Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Militares brasileños contra el fuego en la Amazonía

Más de 43.000 miembros de las Fuerzas Armadas (Marina, Ejército y Fuerza Aérea) brasileñas se encuentran en la región tras el anuncio  de su implicación por parte del ministro de Defensa, Fernando Azevedo, y el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles. Tras la publicación del Decreto N ° 9.985 del 23/08/2019, el viernes (23 de agosto), se instaló el Centro de Operaciones Conjuntas en el Ministerio de Defensa para llevar a cabo las acciones. El documento autoriza el uso de las Fuerzas Armadas para garantizar la Ley y el Orden Ambiental (GLOA) y para acciones subsidiarias en las regiones fronterizas, tierras indígenas, áreas de la Unión y otras áreas de la Amazonía Legal, si así lo solicita el gobernador del estado respectivo.

"El empleo será básicamente en acciones preventivas y represivas contra el medio ambiente ilícito y el levantamiento y la lucha contra los brotes de fuego", explicó el ministro Fernando Azevedo, durante una conferencia de prensa. “En los últimos años, las Fuerzas Armadas han aumentado significativamente su presencia en la Amazonía. Contamos con el Sistema de Protección del Amazonas (SIPAM), coordinado por el Ministerio. SIPAM utiliza las tecnologías más avanzadas para monitorear el medio ambiente y toda el área ”, dijo Fernando Azevedo.

El Ministro de Medio Ambiente destacó la importancia de las acciones de las agencias locales. “Una vez más, hacemos un llamado a los estados para que participen en este esfuerzo. Entendemos que muchos tienen limitaciones, pero no podemos llevar a cabo estas actividades de aplicación, comando y control sin el apoyo de los Estados ". Las operaciones de orden público y orden ambiental en la Amazonía legal serán coordinadas por el Jefe de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Teniente Brigadier Air, Raul Botelho. Hasta la tarde, solicitaron apoyo y el Presidente de la República autorizó el uso de la Ley y la Garantía del Orden (GLOA) en los estados de Rondônia, Roraima, Tocantins y Pará.

Las Fuerzas Armadas proporcionaron dos aviones de extinción de incendios C-130 para operar en Porto Velho (Rondonia). Entre las organizaciones militares de ese estado están designadas para reforzar la lucha contra los incendios forestales, la 17ª Brigada de Infantería de la Selva, ubicada en Porto Velho, la Estación de Policía Fluvial de Porto Velho y el Centro de Vigilancia Regional (CRV), también perteneciente a SIPAM, también situado en Porto Velho. Un helicóptero del instituto ambiental IBAMA despegó de Cuiabá(capital de Mato Grosso) para apoyar las acciones en Porto Velho, el viernes por la mañana. También se enviaron cuatro aviones de lucha contra incendios del ICMBio- Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad-   AT 802F al estado de Rondônia.

 La Fuerza Aérea de Brasil transporta de Brasilia a Porto Velho a 30 bomberos de la Fuerza de Seguridad Pública Nacional a los sitios en llamas. En el Centro de Operaciones Conjuntas del Ministerio de Defensa, se reunirán permanentemente representantes del Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), la Fuerza Nacional, la Policía Federal, el Centro de Gestión y Operaciones del Sistema de Protección Ambiental. Amazonia (Censipam), el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento y el Ministerio de Relaciones Exteriores. Hace unos días, el estado de Mato Grosso había pedido a todos los pilotos agrícolas que tomaran cursos de fuego, para que pudieran contar rápidamente con sus aviones, que se pueden adaptar fácilmente a estas tareas.

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) emplea dos aviones Hércules C-130 para combatir brotes de fuego en el Amazonas, partiendo de Porto Velho (Rondonia (). Los aviones son operados por el Primer Escuadrón del Primer Grupo de Transporte (1er / 1er GT), actualmente con sede en el Ala 11, Río de Janeiro. La FAB conforma el esfuerzo conjunto, coordinado por el Ministerio de Defensa, para combatir los incendios que azotaron la región amazónica.

El C-130 tiene el sistema llamado MAFFS, el Sistema Modular de Lucha contra Incendios en el Aire Modular. El equipo consta de cinco tanques de agua y dos tubos que sobresalen por la puerta trasera del avión y pueden transportar hasta 12 mil litros de agua. Para cumplir la misión, el avión debe volar sobre el área del incendio a una altura de 150 pies. La liberación, por presión, dura siete segundos y la inercia misma es responsable de esparcir el líquido sobre el fuego, a lo largo de una línea de 500 metros. Después de descargar el agua, el avión regresa a Porto Velho, el punto de apoyo, donde recibirá una nueva carga. La FAB ya ha apoyado otros incendios en Brasil y en el extranjero. En noviembre de 2015, un helicóptero Hércules y H-34 Super Puma fueron empleados en un incendio ocurrido en Chapada Diamantina (Bahía). En enero de 2017, un Hércules C-130 también fue empleado en la lucha contra incendios en Chile. En este momento, se liberaron más de 500,000 litros de agua en la región de Bío Bío, una de las más afectadas. También en 2017, la FAB empleó dos de estos aviones para combatir el incendio en Chapada dos Veadeiros (Goiás).

