Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Estados Unidos continúa apoyando a las Fuerzas Navales de Centro America

El Gobierno de Estados Unidos donó cuatro interceptores navales a la Armada de Defensa Nacional de Guatemala del tipo Midnight Express entregadas para las Fuerzas Navales Especiales, que las operará desde su base en Escuintla. Los buques transferidos a Guatemala ayudarán a sus fuerzas a aumentar su capacidad de respuesta, mejorando su capacidad para interceptar el tráfico de drogas. En 2019, Operaciones Aéreas y Marinas (AMO por sus siglas en ingles), de la Agencia de Aduanas y de Protección Fronteriza de los EE. UU, llevó a cabo un entrenamiento de tácticas de interdicción de buques con las fuerzas guatemaltecas. Los interceptores navales serán utilizados para implementar dicho entrenamiento.

La Armada de Guatemala espera recibir un buque de clase Island y un nuevo NCPV.  Otros activos potenciales que estarían disponibles para su transferencia a las marinas regionales son 8 navíos de la clase USCG Marine Protector, que pasarán a ser excedentes este año, a medida que se les remplaza con patrulleros de la clase Sentinel.

Un Marine Protector es un buque de 87 pies de largo basado en el diseño Stan 2600 de Damen Group, un total de 74 fueron construidos por Bollinger Shipyards de Lockport, Luisiana. Cuatro de ellos fueron entregados a aliados extranjeros (2 a Yemen y 2 a Malta).  Este tipo de navío monta dos motores diésel MTU 8V 396 TE94.  El NCPV, de 85 pies de largo, por otro lado, también se basa en el diseño Stan 2600, y Metal Shark está construyendo 13. Países como Guatemala, Honduras y El Salvador podrían recibir un par de NCPV y también un par de Marine Protector.

Sin embargo, hay que considerar que, aunque basados en el mismo modelo, ambos navíos difieren en detalles.  El Desafiante-85 es impulsado por dos motores Caterpillar C-32 de 1.600 caballos de fuerza.  Tanto el NCPV como el Marine Protector han sido diseñados para misiones extendidas en el mar, apoyando a una tripulación de diez y llevando una RIB de 5.6 metros construida por Metal Shark y una de 7 metros en el caso del modelo USCG.  En los próximos días se entregarán los modelos FNH-8502 Aguan a Honduras, y PM-15 a El Salvador.

La Guardia Costera de los Estados Unidos (USCG) ha anunciado que está ampliando sus asociaciones con países de América Central y del Sur y el Caribe para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU). Entre otros planes, la USCG desplegará 15 equipos de entrenamiento en Centro y Sudamérica.

Además, Estados Unidos continúa apoyando los esfuerzos de interdicción de drogas.  En febrero de 2021 entregó dos nuevos buques Tempest 44-FCI al Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica (SNGC) y ha anunciado el financiamiento de la construcción de un nuevo centro de capacitación y mantenimiento en Puerto Caldera, en la Provincia de Puntarenas, en el Pacífico de Costa Rica. El edificio tendrá 7.000 metros cuadrados y su construcción costará 1,5 millones de dólares, donados íntegramente por el gobierno de Estados Unidos. Las instalaciones incluirán 12 aulas para la capacitación de oficiales y un hangar para el mantenimiento y reparación de embarcaciones. Además, EE.UU. financiará las reparaciones de dos patrulleras Eduardoño de construcción colombiana utilizadas por la SNGC, todas por un valor de $2,3 millones.

Estados Unidos ha aportado más de $40 millones anuales en apoyo de las operaciones de Costa Rica. En 2018 entregó tres embarcaciones Clase Isla, ahora con banderines SNGC 110-1 Juan Rafael Mora Porras, 110-2 General José María Cañas y 110-3 Rodrigo Carazo, y tiene programada la entrega de dos clases NCPV 85-Defiant. En diciembre de 2020,  fueron tres navíos de Metal Shark. Dos de los buques comprados tienen 38 pies de largo, cada uno con un valor de $ 588,500. Están equipados con tres fuerabordas de 300 caballos de fuerza, con capacidad para ocho tripulantes. El otro tiene 45 pies de largo, valorado en $ 1,485,000 y dos poderosas turbinas de 567 caballos de fuerza. La inversión total es de $ 2.662 millones. La adquisición incluyó la capacitación por parte de los técnicos de la empresa Metal Shark para once oficiales que los operarán, quienes están certificados para usarlos. Los tres cuentan con tecnología de punta en equipos de navegación y comunicaciones, además de estar equipados con camarotes equipados con aire acondicionado y cómodos asientos para su tripulación. Estas condiciones permitirán al personal realizar su trabajo de manera segura y adecuada, sobre todo porque en algunas operaciones la Guardia Costera tendrá que pasar mucho tiempo navegando y enfrentando condiciones climáticas extremadamente adversas. Costa Rica incautó 56,7 toneladas de cocaína en 2020; esto es un aumento del 56 por ciento en comparación con 2019. Además, capturó 14,4 toneladas de marihuana, un 45 por ciento más que en 2019. (Julio Montes)

Fotografía: FNH-8502 y PM-15 listos para su entrega.

Proteción Marítima.

Uno de los nuevos Metal Shark de Costa Rica (Metal Shark).

Midnight Express de 39 pies entregado a Gauetamala (US Embassy in Guatemala).

Tempest 44-FCI de Costa Rica (Presidencia CR).


  


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.