Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

¿Base Militar China en El Salvador?

Las nuevas relaciones entre El Salvador y China han despertado un revuelto sobre la posibilidad de que el país asiático establezca una base naval en el país centroamericano. La misma embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, advirtió que la instalación, en Puerto La Unión,  podría convertirse en una base militar china.  Si sumamos que El Salvador está desesperado por darle vuelo a este improductivo puerto y que China está envuelta en el proyecto del canal en Nicaragua y en expandir su influencia en la región, los temores por dichas instalaciones son más que reales.  

Taiwán rompió preventivamente relaciones con El Salvador, poco antes  de que el país centroamericano diera su reconocimiento diplomático a China.  Previamente el gobierno de El Salvador trató de persuadir a Taiwán para que ayudara a revitalizar el Puerto de La Unión, con una inversión de $4.000 millones, y apoyo para construir una zona de libre comercio de unos $23.000 millones, además de pedir fondos para financiar las próximas elecciones presidenciales del 2019.

El Puerto La Unión comenzó a construirse en abril de 2005 y concluyó en diciembre de 2008, a un costo de $210 millones, de los que $101,3 millones se financiaron con un préstamo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y que se dejará de pagar en octubre de 2041.  Se trata de un mega proyecto que no ha vivido a la altura de su inversión.  En 2017 se atenderían tan solo 12 buques, lo que no alcanza a cubrir los costos de mantenimiento, especialmente si los cálculos hablaban de un movimiento de hasta los 25.000 contenedores, pero en ocho años solo había movilizado 12.839.

Ya antes habíamos insistido que las instalaciones del Puerto La Unión se encontraban en una zona estratégica y que, por su posición, era deseado su ofrecimiento como base naval a los Estados Unidos para ejercer control marítimo en la región y en su lucha contra las drogas.  Se pudo haber pensado en algo similar a la Base de Cooperación Avanzada de Comalapa, pues la enorme explanada de concreto puede fácilmente acomodar una considerable flota naval.

El Salvador mantuvo relaciones estrechas con Taiwán durante 80 años, manteniendo vínculos comerciales de unos $150 millones al año.  En 2001, Taiwán donó alrededor de $180 millones para ayudar a reconstruir el país luego de los terremotos de enero y febrero de ese año.  El dinero desaparecería en las arcas del partido ARENA.  Ayudó a la construcción del Ministerio de Relaciones Exteriores, invirtiendo casi $10 millones.  En el 2011 Taiwán entregó 27 vehículos al Ministerio de Justicia y Seguridad, seguido por la entrega de 247 motocicletas.  En julio de 2017 Taiwán donó cuatro helicópteros HU-1H para la Fuerza Armada de El Salvador. (Julio Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centro América)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.