Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las Fuerzas Armadas brasileñas asumen el mando en la seguridad del Estado de Río de Janeiro

Con esa medida, las Fuerzas Armadas asumen la responsabilidad del comando de las Policías Civil y Militar en el estado de Río, los Bomberos y los servicios regionales de Inteligencia, con posibilidades de efectuar detenciones, inclusive. La decisión aún tendrá que pasar por el Congreso Nacional. Según varios ministros del gobierno, el período de la intervención va a regir hasta el 31 de diciembre de 2018. La decisión fue tomada tras una reunión de emergencia en el Palacio  presidencial de la Alvorada, en la noche del jueves pasado.

El presidente Michel Temer  designó también que el General Walter Souza Braga Neto, del Comando Militar del Este, será el interventor. Fue uno de los responsables de la seguridad durante las Olimpiadas de Río en 2016.El secretario de Seguridad de Río de Janeiro, Roberto Sá, fue alejado de sus funciones. Todavía no hay información si los coroneles del mando de la Policía Militar y Civil también serán alejados de sus cargos. El Congreso Nacional será convocado para apreciar el decreto, como prevé la Constitución. Ahora corresponde al presidente del Congreso, Eunício Oliveira, convocar en hasta 10 días la sesión para que Cámara y Senado aprueben o rechacen la intervención.

La reunión, poco después del carnaval, ocurrió en medio de la última escalada de violencia registrada en Río de Janeiro. Se registraron asaltos contra los bloques de samba, diversas personas fueron robadas en camino al Sambódromo en la Avenida Marqués de Sapucaí, saqueo a supermercados, y otros crímenes, desde la Zona Sur hasta la Zona Norte de la capital. Además, tres Policías Militares murieron durante el carnaval, y, se preparaban algunas fugas carcelarias para estos días. Ahora, los 54 presidios están en alerta máxima por cualquier reacción de sus casi 52.000 detenidos, al tiempo en que se investigará a fondo la corrupción del sistema penitenciario.

"He recibido la misión ahora, vamos a entrar en una fase de planificación, no hay nada que pueda adelantar, vamos a hacer un estudio, fortalecer la seguridad en el Estado de Río de Janeiro", dijo el gral. Walter Souza Braga Netto, general del Ejército , jefe del Comando Militar del Este y nuevo responsable de las policías Militar y Civil, Cuerpo de Bomberos Servicios de Inteligencia y de la Administración Penitenciaria. Braga Netto actúa como virtual gobernador militar y debe dirigirse directamente al presidente Temer y al gabinete.

"Tomamos esta medida extrema porque las circunstancias así lo exigen, el gobierno dará respuestas duras, firmes y adoptar todas las providencias necesarias para enfrentar y derrotar el crimen organizado y las pandillas", afirmó el presidente brasileño. Las policías y las Fuerzas Armadas estarán en las calles, en las avenidas, en las comunidades y unidas, combatirán, enfrentarán y vencerán, naturalmente, a aquellos que prácticamente tienen secuestrado al pueblo de Río” agregó. “El crimen ha tomado a Río  ,como una metástasis que se extiende por todo el país”, finalizó. Es esta la primer intervención federal de un estado brasileño en los últimos 35 años, aunque otras unidades federativas registran mayores índices de violencia, como por ejemplo Sergipe(con 64 muertes violentas cada 100.000 habitantes contra 38 de Río), Rio Grande do Norte, Alagoas, Pará, Amapá, Pernambuco, Bahia, Goiás y Ceará..  (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.