Kuyuchix se encuentra en suspenso debido a la falta de recursos y a que, ante los cuestionamientos al informe del Comité de Estudio Definitivo(1), que no habría seguido adecuadamente los procedimientos, se estaría ordenando un nuevo Proceso de Evaluación Técnico-Operacional. Aún pendiente se encuentra la compra, para optimizar sus capacidades operacionales, de un sistema de armas antiaéreo MANPADS, 1 Centro de Mando, Control, Comunicaciones e Inteligencia y 3 de Mando y Control de Artillería, así como de 3 DHC-6-400 Twin Otter para la Aviación del Ejército.

foto: La FAP está en vías de retomar, a razón de 2 aparatos por año, la adquisición de otros 8 C-27J.

La Fuerza Aérea afronta un difícil momento. Al menos desde mediados de 2011 gestiona los recursos presupuestarios a fin de recuperar con carácter de urgencia, las capacidades y niveles de operatividad de su aviación de combate, conformada nominalmente por 12 Mirage 2000P/DP, 19 MiG-29SMP Fulcrum C, 18 Sukhoi Su-25K y 10 Cessna A-37B/OA-37B Dragonfly. La disminución de los niveles de operatividad, y por ende de los programas de entrenamiento de pilotos, es calificada de preocupante y consecuencia directa de la falta de decisión y de una adecuada asignación de recursos por parte del Poder Ejecutivo.

El panorama de los MiG-29 es el más preocupante. El 29 de marzo pasado, un SMP se estrelló en las inmediaciones del Polígono de Tiro de las Pampas de Reque (Chiclayo), tras sufrir una falla en sus motores, reduciendo la flota  a 5 de esa variante y 2 SMP-UB. Estas naves, operadas por el Grupo Aéreo N° 6 (Chiclayo), alcanzaron ese estándar mediante una modernización realizada entre 2008 y 2011, gracias a un contrato por 107 millones de dólares que, además de extender su vida operacional por lo menos veinte años más, incrementó sustancialmente sus capacidades operacionales a un nivel tecnológico comparable al de los Su-30MKII(2).

La única opción viable, de UAC (United Aircraft Corporation), que agrupa a los diseñadores y fabricantes rusos de aviones civiles y militares, es invertir 151 millones de euros para mantenerlos operacionales cinco años. La propuesta contempla alternativas para mantener en operación 4 por 75 millones o 6 por 113 millones de euros. La flota incluye además a 8 MiG-29S y 3 SE adquiridos a Rusia en 1998, que se encuentran inoperativos, algunos desde hace varios años, a la espera de recursos para su inspección mayor. Los 12 Mirage 2000P/DP(3) requieren de manera inicial que se inviertan como mínimo unos 40 millones de euros para mantener operacionales 4 ó 6 aparatos durante cuatro años. Dependiendo de las necesidades y de la asignación de recursos se incorporarían más aeronaves. El monto final ascendería a unos 140 millones de euros.

De otro lado, la inspección mayor de los Su-25K/UBK Frogfoot (10, a través de un contrato de 40 millones de dólares con Rosoboronexport) avanzó con la vuelta al servicio de del primer avión a fines de agosto pasado, previéndose la entrega de otros 4 durante 2019. Finalmente, los 10 Cessna A-37/OA-37B del Grupo Aéreo N° 7 (Piura), remanentes de los 36 adquiridos en 1975 y 8 donados por Corea del Sur, requieren, ante su evidente obsolescencia, dificultades para obtener partes, motores y piezas de recambio, ser remplazados por un avión LIFT (Lead-In Fighter Training). La lista corta comprende al Leonardo M-346 Master, al KAI T-50 y su variante FA-50 Golden Eagle y al Yakolev Yak-130.

foto: Helicóptero Mi-171Sh-P. La Marina peruana prevé la adquisición de 5 y la FAP al menos 8 de los 24 previstos

A mediano plazo, la Fuerza Aérea está en vías de retomar, a razón de 2 aparatos por año, la adquisición de otros 8 aviones de transporte Leonardo C-27J Spartan (Programa de Recuperación de Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz con Aeronaves de Mediano Alcance y Mediana Capacidad de Carga), de al menos 8 de los 24 helicópteros Mi-171Sh (Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria de Mediana Performance) y de un sistema de defensa aérea conformado por 18 radares: 12 de vigilancia y alerta temprana con alcance mínimo de 450 km. y 6 de vigilancia de 180-250 km. (básicamente gap fillers, que se destinarían a cubrir áreas de topografía difícil), así como un sistema de misiles de medio alcance, MANPADS y cañones antimisil.

