Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Presidente de Ecuador reconoce como sabotaje la explosión radar de Manabí y anuncia cambios para luchar contra el narcotráfico

Un sabotaje provocó la explosión del radar que, desde la cima del cerro de Montecristi, en la provincia de Manabí, había entrado en funcionamiento el pasado 27 de octubre para controlar los vuelos narco en la zona, un problema creciente en América Latina.  Diez días tardaron en dinamitar el esfuerzo del Gobierno de Lasso por sumar medios a la lacra del tráfico de drogas, un problema que ha dejado de ser una cuestión de delincuencia común con la entrada de los grandes cárteles en el país.

El Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, emitió este lunes un mensaje a la Nación en el que informaba del sabotaje al radar español, un atentado que pone la guinda a un escenario de enorme inseguridad  y corrupción, un capítulo en el que ha insistido de manera especial:Vivimos las consecuencias de la politización y corrupción de la seguridad ciudadana, entregaron deliberadamente territorios a bandas delictivas para que operaran de manera impune, ustedes han visto el crecimiento del micro-narcotráfico en nuestras ciudades, pero también el sabotaje a un radar que había sido puesto a operar en Manabí, minaron nuestra justicia y la relación entre poderes del Estado, en consecuencia nuestras fuerzas del orden sufrieron el mismo deterioro, crearon un entorno permisivo para el crimen, de manera que ya no nos enfrentamos a la delincuencia común, si no a los más grandes cárteles de la droga del mundo, que han visto como  aquí, hasta hace unos meses, podían operar sin resistencia”

Lasso ha destacado la fuerza de medios y músculo económico de esos cárteles, que rivalizan con los propios presupuestos nacionales de Ecuador. Frente a la situación que ha permitido la expansión del narcotráfico, asegura se está actuando ya de manera enérgica, asumiendo él mismo la coordinación de las fuerzas del orden “la seguridad ciudadana pasa a ser la prioridad número 1 del despacho presidencial” ha dicho.

“He decidido rearticular el liderazgo de nuestras fuerzas pública (…) la ciudadanía exige el compromiso absoluto de depurar cada nivel, puesto y rango y devolver así a nuestras Fuerzas el liderazgo necesario para depurar el hampa”. Lasso anunció asimismo que ha decretado el nombramiento del general Fabián Fuel como Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y del General Luis Burbano como Comandante General del Ejército.

Ha insistido, además, en la necesaria colaboración entre países para combatir el narcotráfico: “Gobiernos aliados como el de Estados Unidos, Israel, Colombia, Reino Unido y España ya nos han manifestado su firme voluntad de apoyarnos en la lucha contra esta amenaza” .


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.