Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministerio de Defensa de Chile formará parte del nuevo Consejo de Política Antártica

Durante la última semana de enero, la Cámara de Diputados envió a segundo trámite el proyecto que establece el Estatuto Antártico Nacional. Según se informó, esta iniciativa busca impulsar la activa participación en la gestación, implementación y desarrollo de un régimen antártico efectivo y adecuar las normas de derecho interno que rigen a Chile según las nuevas exigencias internacionales.

El proyecto, impulsado por el Ejecutivo y que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados, en general y en particular, establece que la Política Antártica Nacional fijará los objetivos de Chile en la Antártica de manera unificada. Será propuesta por el Consejo de Política Antártica y fijada por el Presidente de la República, quien la promulgará mediante decreto supremo expedido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, y que llevará además las firmas de todas aquellas carteras que tienen relación con esta materia: los Ministros del Interior y Seguridad Pública, de Defensa Nacional, Hacienda, Economía, Fomento y Turismo, y Medio Ambiente.

En el ámbito de la Defensa, el proyecto presenta funciones específicas en materia antártica y norma a los llamados "operadores antárticos del Estado de Chile", quienes serán los encargados de organizar y realizar las actividades operativas, logísticas y científicas que el país desarrollará en la Antártica, así como la mantención de sus bases y estaciones.

Unidad de criterio

Esta propuesta significa un gran cambio ya que implicará una unidad de criterio para que, por primera vez, las iniciativas para la Antártica no dependan de los esfuerzos que haga cada rama armada u operador antártico en particular, sino que en este caso se van a sumar los recursos para que las instituciones tengan asegurado el presupuesto para propósitos definidos a nivel nacional.

De esta manera, en el ámbito de la Defensa, este nuevo Estatuto Antártico Nacional llegaría a hacerse cargo de hechos pasados en los que las Fuerzas Armadas debieron gestionar recursos de manera particular a fin de mantener sus funciones en la Antártica.

Un hecho emblemático ocurrió en 2001 cuando el entonces comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general Patricio Ríos Ponce precisó que la FACH estaba “destinando demasiado presupuesto a la Operación Antártica, y esta actividad, como se lo manifesté al Presidente de la República (Ricardo Lagos), es algo que va más allá de la misión de la institución".

En ese minuto, el Gobierno de Ricardo Lagos había decretado una la reducción del presupuesto de la institución para sus bases en la Antártica. Ante eso, si bien Ríos aseguró la continuidad de la operación en la zona, alertó que a largo plazo, "si no tenemos el presupuesto que se requiere, tengo que ir reduciendo lo que estamos haciendo allá", agregando que lo primero que se dejaría de hacer es abrir las bases que regularmente se habilitaban para que vayan los científicos.

En 2004 en tanto, nuevamente por problemas presupuestarios, la Armada de Chile se vio obligada a decretar el cierre de sus operaciones en la base Arturo Prat, el primer asentamiento en la Antártica chilena inaugurado un 6 de febrero de 1947.

En ese entonces, se informó que la Marina no contaba con los fondos suficientes para seguir manteniéndola, cerca tres mil millones de pesos al año. En el recinto trabajaban más de 30 personas.

Plan de modernización

Recientemente el Presidente Sebastián Piñera ha anunciado un plan de modernización para la Base Frei (fundada en 1969), que ampliará las capacidades de habitabilidad para la dotación de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) destinada durante el año en esta zona, además de nuevas instalaciones para el personal de Defensa y delegaciones que lleguen a la zona en período veraniego. Serán cuatro módulos con 30 dormitorios single cada uno.

Desde este año y hasta 2030, Chile invertirá US$ 73,5 millones para este fin. En marzo se iniciará la licitación de los estudios básicos e ingeniería de detalle.

En cuanto al proyecto de ley que establece el Estatuto Antártico Nacional se espera que comience a regir 180 días después de su publicación en el Diario Oficial, en tanto que los reglamentos dispuestos para su aplicación tendrán un plazo de dos años para ser dictados por la autoridad. La Política Antártica Nacional deberá ser sometida a evaluación y actualizada, al menos, cada 10 años desde la fecha de su promulgación.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.