Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina de México acelera el montaje de armas y radares para su fragata de largo alcance POLA

La Marina Armada de México (Semar) va a contra reloj en el armado final de su Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) PO Reformador 101, la cual, de acuerdo con el cronograma de construcción naval, deberá estar lista para ser botada el próximo 23 de noviembre, una semana antes de que concluya el actual gobierno. La PO Reformador 101 está en su fase final de armado, previo a la botadura oficial anunciada por la secretaría para el 23 de noviembre en el Astillero de Marina número 20 (Astimar 20) de Salina Cruz, Oaxaca, en donde comenzó la construcción del buque.

El buque mexicano es un diseño de la firma Damen Shipyards, que modificó su fragata Sigma 10514 para adecuarla a las necesidades de la Marina de México que requería una nave con dos metros más de eslora y espacios para sistemas de armas y dos lanchas interceptoras de alta velocidad.

Así surgió la versión de la POLA que la Marina y Damen construyeron en dos etapas acordadas en el contrato, que incluyó una importante transferencia de tecnología y asesoría directa en el armado del buque en seis módulos; cuatro en el astillero naval mexicano y dos (puente de mando, torres de telecomunicaciones y en los astilleros de la firma holandesa. La nave -que según la Armada de México será la más avanzada en su tipo entre las marinas de guerra de Latinoamérica- tiene ya montados los sistemas de radar de la firma Thales, los de detección y seguimiento de la empresa española Indra, así como sistemas de comunicación encriptada vendidos por la firma Hermesys.

También tiene ya en su sitio el lanzador de misiles MK54 de la norteamericana Raytheon, con una dotación de 23 proyectiles supersónicos RAM Block II. El otro sistema de armas que ha sido colocado en su sitio es el lanzador de torpedos ligeros que fue adquirido por la Marina de México a la misma Raytheon. El montaje más reciente ha sido el del cañón italiano Leonardo 76/62 Super Rapid, que empleará proyectiles teledirigidos Dart/Strales fabricados igualmente por la firma europea. Las 31 Patrullas Oceánicas de la Armada de México cuentan con cañones Oto Melara y emplean proyectiles Dart en sus sistemas de armas.

El cañón 76/62 Super Rapid pertenece a una familia de armas de amplia gama que contempla calibres ligeros y medianos de largo alcance. El 76/62 Super Rapid es una versión mejorada del Oto Melara Compact. La versión adquirida por la Marina podría utilizar municiones avanzadas tipo DART/STRALES (Driven Ammunition Reduced Time of flight), de reciente creación y diseñados para interceptar misiles supersónicos.

El armamento naval que llevará la PO Reformador 101 fue comprado por el gobierno de México en aproximadamente 139 millones de dólares. La Marina Armada de México anunció en octubre que la botadura de la POLA será el 23 de noviembre en el Astimar 20. Una vez oficializada su incorporación a la flota de 266 buques con los que cuenta la Semar, la PO Reformador 101 deberá pasar varias pruebas en el astillero naval y en la franja costera del Pacífico durante todo el 2019, para iniciar sus misiones en forma a principios de 2020.

Oficialmente, la que será la fragata más avanzada de la Marina de México y de América Latina, tendrá un costo total superior a los 10.000 millones de pesos (aproximadamente 436,8 millones de euros). La PO Reformador 101 cuenta con una plataforma para embarcar un helicóptero de transporte mediano. En enero de 2018 la Agencia de Cooperación en Seguridad y Defensa de los Estados Unidos (DSCA en inglés) reveló la intención de la Marina de comprar un lote de 8 helicópteros UH-60M Seahawk, de los cuales uno sería para la POLA.

Sin embargo, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador dijo en su campaña electoral que de ganar las elecciones del mes de julio cancelaría esa compra por ser onerosa e ir en contra de su política de austeridad. El paquete de los ocho UH-60M fue tasado en mil 200 millones de dólares, ya que el material incluye refacciones, asistencia y mantenimiento para un horizonte de 10 años de vida útil.

En la última semana la Marina de México ha incrementado los mensajes en medios de comunicación y redes sociales destacando el salto tecnológico que significa la construcción de la POLA y el papel que desempañará la nave en el esquema de defensa y seguridad naval del país. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.