Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Ejército y Marina de México decomisan media tonelada de cocaína

En dos operaciones efectuadas por separado, tropas del Ejército y la Marina-Armada de México incautaron dos cargamentos de cocaína con un peso cercano a la media tonelada, detuvieron a tres personas, aseguraron un vehículo y evitaron que llegara a las calles del país el alcaloide que hubiera generado ganancias de por lo menos 102 millones de pesos (más de 4 millones de euros) a los distribuidores del crimen organizado.

En el estado de Quintana Roo, en la Península de Yucatán (frente al mar Caribe), tropas de la 34 Zona Militar y personal de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) incautaron cerca de 400 kilos de cocaína que varios narcotraficantes abandonaron en una camioneta, tras haberla descargado de un jet privado que ingresó ilegalmente a territorio mexicano. La aeronave, un jet privado Hawker 700 con aparente matrícula mexicana (XB-RCM), ingresó al espacio aéreo nacional desde Belice y fue detectada por el Sistema Integral de Vigilancia Aérea (SIVA) de la FAM, que despachó un helicóptero Bell 412 con un escuadrón de aerotropas para interceptar al aparato.

En tanto, por tierra fue movilizado un convoy con elementos de la 34 Zona Militar hacia el poblado de Polyuc, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, sitio en el que el SIVA registró el aterrizaje del avión. Varios medios de comunicación locales aseguraron primero que el jet fue bajado desde una aeronave militar a tiros y que por eso aterrizó de emergencia sobre la carretera del municipio, lo cual es falso.

La SEDENA explicó que cuando las tropas de tierra llegaron al punto del aterrizaje el aparato ya estaba en llamas y que no hubo ningún enfrentamiento antes o después de ese hallazgo. El Bell 412 de la FAM detectó dese el aire una camioneta Toyota roja abandonada a un costado de la carretera municipal y descendió para asegurar el vehículo, en el que había drogas y armas de fuego, pero del que lograron huir sus ocupantes y los del jet Hawker 700.

La camioneta ya estaba cargada con 13 paquetes de 30 kilogramos cada uno, arrojando un total aproximado de 390 kilogramos de una sustancia blanca similar a la cocaína, que se presume provenía de la aeronave ilícita; el peso oficial y sustancia será determinado por las autoridades competentes, indicó la secretaría. De haberse comercializado, la droga asegurada hubiera alcanzado un valor estimado en 109 millones de pesos, indicó el Ejército.

Cocaína en contenedores daneses
En otra operación, la Marina-Armada de México incautó 102,9 kilos de cocaína en el recinto portuario de Manzanillo, Colima, durante una revisión a los contenedores de un buque con bandera de Dinamarca. La Marina informó que al realizar una inspección a un buque con bandera de Dinamarca, localizó la droga en uno de los contenedores de la empresa “SVENDBORG MAERSK”.

La Unidad Naval de Protección Portuaria No. 62 (UNAPROP-62), adscrita a la Sexta Región Naval, la Aduana de Manzanillo, Fiscalía General de la República (FGR) y la Capitanía Regional del Puerto de Manzanillo realizaron el decomiso de 102.6 kilogramos de presunta cocaína y detuvieron a dos personas relacionadas con el cargamento.

“Esta acción derivó de una inspección de rutina realizada al buque Portacontenedores “SVENDBORG MAERSK”, con bandera de Dinamarca, procedente de Balboa, Panamá, así como de trabajos de campo y gabinete mediante los cuales se tuvo información de que citado buque transportaba carga ilícita, por lo que se desplegó una operación llevada a cabo por el Oficial de Protección del Puerto e Inspectores del Estado Rector pertenecientes a la Capitanía Regional del Puerto de Manzanillo, en coadyuvancia con personal perteneciente a la UNAPOP-62, así como de la Aduana Manzanillo y Fiscalía General de la Republica”, detalló la Marina.

Al momento de la inspección fueron localizadas en el interior de un contenedor dos personas del sexo masculino que no pertenecían a la tripulación del buque, así como dos bultos envueltos en plástico color negro con rojo que por sus características no correspondían a la mercancía transportada por lo que se procedió a su revisión.

Cada bulto contenía en su interior 45 paquetes en forma de ladrillos, a los que el binomio canino marcó “incidencia positiva”. Por lo anterior, arribó personal de la Fiscalía General de la República, procediendo a realizar la toma de muestras para su análisis con un equipo de detección de sustancias ilícitas, dando resultados positivos para cocaína, en un total de 90 paquetes, los cuales dieron un peso general aproximado de 102.6 kilogramos, señaló la Marina. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografía: SEMAR

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.