Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno de Chile revela los detalles de la reforma a la Ley de Financiamiento a las FFAA

En un solemne acto en el salón Montt Varas del Palacio de la Moneda, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto al ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, y de Hacienda, Felipe Larraín, firmó las indicaciones al Proyecto de Ley que establece un nuevo mecanismo de financiamiento de las capacidades estratégicas de la Defensa Nacional y que deroga la Ley Reservada del Cobre. Se espera que el proyecto sea ingresado durante esta semana al Congreso.

El mandatario explicó que la reforma busca un doble objetivo. Por una parte, dotar a las FF.AA de los recursos necesarios, en forma estable, para que puedan tener las capacidades estratégicas, operativas y disuasivas, y por otra, que puedan responder en tiempos de paz, en caso de una catástrofe o emergencia.

Actualmente, explicó, el gasto en Defensa se financia a través de dos mecanismos muy distintos: a través del presupuesto anual, se financia el gasto ordinario de la Defensa Nacional que tiene que ver con salarios, entrenamiento, operaciones y muchas cosas más, y a través de la Ley Reservada del Cobre que financia las adquisiciones destinadas a mantener las capacidades estratégicas y su mantenimiento. Sostuvo que en este último sistema de financiamiento hay un déficit de transparencia, una “dependencia absurda del precio de un metal como es el cobre” de las compras militares y la ausencia del Congreso Nacional en la discusión.

“Estamos proponiendo que las Fuerzas Armadas tengan en este segundo componente de capacidades estratégicas, un presupuesto a 4 años plazo, que se enmarca en un plan a 12 años plazo, que es el instructivo o la Política Nacional de Defensa”, dijo. “De esta manera, vamos a destinar - en la propuesta que estamos haciendo al Congreso- 2.600 millones de dólares provenientes de los saldos de la actual Ley reservada del Cobre a financiar ese presupuesto a cuatro años que estamos presentando con este proyecto de ley”, sostuvo.

Agregó que además de este fondo a 4 años plazo, el Gobierno estima necesario tener un piso mínimo garantizado a poder asegurar que las necesidades de la Defensa. “Van a tener siempre un piso que va a dar una garantía mínima, y ese piso lo hemos calculado como el 70% del monto promedio de los gastos de operación y sostenimiento, así como en inversiones en material bélico del periodo comprendido entre el año 2010 y el año 2017. Por otra parte, también creemos que es necesario para poder hacer frente en forma ágil y diligente a eventualidades, a situaciones que no han sido anticipadas, a eventuales posibles conflictos y también a catástrofes naturales, o incluso a ciertas oportunidades que puedan producirse de crear un fondo de contingencia estratégica que va a contar con un monto inicial de 1.000 millones de dólares y que va a alimentarse de esos 1.000 millones adicionales más los recursos de las leyes de presupuesto puedan querer agregar”.

Anunció, por último, que – por un periodo de ocho años - los recursos remanentes en la cuenta de la Ley Reservada del Cobre se incorporarán al fondo de estabilización económica y social, que va a permitir que esos fondos engrosen y aumenten el fondo de reserva para eventualidades a nivel nacional.

Fuente: Ministerio de Defensa de Chile


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.