Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Definido el fortísimo esquema de seguridad militar y policial para la asunción del nuevo presidente de Brasil el 1 de enero

Hasta 12.000 hombres, integrantes de las Fuerzas Armadas, de las Policías federal, civil y militar, de los bomberos y del departamento de tránsito del Distrito Federal estarán involucrados en la ceremonia de asunción del nuevo presidente brasileño Jair Bolsonaro. La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) es uno de los órganos  más destacados en la operación. Para garantizar la seguridad del evento que se celebra en Brasilia, en la tarde del próximo martes , en que el presidente electo,  toma posesión del cargo, una serie de acciones están siendo tomadas por la institución. Se planearon acciones de refuerzo en la defensa aérea y en el control de tráfico aéreo - actividades ya realizadas por la Fuerza todos los días del año, las 24 horas del día.

La planificación prevé la creación de áreas de exclusión, con tres niveles de restricción, en los que sólo aeronaves autorizadas sobrevolarán. Las áreas roja, amarilla y blanca serán accionadas al mediodía del día 1º. La Alta Autoridad de Defensa Aeroespacial, que analiza las solicitudes de sobrevuelo y autoriza posibles empleos de la fuerza, será el Comandante de Operaciones Aeroespaciales (COMAE), Major-Brigadeiro del Aire Ricardo Cesar Mangrich. Están a cargo del oficial general la aplicación de las Medidas de Policiamiento del Espacio Aéreo y apertura de fuego de la artillería antiaérea. "La motivación de la operación es la protección de todos los que están asistiendo, así como fue hecho durante los grandes eventos, con lo que pretendemos crear un área de extrema seguridad, impidiendo la entrada de medios aéreos no autorizados. Para cumplir ese objetivo, la FAB cuenta con aeronaves preparadas para la pronta respuesta y misiles antiaéreos ", afirmó.

En el área roja, que comprende un radio de 4 Millas Náuticas (7,4 km) desde la Plaza de los Tres Poderes, el sobrevuelo está prohibido. Las únicas excepciones son un helicóptero de la Empresa Brasil de Comunicación (EBC), que hará colecta de imágenes y transmisión en vivo del evento, y una Aeronave Remotamente Pilotada (ARP), Elbit Hermes  RQ 900, de la FAB, que va a proveer imágenes para estructuras de inteligencia y seguridad. "El ARP RQ-900, operado por satélite, actuará suministrando datos para las fuerzas de seguridad y defensa. Habrá también un sistema de interferencia en drones que puedan sobrevolar el local. Si alguna aeronave puede entrar en el área roja sin autorización, será automáticamente identificada como hostil y estará sujeta a las medidas que sean necesarias, incluso la destrucción ", añadió el Mayor-Brigadier Mangrich.

El área amarilla, cubre un radio de 25 Millas Náuticas (46,3 km), abarcando, inclusive, el Aeropuerto Internacional de Brasilia, es considerada restricta. Para sobrevolar, es necesario coordinar autorizaciones junto a la FAB - independientemente de que las aeronaves estén involucradas en actividades operativas relacionadas con la posesión (como el helicóptero del Cuerpo de Bomberos del Distrito Federal en accionamiento para rescate, por ejemplo) o sean pertenecientes a la aviación general. Las autorizaciones, que varían según la implicación o no con la operación, necesitan ser sometidas hasta las 12.00 GMT del 31 de diciembre. Para la aviación general, también hay necesidad de solicitar ranuras junto al Centro de Gestión de la Navegación Aérea (CGNA).

También existe un área blanca, considerada reservada, y abarca un radio de 70 Millas Náuticas (129, 6 km), a partir de la célebre Plaza de los Tres Poderes. Para sobrevolarla no es necesario solicitar autorización, pero la presentación del plan de vuelo es obligatoria.

Para la aviación comercial, no habrá grandes impactos; ya para la aviación general (aeronaves de taxi aéreo, instrucción, aviación agrícola, entre otras), sólo para aquellas que operen en las áreas roja, amarilla y blanca ya citadas. El Jefe de la División de Operaciones del Primer Centro Integrado de Defensa Aérea y Control de Tráfico Aéreo (CINDACTA I), Teniente Coronel Anderson Jean Oliveira Silva, explica la situación del Aeropuerto Internacional de Brasilia. "Será un aeropuerto coordinado por la demanda específica del evento: el CGNA capitaneará la gerencia del flujo, teniendo en vista, además de las exigencias del área de seguridad, la capacidad del patio del aeródromo. Deseamos que la aviación comercial no sufra impactos y la  aviación general goce de lo esencial para sus actividades ", dijo.

Por tierra, el esquema de seguridad estará igualmente reforzado. Militares y miembros de las fuerzas auxiliares de seguridad pública ocuparán puntos estratégicos a lo largo de la Explanada de los Ministerios. Por motivos de seguridad, no hay perspectiva de celebrarse  la tradicional ceremonia religiosa en la Catedral, sino un breve culto ecuménico, donde Bolsonaro encontrará al vicepresidente general Hamilton Mourão para proseguir rumbo al Congreso en coches separados.

Incluso sin aún definir si Bolsonaro realizará el trayecto en el tradicional Rolls-Royce convertible, vehículo usado durante ceremonias por los presidentes desde la década de 1950, todo el recorrido se hará a lo largo de una rigurosa seguridad. El esquema prevé el uso de equipos especiales para bloquear señales con frecuencias electromagnéticas de control de drones y las llamadas frecuencias piratas. Para el público, habrá restricción a algunos objetos, materiales y equipos, que no podrán ser portados, como: botellas, paraguas, etc. Después del juramento ante el Legislativo, Bolsonaro se dirige hacia el Palacio del Planalto- sede del Ejecutivo- para recibir la banda presidencial del mandatario saliente, Michel Temer.

De acuerdo con las fuentes cercanas a la organización del evento, allí  sí debe haber una limitación de los presentes por medidas de seguridad.El ceremonial de la Presidencia de la República invitará a los ministros, jefes de los Poderes y presidentes de municipios y bancos públicos. Además de ellos, Bolsonaro y Temer tienen derecho a una lista de invitados. El equipo del gobierno de transición no divulgó el nombre de los que serán convocados a la toma de posesión. Por la noche ,se desarrollará un cocktail en los salones del Palacio Itamaraty, Ministerio de Relaciones Exteriores.

Bolsonaro prohibió la presencia de mandatarios latinoamericanos no democráticos, como el cubano Díaz Canel, del venezolano Nicolás Maduro y del nicaragüense Daniel Ortega, mientras despierta curiosidad la posible reacción del nuevo presidente brasileño ante la presencia del boliviano Evo Morales, de quien es un notorio adversario, y del uruguayo Tabaré Vázquez, la mayoría de cuyos ministros (incluso el canciller Nin Novoa) expresaron conceptos deshonrosos  acerca del nuevo mandatario brasileño durante la última vuelta electoral. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.