Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Más cazas Gripen en la Fuerza Aérea Brasileña, por encima de 60, a costa de reducir los KC-390

Tras haber alcanzado la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) un acuerdo en febrero con Embraer para reducir de 28 a 22 ejemplares las encomiendas del avión multipropósito KC-390, ayer redujo aún más esa cantidad, a tan sólo 15 unidades, un duro golpe para el fabricante y sus proveedores.

Además se le ha cancelado también el nuevo proyecto STOUT (Short Take Off Utlility Transport) , un transporte de ala alta para hasta 30 soldados destinado a remplazar  al Bandeirante y al Brasilia en la próxima década, así como la fabricación local de 8 Gripen NG en la variante biplaza. Al mismo tiempo, el Comandante en Jefe de la FAB, Teniente Brigadier Carlos Baptista, adelantaba que se contratarán más cazas Gripen NG a Saab hasta superar las 60 unidades, más que la propia Suecia, en los próximos años, muy posiblemente para relevar los poco más de 40 F-5M hoy operativos, cuyo fin de carrera se acelera.

En este contexto de enormes contenciones presupuestales en favor de los nuevos aviones de combate, se comprende la oferta a Uruguay y a Honduras- que la descartaría- de los primeros 12 Súper Tucano de la FAB con motor y célula overhauleadas a poco más de 2.5 millones de dólares, aunque precisando en poco tiempo un costoso mantenimiento de media vida.

No sería difícil que se pusieran a la venta algunos Bandeirante y los helicópteros Esquilo más veteranos en poco tiempo, así como otro tipo de activos, debido a que, de no conseguir clientes,y financiando buena parte de su desarrollo Brasil, la Fuerza Aérea Brasileña,  y la Flygvapnet sueca, el costo unitario final de cada aeronave podría, aún sin todas sus opciones bélicas, dispararse a niveles fuera del de mercado en lo que hace a este tipo de proyectos.

La exportación del KC-390

Por otra parte, Embraer negocia con Suecia e Italia la venta a sus Fuerzas Aéreas del KC-390, lo cual, en el primer caso, consolidaría la posición del Gripen NG en Brasil y, en el segundo, habilitaría a Italia a efectuar una oferta seria por unos 20 Leonardo M-346 para uso fundamental en entrenamiento avanzado y apoyo cercano, si los nórdicos no adquiriesen el carguero brasileño, lo cual, sumado a esa nueva reducción de su número  en la FAB , dificultaría seriamente su visibilidad comercial en el exterior, lo cual perjudicaría también a la Fuerza Aérea Brasileña, asociada al proyecto, el cual, según cálculos iniciales, se financiaría orillando los 40 pedidos.

En lo que hace a sus vectores de transporte más importantes, para la FAB la situación no significa extender por mucho más la sobrevida de los Hércules (algunos meses a lo sumo), sino volar bastante menos, racionalizar medios -se cree que 7 KC 390 serán destinados a Anápolis, otros 7 a Río  de Janeiro y talvez uno en Brasilia- maximizar el uso de los Airbus C295 (C-105 Amazonas) y de los Cessna Grand Caravan, así como prolongar al máximo la vida útil de los Bandeirantes modernizados a versiones M y de los Brasilia, algunos en conversión carguera.

Respecto al segundo lote de Gripen NG, se estima que se produzca la apertura de una nueva sede operativa, además de la inicial ahora en Anápolis, otra, posiblemente, en la Base Aérea de Santa Cruz ,al este de Río. (Javier Bonilla)

Fotografía: KC-390 de la Fuerza Aérea Brasileña.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.