Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las Fuerzas Armadas de Chile rechazan ataques a sus instalaciones y defienden la legítima defensa

En el contexto del brutal estallido social sin precedentes que vive Chile se han producido ataques a recintos y monumentos del Ejército, la Fuerza Aérea de Chile (FACh) y la Armada. Las Fuerzas Armadas han rechazado los ataques e informado que repelarán nuevos ataques en “uso de la legítima defensa”.

El Ejército de Chile se refirió específicamente al ataque al Cuartel Nº 2 de la Escuela de Ingenieros Militares en la Comuna de San Antonio, Tejas Verdes, en la zona central del país, que se vio afectado durante la la tarde del martes 12 de noviembre.

El hecho, afectó a una parte de sus instalaciones y como consecuencia de este ataque, resultó herida una Soldado Conscripto femenina con un proyectil en su rostro, la que luego de recibir los primeros auxilios y al ser atendida por personal médico, se encuentra fuera de riesgo vital. El actuar del personal de la guardia del cuartel, con apoyo de una unidad de reacción y dando cumplimiento a los procedimientos establecidos, evitó que se produjeran mayores daños.

Esto se suma a lo acontecido en el Regimiento de Infantería Nº 23, en Copiapó, en donde tres soldados y un manifestante quedaron heridos. Mientras que en Tarapacá, el cuartel general de la VI División de Ejército, en Iquique, ha sido atacado constantemente en las últimas dos semanas.

“Frente a nuevos ataques a instalaciones militares en cualquier parte del país, éstos serán respondidos adecuadamente en uso de la legítima defensa, con las capacidades puestas a disposición del personal que custodia estas instalaciones en resguardo del personal, infraestructura, equipamiento y bienes públicos entregados por el Estado para el cumplimiento de sus tareas constitucionales”, indicó la Institución en un comunicado.

“Junto con reiterar la condena a este tipo de agresiones a una instalación militar y su personal, sin mediar ningún tipo de provocación, el Ejército de Chile rechaza categóricamente cualquier acto de violencia, ya que en ningún caso contribuyen al clima de paz que necesitamos todos los chilenos”, se agregó.

Por su parte, la Fuerza Aérea de Chile rechazó la acción “violenta e injustificada” de un grupo de manifestantes que intentaron quemar una aeronave A-36 “Halcón” ubicada en la vía pública de la comuna de Alto Hospicio, la que fuera cedida como monumento por la Institución el año 2010 a dicha localidad como testimonio de los inicios de las operaciones de la FaCh en esa región del país.

“Cabe señalar que, junto con reunir todos los antecedentes para dar inicio a las acciones legales que corresponda contra quienes resulten responsables, la Fuerza Aérea de Chile expresa su total repudio a este tipo de hechos delictuales que no contribuyen en nada a la paz social que debe prevalecer en el país”, precisó, agregando que “ataques a instalaciones de la Fuerza Aérea en cualquier parte del país, serán respondidos adecuadamente en uso de la legítima defensa, con las capacidades puestas a disposición del personal que custodia estas instalaciones en resguardo de la infraestructura, equipamiento y bienes públicos entregados por el Estado para el cumplimiento de sus tareas constitucionales”.

Por su parte, la Armada informó que durante la tarde del jueves 14 de noviembre un grupo de personas que protestaba en la Plaza Dagoberto Godoy, en Temuco, derribó una estatua de Arturo Prat Chacón para usarla como parte de una barricada. Se trata de una obra donada al municipio por parte de la Universidad Autónoma de Chile, en mayo del 2015.

“La Institución lamenta lo ocurrido porque el monumento recuerda a un marino que dio su vida por la Patria y, ante esto, insta a la comunidad a cuidar y respetar los símbolos que dan vida a nuestra historia, así como la figura del Comandante Arturo Prat Chacón, quien es modelo de unión y amor a nuestro país”, precisó. (Pamela Squella, Santiago de Chile)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.