Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Comandante en Jefe del Ejército de Chile defiende el financiamiento para mantener las capacidades de las FF.AA.

El Comandante en Jefe del Ejército chileno, Ricardo Martínez Menanteau, otorgó su primera entrevista a la prensa desde que asumió en el cargo a finales del año pasado. En conversación con el diario El Mercurio, el oficial se refirió, entre otros asuntos, al sello que quiere imprimirle a su gestión, al rol del Ejército en la defensa de Chile, al proyecto de reemplazo de la Ley del Cobre y la investigación sobre supuestas irregularidades en el uso de recursos fiscales.

Respecto a lo primero, manifestó su aspiración “a promover un Ejército moderno de cara a la gente, a través de un salto cualitativo en la formación académica, profesional y en la entrega de valores que, haciéndose cargo de su historia, nos permita enfrentar los desafíos que nos presenta una sociedad más exigente y demandante. A su vez, indicó que quiere "promover la reflexión mediante un análisis y discusión de la actuación del Ejército en los últimos 50 años en todas las áreas, incluida la de los Derechos Humanos, de manera de asegurarle al país profesionales que hayan aprendido de sus acciones para las tareas que el Estado les demanda". Eso, enfatizó, incluiría desde la sublevación militar conocida como el Tacnazo, de 1969, hasta el más reciente fraude que afectó a la institución.

También indicó que “el Ejército no puede ser visto como perteneciente a un sector político o a una parte de la sociedad. El Ejército debe ser considerado transversal. Una de las tareas que me he dado para estos cuatro años es trabajar incansablemente para que el Ejército sea percibido como perteneciente a todos”

Consultado respecto de si la tarea principal el Ejército, la de la defensa, podría confundirse con la de su asistencia ante catástrofes, el Comandante en Jefe respondió que “el que haya Fuerzas Armadas es una decisión del Estado. Y cuando el Estado decide tenerlas no es para que el rol principal sean las catástrofes, es para que el rol sea la defensa. Existen para mantener la soberanía, la integridad territorial y evitar cualquier amenaza externa. Las FF.AA. y el Ejército, claro, tienen capacidades polivalentes. Eso quiere decir que además de cumplir roles propios de la defensa pueden cumplir roles que, en este caso, pueden ser útiles para las catástrofes. Y en eso el Ejército va a ir siempre en ayuda de los compatriotas, porque tiene una preparación, equipamiento y disciplina”.

En cuanto a la discusión política respecto a cuánto se debe gastar en armamentos, Martínez precisó que “en los últimos 20 años, los distintos gobiernos han dado muestras concretas de una preocupación por las capacidades estratégicas de las FF.AA. Ha sido una preocupación constante desde el gobierno de Ricardo Lagos hasta el gobierno actual que las FF.AA. tengan las capacidades que le permitan cumplir con su rol principal que es la defensa. No tengo ninguna duda de que el estamento político tiene en su mente que con lo que ha costado levantar las capacidades de las FF.AA., a lo menos hay que mantenerlas”.

Respecto a la reforma al financiamiento de las FF.AA. comentó: “Qué exista una Ley del Cobre o no, no es relevante para el Ejército. Lo relevante es que exista un financiamiento para mantener esas capacidades. Nosotros como Ejército apoyamos la iniciativa de reemplazo a la Ley del Cobre que lleva el Ejecutivo, porque toma en consideración que las capacidades se puedan mantener. Las capacidades no son fruto de una decisión institucional, es una decisión política. Ninguna institución por sí misma decide incrementar su nivel de tanques o de aviones”.

Ante la pronta lectura del fallo de La Haya sobre la demanda marítima boliviana, el Comandante en Jefe negó un refuerzo especial en la frontera. “El Ejército realiza sus tareas de manera normal. No existe un reforzamiento especial”, aseguró.

Por último, consultado sobre el millonario fraude que afectó al Ejército, explicó que “el caso del fraude nos dolió profundamente. Nuestros esfuerzos y trabajo apuntan a reforzar todos los mecanismos de control y lo estamos haciendo permanentemente, incluyendo las 22 medidas que hemos implementado después de nuestra auditoría”. (Pamela Squella, corresponsal de Grupo Edefa en Santiago de Chile)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.