¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Viernes, 12 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército de Estados Unidos comienza a desplegar sus nuevos fusiles de asalto XM7 y ametralladoras XM250

Pruebas en entorno ártico de la nueva ametralladora (US Army)

El Ejército de Tierra de Estados Unidos ha comenzado el despliegue entre las unidades de la nueva dupla de armas individuales formada por el fusil de asalto XM7 y la ametralladora XM250, ambas destinadas a reemplazar a la veterana pareja formada por el M4 y la M249.

El XM7 Next Generation Squad Weapon (NGSW-Rifle) y la XM250 Next Generation Automatic Rifle (NGSW-Automatic Rifle), ambos de Sig Sauer, se alzaron con la victoria en el programa de reemplazo de las armas en servicio en el Army. Del inicio de su distribución informaba recientemente el Army Futures Command tras la entrega al 1er Batallón, del 506º Regimiento de Infantería de la División 1010 Aerotransportada de las primeras unidades de estas armas.

Como hemos venido informando en este medio, ambos productos reemplazarán al fusil de asalto M4 y la ametralladora ligera M249, destacando por la adopción de un nuevo calibre, el 6,8 mm. y la inclusión de visores con calculadores balísticos en todas las armas para aumentar la eficacia del arma y su precisión y potencia de fuego a mayores distancias que las de los conflictos en los que se adoptaron las actuales armas en servicio, como quedó de manifiesto por ejemplo en la guerra de Afganistán.

Ambas armas están dotadas de un visor avanzado, el XM157 Fire Control de la empresa Vortex Optics, que como su nombre indica, además de las propias de un visor de puntería incluye telémetro láser y un calculador balístico para optimizar la puntería, mostrando los resultados en un visor integrado en la óptica.

El fusil de asalto Sig Sauer XM7 con el visor Vortex XM157, en este caso sin el habitual supresor sónico (US Army)

Las dos armas están desarrolladas a partir de productos de la compañía estadounidense Sig Sauer, concretamente el fusil de asalto MCX-Spear (adquirido en España por la Fuerza de Guerra Naval Espacial de la Armada) y la ametralladora LMG, ambos caracterizados por la inclusión de supresores sónicos y en el caso del fusil de asalto, un diseño ergonómico que recuerda al de la familia M-16/M-4 lo que facilita su adopción. Los presupuestos del U.S. Army contemplan la adquisición de aquí a 2030 de 111.428 fusiles de asalto XM7, 13.334 ametralladoras XM250 y 124.749 visores.

En el marco del programa NGSW el Ejército de Tierra estadounidense evaluó sustitutos para la pareja formada por el fusil de asalto M4 y la ametralladora M249 SAW (Squad Automatic Weapon), ambas recamarados en el calibre 5,56x45 mm. La combinación de nuevos diseños y el calibre 6,8 (en el caso del arma propuesta por Sig Sauer, 6,8x51 mm. a diferencia del 6,8x43 o 6,8 SPC empleado por el USSOCOM) seleccionado deberá aumentar tanto el alcance efectivo como el poder de parada de las nuevas armas, estando previsto que el alcance pase de los 300 metros de las armas en servicio a los 600. Sig Sauer se impuso a General Dynamics Ordnance and Tactical Systems (GD-OTS) y AAI Corporation Textron Systems.

El nuevo calibre cubre el hueco existente entre el actual y difundido 5,56x45 mm. y el 7,62x51 empleado por ametralladoras medias y disponible en muchos fusiles de asalto por su mayor alcance. Se busca obtener unas prestaciones lo más próximas a la munición mayor con el menor tamaño y peso posible, reduciendo el retroceso, lo que permite una mayor precisión y aprovechando los mecanismos y diseños de armas compactas en 5,56x45.

Existen varias opciones en 6,8 mm. si bien Sig Sauer se decantó por un diseño propio con vaina de 51 mm. de longitud de acero y latón, lo que ofrece un 20 % de ahorro en el peso y un retroceso equivalente al 5,56x45. Según el fabricante, la munición de 6,8x51 mm. tiene un alcance efectivo de 1.200 metros, mucho mayor que la actual de 5,56x45. (José Mª Navarro García)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.