Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El General Arturo Merino Núñez asume como nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile

El ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, acompañó al Presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la ceremonia de cambio de mando y entrega de la Comandancia en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) realizada ayer en la Base Aérea de El Bosque.

El general del aire Arturo Merino Núñez se transformó en el 26° Comandante en jefe de la FACh, en reemplazo del general del aire, Jorge Robles Mella. Merino Núñez tiene 58 años, es piloto de combate, está casado y es padre de tres hijos. A la fecha de ser nombrado por el Presidente Piñera ocupaba el cargo de Jefe del Estado Mayor Conjunto. El nuevo Comandante en Jefe de la FACh es, además, hijo del primer jefe de la Fuerza Aérea y prócer de la aviación nacional, el comodoro Arturo Merino Benítez.

Respecto a su trayectoria, dentro de las principales destinaciones del general Merino Núñez destacan el haber sido Director Ejecutivo de la Feria Internacional del Aire y del Espacio, FIDAE 2006; Agregado de Defensa a la Misión Permanente de Chile ante las Naciones Unidas; Director de la Escuela de Aviación; Comandante en Jefe de la Iª Brigada Aérea y Comandante del Comando de Combate y Comandante del Comando Conjunto Norte.

Es Ingeniero de Ejecución en Sistemas Aeronáuticos, mención Piloto de Guerra de la Academia de Guerra Aérea; Diplomado en Seguridad Internacional y Operaciones de Paz de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE); Diplomado en Planificación y Gestión de Sistemas Aeronáuticos de la Universidad Santo Tomás y Profesor Militar de Academia, mención Operaciones, de la Academia de Guerra Aérea; y Graduado del Curso de Estado Mayor en el Centro de Estudios de Estado Mayor de la Defensa de Madrid, España.

Fuente y fotografía: Ministerio de Defensa de Chile.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.