A esto se deberá sumar, la compra de 12 helicópteros utilitarios ligeros para misiones SAR (Programa de Recuperación de la Capacidad Operativa para el Soporte de las Operaciones de Búsqueda, Asistencia y Salvamento) y 6 aviones de transporte estratégico (Programa de Recuperación de la Capacidad Operativa de Transporte Estratégico y Reabastecimiento en Vuelo). En los planes a futuro se prevé la adquisición de 1 avión de alerta temprana y control (AWACS) y de 2 para misiones ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance), de 3 a 4 UAV MALE (Medium Altitude Long Endurance) y 1 Centro de Comando y Control, Comunicaciones e Inteligencia (C4IRS).

Para el general de Ejército Jorge Céliz Kuong, comandante general de la Institución, el VII Salón Internacional de Tecnologías para la Defensa (SITDEF) 2019 representa una buena plataforma tecnológica que ayuda a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional a mostrar armamento y equipos de última generación. Este evento nos permite actualizar nuestras doctrinas de seguridad, defensa y prevención de desastres; así como, ampliar nuestro panorama en este campo, en el marco de la transformación institucional que hemos emprendido. Gracias al SITDEF, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas han logrado importantes contactos con diferentes empresas extranjeras.

Esto ha contribuido a mejorar nuestra industria de defensa, importantes dependencias como la Fábrica de Armas y Municiones del Ejercito (FAME), los Servicios Industriales de la Marina (SIMA) y el Servicio de Mantenimiento de la Fuerza Aerea (SEMAN) se ven favorecidos y robustecidos, al poder observar, conocer, intercambiar puntos de vista, organizar talleres, fortalecer reuniones de trabajo y aprender las novedades que cada dos años nos traen estas grandes empresas, contribuyendo a la creación de industria en nuestro medio. Tenemos el compromiso de modernizarnos y crear capacidades reales y efectivas para transformarnos en un Ejército multimisión, siempre en conformidad con las necesidades que tenga nuestra sociedad en materia de seguridad y defensa. La transformación institucional es una ambición bastante difícil y llena de grandes retos, concluye el general.

Por su parte, para John Chuman, presidente del Salón, SITDEF 2019 se enfocará principalmente a la gran movilidad táctica de los vehículos a ruedas, en la ciberguerra y en la gestión preventiva de riesgos y desastres como un todo, ello a través de la exhibición física y virtual de las empresas participantes y siempre correlacionando las exigencias del mercado nacional e internacional, de acuerdo a la evolución de la doctrina táctica y estratégica. Esperamos la presencia de más de 150 expositores extranjeros y de por lo menos 50 nacionales, lo que significará la participación de más de 30 países. Una gran parte estará en la tercera versión de Expocyberseguridad, que es una atracción extra en SITDEF 2019.

Chuman recalca que esta feria le permite al Perú seguir creciendo, renovar su material y equipo, persuadir a las autoridades a invertir en seguridad y prevención de desastres, acercarse a lo último en tecnología de defensa y crear industria y a ser visto de una manera diferente a nivel regional. El Perú, por el avance vertiginoso de la tecnología mundial, se contagia también por defecto de todo ello. Gracias a las adquisiciones de gobierno a gobierno venimos trabajando y desarrollando trabajos de investigación, de cooperación y programas extraordinarios, en los que resaltan la mano de obra peruana. En este VII Salón de Tecnologías para la Defensa 2019 estará presente la participación de las diferentes áreas de I+D de los diferentes sectores, propiciando la creación de nuevas tecnologías y la inventiva en defensa.

Revista Defensa nº 493, mayo 2019, Alejo Marchessini


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.