¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 19 de julio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Se incrementan las entregas del revolucionario fusil de asalto XM7 al Ejército de Estados Unidos

Fusil XM7 ha comenzado apoyado con su trípode en el suelo.
El fusil XM7 ha comenzado, sólo hace unos pocos meses, a ser entregado a diferentes unidades del United States Army. Foto: Octavio Díez Cámara
En una decisión que llamó mucho la atención, el Ejército de los Estados Unidos, el todopoderoso United States Army, decidió hace poco apostar por un nuevo concepto de fusil de asalto con el que renovar, de momento parcialmente, sus capacidades ahora sustentadas con armas de la familia tipo M4 del calibre 5,56x45mm.

Para sustituirlas, el U.S.Army ha decidido ir incorporando en los próximos años el concepto resultante del programa NGSW (Next Generation Squad Weapon) que, de momento, contempla 107.000 fusiles de asalto entregados en 10 años. Los primeros, de lo que, de momento, se designa XM7 -la X por eXperimental-, comenzaron a llegar hace sólo unos pocos meses a determinadas unidades. Los responsables de la compañía SIG Sauer, que los fabrica, nos han informado recientemente sobre algunos detalles del mismo.

 

Las formas del cajón de mecanismos inferior y superior del XM7 se parecen a las del concepto M16, pero son muy diferentes. Foto: Octavio Díez Cámara

Disparamos el XM7

defensa.com ha podido disparar recientemente y manipular los XM7 y las ametralladoras ligeras XM250 que los complementan. En ambos, el nexo de unión es una novedosa y revolucionaria munición, la del 6,8x51mm que, en lo que a prestaciones finales se refiere, es conceptualmente distinta a la del .277 Fury que estaría destinada al mercado comercial y no al militar.

Sobre estos fusiles de asalto, que en líneas generales siguen el concepto de la familia MCX -tienen un aspecto general parecido a los M4 y detalles de su configuración que hacen que la manipulación sea casi idéntica-, decir que en ellos se han aplicado novedades técnicas que implican el uso de aleaciones de aluminio con una características y acabados que hacen que sean capaces de resistir las presiones que genera la nueva munición.

La manipulación y la precisión que se observan al dispararlo, así como el retroceso, son buenas, aunque como lleva supresor sónico en su boca de fuego parece un arma más larga de lo que realmente es; con ese accesorio, cargador para 20 municiones, visores,…, pues resulta algo más pesado y menos maniobrable que los que sustituirá.

Los XM7 aportan muchos detalles nuevos que los hacen mucho más letales. La munición del 6,8x51mm, a caballo en lo que a designación se refiere entre las del 5,56x45mm y 7,62x51mm estandarizadas en el ámbito de la OTAN, es de tipo híbrido y cuenta con una vaina con culote de acero diseñada para soportar presiones de hasta 125.000 psi, el doble que el 5,56x45mm.

Los XM7 se fabrican, de momento, en una única configuración en lo que a longitud y detalles se refiere. Foto: Octavio Díez Cámara

Los XM7 se fabrican, de momento, en una única configuración en lo que a longitud y detalles se refiere. Foto: Octavio Díez Cámara

Gracias a ello, se ha diseñado un cartucho que impulsa al proyectil que genera una balística terminal notoria al poder penetrar prendas antibala de nivel IV que se están generalizando y así neutralizar con rapidez la amenaza de combatientes adversarios en combate.

Tanto el XM7 como el cartucho 6,8x51mm, munición que también dispara la ametralladora XM250, generan una combinación de letalidad sin igual. No se trata sólo de mejorar lo que se tenía, se trata de apostar por algo que supone toda una revolución técnica en el segmento de los fusiles de asalto y por lo que asegura SIG Sauer una línea de evolución que afectará pronto a los ejércitos occidentales que tendrán que adaptase y, seguramente, apostar por municiones de carácter híbrido; será una transición que llevará unos años, pero que llegará y no afectará, como en otros casos, sólo a determinadas unidades de Operaciones Especiales o a usos muy determinados.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.