Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas del Perú: Balance de la Gestión 2017

En  2017 la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas (ACFFAA) gestionó 65 procesos de adquisiciones militares, tanto a nivel nacional como en el extranjero, por aproximadamente 77,3 millones de dólares. Es decir, un 49% más que en el año anterior, en que se realizaron 32 procesos. El ahorro estimado sería cercano a los 12,6 millones de dólares. Así lo informó a defensa.com, el Jefe de la Agencia de Compras, Roy Carbajal Tarazona, quien indicó que en 2017 se optimizó, entre otros, la plataforma informática con la creación de los Sistemas de Gestión Documentaria - que permiten la búsqueda y acceso a los expedientes de contratación digitalizados - y la de Tramite Documentario - que garantiza el flujo de las comunicación internas y externas, y la trazabilidad de la documentación –  así como de la Unidad de Gestión del Expediente, que permite realizar un adecuado seguimiento a los  Expedientes de Contratación, duplicando así la producción de procesos.

Además, se creó un nuevo portal institucional y se suscribieron, en un esfuerzo por mejorar la eficiencia y transparencia, convenios de cooperación con la Central de Compras Públicas (Perú Compras), el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) y el Ministerio del Interior (MININTER), y se ha establecido una estrecha relación con la Contraloría General de la República.

De los 65 procesos de adquisición realizados por la ACFFAA, 44 se realizaron en el mercado nacional por un monto de 35,3 millones de dólares. De estos, 7 corresponden a la modalidad de concurso publico, 15 a licitación pública y 19 a la denominada adquisición simplificada. A esta se sumaron otras 3 en la modalidad de subasta electrónica inversa. Entre las adquisiciones, gran parte de las cuales se refieren a vestuario, servicios de comunicación telefónica y satelital, y vehículos administrativos, destacan las de uniformes digitalizados con camuflaje AMAPAT/PACIFAT para las Fuerzas Armadas, los repuestos para el mantenimiento de los motores de las Patrulleras de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI) y los Seguros de Casco para el Buque Escuela a Vela BAP Unión (BEV-161) y el Buque Oceanográfico Polar BAP Carrasco (BOP-171). Aun en curso, debido a que fueron convocadas a fines de diciembre de 2016, figuran la contratación de los seguros de aviación de las Fuerzas Armadas por alrededor de 14,9 millones de dólares y la adquisición de unas 55.000 raciones de combate por un millón de dólares.

En el mercado extranjero se realizaron 21 adquisiciones, de las que 18 corresponden a la gestión de 2017 y 3 a la del 2016, por un monto de 42 millones de dólares. La más importante, sin duda alguna, es la adquisición de Equipamiento SIGINT para los Fokker 50 de la Aviación Naval (Programa de “Equipamiento para la Creación del Servicio de Vigilancia y Electrónica en el Distrito de Capitanía 3 del Dominio Marítimo Nacional”) por 23,4 millones de dólares vía Elta Systems (Israel). Otras adquisiciones de importancia fueron las de un simulador de vuelo para el Piper PA-44 Seminole de la Escuela de Aviación Civil (EDACI), un equipo optrónico Oteos-N para el BAP Unión (BEV-161) y los repuestos para los helicópteros de combate Mi-25D/Mi-35P de la Fuerza Aérea que, tal como informamos en defensa.com, fue adjudicada a empresas no certificadas ni autorizadas por el fabricante. De las realizadas, con cargo al 2016, destacan, para dotar a la Infantería de Marina, las de 148 pistolas Beretta 92A1 de 9 mm, 157 fusiles de asalto FN SCAR-L de 5.56 x 45 mm, 3 fusiles de francotirador SAKO TRG-22 de 7.62 x 51 mm. y 13 lanzagranadas Abrams Airbone AV-140 de 40 mm. Aún pendiente se encuentra la adquisición de equipamiento de campaña por un monto no revelado.

De acuerdo a información recabada por defensa.com, los problemas de gestión de la ACFFAA son diversos. Uno de ellos se refiere al polémico Manual de de Contrataciones en el Mercado Extranjero MAN-001-2015-ACFFAA-v3 (emitido en agosto de 2017) que dispuso, entre otros, que “para el caso de contratación de bienes, la invitación estará dirigida al fabricante o fabricantes de bienes iguales o similares al objeto de la convocatoria, así como a sus empresas autorizadas o acreditadas como representantes, y que la invitación deberá ser dirigida a distribuidores o proveedores de bienes iguales o similares al objeto de la convocatoria, entidades o empresas gubernamentales”. Adicionalmente, se estableció que para efectos del cálculo del puntaje total en un proceso - que anteriormente consideraba entre un 70% y 80% al factor técnico y 30% al económico - el valor del factor económico sea igual al técnico. Estas modificaciones generaron serios problemas, por ejemplo, en la adquisición de repuestos para los Mi-171Sh-P de la Aviación del Ejército y de los Mi-25D/Mi-35P de la Fuerza Aérea, la primera de las cuales fue anulada y la segunda terminó siendo adjudicada a empresas no certificadas ni autorizadas por el fabricante.

A esto se suman, entre otros, serias deficiencias en los estudios de mercado, documento que determina no solo las posibilidades de mercado sino el monto referencial,  y en los procedimientos de selección, calificación y control, que motivaron, por ejemplo, que la adquisición de uniformes digitalizados con camuflaje AMAPAT/PACIFAT, por un monto de 6,2 millones de dólares, fuera denunciada por un proveedor y derivara en una investigación por parte de la 2ª Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios. Más aun, la ACFFAA no cuenta con personal especializado en adquisiciones militares, y aún está en vías de implementar el Sistema de Catalogación OTAN (Programa de “Creación del Sistema de Catalogación de Bienes en la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas”) y de un adecuado Registro de Empresas y Proveedores, tanto nacionales como extranjeros. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.