El gobierno colombiano también ha ofrecido a Brasil otro Hércules con equipamiento similar, mientras el presidente argentino, Mauricio Macri, enviará 200 bomberos a la Amazonia, mientras el presidente chileno Miguel Piñera ha ofrecido tanto a Brasil como a Bolivia-principal foco de los incendios, tras un decreto que autorizó las quemas en gran parte de su territorio- diversos tipos de ayuda, lo mismo que el presidente estadounidense , Donald Trump. Las autoridades uruguayas, en cambio, se limitaron a emitir duros juicios sobre sus pares brasileñas, sin mayores explicaciones, mientras manifestantes oficialistas rodeaban la embajada brasileña en Montevideo. Paraguay, en cambio, acepta coordinar con autoridades colegas de Bolivia y Brasil, el combate a la tragedia forestal.Asimismo, una reunión entre representantes del gobierno de Pará y el Comando Militar del Norte. Definió las estrategias de la acción conjunta de los Bomberos y el Ejército. Los primeros equipos deben ser reubicados para combatir incendios forestales en cuatro municipios del estado del sudeste. El próximo martes , los gobernadores de la región amazónica se reunirán en Brasilia con el presidente Jair Bolsonaro, luego de haberle presentado un informe, aunque algunos, como el gobernador del estado de Roraima, fronterizo con Venezuela y primer pùnto de acogida de refugiados de ese país, Antonio Denarium, ya recurrieron al mandatario por ayuda federal.

El documento advirtió que los incendios empeoran cada día debido a la velocidad del incendio, el difícil acceso a las áreas afectadas y la falta de recursos para combatir las llamas. Los gobernadores también pidieron apoyo para abordar la deforestación ilegal y construir una agenda para el desarrollo sostenible en la región. “Esta es una buena oportunidad para unir fuerzas para una estrategia de desarrollo, creación de empleo y oportunidad. No basta con movilizar un mes, dos meses, para combatir las prácticas ilegales y luego abrir la guardia y no tener alternativa para la población en términos de desarrollo ”, dijo el gobernador de Amapá Waldez Góes, quien ,sin embargo, aún no pide ayuda federal, llamativamente, aunque siquiera cuente con fuerzas policiales y de bomberos suficientes.

La parte brasileña de la Amazonía incluye los siete estados del norte, Mato Grosso y un área de Maranhão. Amazonas, Maranhão tampoco ha pedido ayuda a las tropas. De enero a la fecha, se han detectado más de 57.000 brotes de incendios en la región, el doble que en el mismo período de 2018. Los efectivos deben actuar especialmente en áreas fronterizas y unidades de conservación. En Pará, la atención se centra en las áreas de expansión agrícola cerca de la ruta  BR-163, donde también hay nueve bosques y parques nacionales, así como dos reservas indígenas. Además, en este estado, hasta que no toman determinadas proporciones, hay productores rurales que recurren a bomberos voluntarios o empresas privadas para intentar combatir los focos ígneos, e inclusive ,existen allí las mayores sospechas de incendios intencionales.

En el estado de Amazonas, el fuego ya se extendió a un área cerca de la carretera Transamazônica, en el municipio de Lábrea. En Acre, el gobierno ha declarado una emergencia. Durante más de un mes, los residentes de Rio Branco- la capital- han estado despertando al paisaje gris. En Senador Guiomard, cerca de dicha urbe, los bomberos no pudieron evitar la destrucción de más de diez hectáreas de bosque.

En Mato Grosso, los bomberos vigilan constantemente el Parque Estatal Águas de Cuiabá. Un avión ya lanzó 20,000 litros de agua para combatir las llamas. Además, y siendo el tercer estado más castigado por las quemas- allí prohibidas desde el 15 de julio hasta el 15 de setiembre- este cuerpo una campaña represeiva multiagencias, involucrando, además a su Subsistema de Inteligencia, algo similara lo que se decide en Mato Grosso do Sul, ambos estados afectados severametne por los aún mucho mayores incendios en las fronteras bolivianas e incluso en el norte de Paraguay.

En Tocantins, donde habrá refuerzos militares, los helicópteros  del Centro Integrado de Operaciones Aéreas de la Policía local ayudaron a los miembros de la brigada a combatir los incendios en una cadena montañosa en la región de Palmas. El gobierno de Rondônia, por su parte, ha lanzado la Operación Jequitibá, coordinada por el Departamento de Bomberos Militares de Rondônia, para combatir incendios especializados durante el período de sequía.

La 17ª Brigada de Infantería de  Selva está brindando apoyo logístico a las actividades, estableciendo una base avanzada para la lucha contra los puntos críticos, así como un puesto médico y distribución de comidas, u otras labores a cargo del 5o.Batallón de Ingeniería de Construcción de Porto Velho. La operación, que también cuenta con el apoyo de la FAB, se lleva a cabo entre diversos organismos, integrando agencias estatales y federales en la región. Los bomberos reealizan  mepeos y relevamientos de los focos a combatir desde su aeronave Cessna Caravan, que tambien transporta especialistas a las áreas afectadas. A su vez, todos los directores de Cuerpos de Bomberos de los estados involucrados e invitados especiales, se reuniran, en presencia del ministro de Medioi Ambiente, Ricardo Salles, el próximo miércoles en la ciudad de Cuiabá. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)

Fotografía: Carga de tanques C-130 antiincendio.


·Air Tractor Mato Grosso.


·Hércules amazonia.


·C-130-Hércules amazonia.


·C-130 Amazonia.


·C-130 MARFF.


·Caravan Bomberos Rondonia.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*