Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Fusiles de asalto, ametralladoras y lanzagranadas entre el armamento para el Frente Policial del VRAEM

La Policía Nacional del Perú estaría en vías de adquirir - el marco del Programa de “Mejoramiento e Implementación de la Unidad PNP del Frente Policial del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) - Código Único N° 2163553 SNIP – un lote de armamento conformado por 700 fusiles de asalto de 5.56 x 45 mm, 4 fusiles de francotirador de 7,62 x 51 mm. y 80 ametralladoras: 50 de 5,56 x 45 mm. y 30 de 7,62 mm. El listado incluye, 50 lanzagranadas con acople tipo pistola y 20 de tipo MGL de 40 mm. y 50 escopetas de calibre 12GA El monto de la adquisición se cifraría en unos 24 millones de dólares.

Curiosamente, la adquisición, se realizaría en la modalidad de “contratación directa”, mecanismo excepcional que permite a los entes del estado celebrar contratos sin necesidad de realizar un proceso formal, que de no realizarse correctamente deviene en situaciones irregulares y de poca transparencia.

De acuerdo con información recabada por defensa.com, los Requerimientos Técnicos Mínimos (RTM) estipulan que de los 700 fusiles de asalto de 5,56 x 45 mm, 550 deberán tener cañón de 14.5” y 150 de 11”. La longitud para los fusiles con cañón de 14.5” deberá ser de no más de 81,3 cm. con la culata retraída y de 89,5 cm. extendida, y el peso, sin cargador, deberá situarse entre los 3 a 3,6 kg. Por su parte, los de cañón de 11” la longitud deberá ser de 683 cm. con culata retraída y 766 cm. desplegada, en tanto que el peso de entre 2,8 a 3 kg. En ninguna parte de los RTM, se menciona ni la cadencia de fuego ni el alcance efectivo. Ambas versiones deberán tener un armazón de aluminio aeroespacial o aeronáutico forjado con un riel picatinny integrado en la parte superior o inferior (MIL STD1913), vida útil de 20.000 disparos, cañón de acero de paso 1:7” intercambiable y que opere por pistón de gas de corto recorrido, regulable de 2 o más posiciones.

La culata debe ser de polímero de alta resistencia, con soporte de aluminio, de tipo telescópica de 4 a 6 posiciones. Además, deberán cumplir con la Certificación OTAN AC/225 y disponer de palanca de armar, selector de tiro y liberador de cacerina ambidextros, botón de asistencia directa para completar el acerrojado y una tapa metálica rebatible de la ventana de eyección ubicada en el lado derecho. Los órganos de puntería, guion y alza, deberá ser de acero, rebatibles y con traba. Las cacerinas deben ser de aluminio con capacidad de 30 cartuchos.

En lo que se refiere a los fusiles de francotirador de 7,62 x 51 mm, las RTM solicitan que dispongan de un cañón de acero de 16” con paso de 1:10”, longitud de 90 cm. con culata retraída y de 1,5 m. extendida, peso de no más de 5 kg, cacerinas de 20 cartuchos y miras telescópicas de 3-18x44 con retícula MRAD iluminada. De otro lado, las ametralladoras de 5,56 mm. y 7,62 mm. deberán tener, respectivamente, cañones de 15” a 19” y 18” a 25” con paso de 1:12”, y un peso de 5,5. a 6,5 kg. y de 9 a 12,5 kg. No se menciona, al igual que en los fusiles de asalto, ni la cadencia de fuego ni el alcance requerido.

Por su parte, los lanzagranadas de acople tipo pistola de 40 mm, de un solo tiro para granadas de 40x46 mm, deben tener un cañón de no más de 9,5” y peso máximo de 1,5 kg, en tanto los tipo MGL - con capacidad de 6 proyectiles - deberán tener una longitud de 680 mm. con la culata plegada y de 760 mm. completamente extendida, y ser capaces de disparar la gama de granadas de 40x46 mm. (BV) y de 40 x 51 mm. (MV): alto explosivo (HE), doble propósito (HEDP), fumígenas e Iluminantes, así como las no letales. El alcance efectivo con granadas de 40x46 mm. debe ser de 375 m. y de 800 con las de 40x51 mm. Finalmente, las escopetas de calibre 12GA deberán tener un cañón de 18,5”, longitud de 85 cm. a 110 cm. y capacidad de 5 a 6 cartuchos más uno en la recamara.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.