Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Dos helicópteros NH90 para las patrullas oceánicas de la Marina de México

La Marina-Armada de México solicitará recursos por más de 5.800 millones de pesos (cerca de 253,4 millones de euros) para comprar dos helicópteros NH90 NFH (NATO Frigate Helicopter), de Airbus Helicopters con los que busca reforzar sus operaciones de vigilancia en alta mar.

Es una de las primeras solicitudes de adquisición de material bélico en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien en campaña aseguró en un par de ocasiones que si ganaba las elecciones presidenciales cancelaría la compra de una flota de ocho helicópteros MH-60R Seahawk o la del NH90 NFH por ser demasiado costosas. El pasado viernes 14 de diciembre se publicó la solicitud de compra de la Armada de dos helicópteros avanzados NH90 NFH, equipados con sistemas de guerra antisubmarina, para dotar a sus fragatas. Uno de los NH90 NFH estará embarcado en la patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) ARM Reformador 101, abanderada el pasado 23 de noviembre.

La Armada de México advierte que, en caso de no concretarse esta compra, se podrían utilizar de manera alternada los 13 helicópteros Panther AS 565 Mb que ya se encuentran embarcados en varias unidades de patrulla, a los que se sumarían 4 helicópteros rusos Mi-17 desplegados en estaciones navales costeras, pero con la gran desventaja de que estas ultimas aeronaves no cuentan con las capacidades de equipamiento y respuesta rápida de los NH90 NFH. Al carecer de la autonomía y condiciones de vuelo necesarias para operar en alta mar, los Mi-17 restringirían la efectividad de la institución, se señala.

 El documento Análisis de Costo Eficiencia/Adquisición de helicópteros para Operaciones Embarcadas de Largo Alcance fue elaborado en junio de 2018, pero su envío a la base de datos de las Secretaría de Hacienda se reservó para después de la toma de posesión de AMLO, una vez que fue nombrado todo su gabinete y que se delinearon los criterios del presupuesto federal para el 2019. El documento señala que al contar con dos aeronaves embarcadas de este tipo, equipadas para la detección y ataque a submarinos, la identificación e interdicción de objetivos vinculados al tráfico de drogas, armas y sustancias químicas en aguas nacionales e internacionales y la ejecución de operaciones de apoyo a la población civil en casos de desastre, se fortalecerán las acciones de defensa de la soberanía, protección de riquezas naturales, defensa y seguridad nacionales, señala la Marina en la solicitud de recursos financieros con la que busca se le apruebe dicha compra de material aeronaval.

 El objetivo central de este Proyecto de Inversión es el de “Fortalecer la capacidad de apoyo aéreo de la Armada de México que permita mantener el Estado de Derecho y la Defensa Exterior, mediante la dotación de aeronaves de vanguardia, con tecnología de punta y equipo necesario para la ejecución de misiones navales anti-superficie, antisubmarina y antiaérea”, indica el inicio del texto. Para proteger las riquezas naturales del país y para cumplir con las misiones de seguridad interior, es necesario adquirir “dos activos para operaciones embarcadas de largo alcance a bordo de unidades de superficie (buques oceánicos) con plataformas de Anaveaje idóneo para helicópteros, para garantizar la seguridad nacional y mantener el control en las zonas marítimas nacionales y espacio aéreo correspondiente”.

 El análisis indica que la inversión en dólares estadunidenses sería de aproximadamente de 284,6 millones,  equivalentes a 5.844 millones  de pesos.

El análisis presupuestal de la Marina recomienda se autoricen los recursos para la compra de los dos helicópteros NH90 NFH, ya que esto permitirá a la institución contar con activos modernos y tecnología de vanguardia. El 21 de abril de este año, defensa.com adelantó la intención de la Marina-Armada de México de dotar a la POLA con un helicóptero avanzado para realizar múltiples misiones.

 Los dos candidatos eran el MH-60R Seahawk, de la firma estadunidense Lockheed Martin y el NH90 Sealion, de Airbus Helicopters. Finalmente, el nuevo alto mando naval, encabezado por el almirante José Raúl Ojeda Durán, se decidió por el aparato de la firma Airbus en su versión avanzada. En su momento adelantamos que la Armada de México tenía la mira puesta en los NH-90 NFH, que tienen un menor costo, contarían con más equipamiento, mejores condiciones de pago y mayores prestaciones que las ofrecidas por los MH-60R. El NH-90 NFH de Airbus Helicopters es una versión navalizada que puede ser embarcada en buques oceánicos tipo fragata. Es considerada como parte fundamental de los actuales sistemas de armas en muchas armadas del mundo. Airbus Helicopters, en su rana militar, señala haber entregado a la fecha 345 naves como esta en diferentes versiones a diversas fuerzas armadas.

El helicóptero está diseñado para una capacidad total tanto en la guerra antisubmarina (ASW) como en la unidad de superficie antisubmarina (ASuW), indica Airbus. El NH-90 NFH puede desarrollar también misiones de vigilancia marítima y control, control aerotransportado de alerta, transporte de apoyo logístico, reposición vertical (VERTREP), acciones de evacuación (CASEVAC) y operaciones especiales - incluyendo operativos antiterroristas y acciones contra la piratería marítima. El aparato puede configurarse para lanzar misiles, torpedos y sonoboyas antibuque, mientras que la versión NFH -la que le interesa a la Armada de México-puede equiparse con un misil antibuque y un torpedo simultáneamente. La vida útil de los NH90 NFH se estima en 20 años. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal de Grupo Edefa en México)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.