Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Firmado el contrato para construir el nuevo Buque de Apoyo Antártico de la Marina de Brasil

Así será el Buque de Apoyo Antártico (NApAnt) brasileño

El Programa Antártico Brasileño (PROANTAR) recibirá, a fines de 2025, un nuevo buque de apoyo a las operaciones en la Antártida tras la firma del contrato suscrito en el Arsenal de Marinha do Rio de Janeiro entre la estatal Empresa Gerencial  de Proyectos Navales (EMGEPRON) y Polar 1 Construção Naval SPE Ltda., una Sociedad de Propósito Especial constituida por Estaleiro Jurong Aracruz Ltda. y SembCorp Marine Specialized Shipbuilding (SMSS) PTE. LTDA.

El Buque de Apoyo Antártico (NApAnt), basado en el australiano “RV Investigator”, tendrá unas dimensiones de 93,9 metros de eslora, 18,5 metros de manga, un calado de seis metros y una autonomía de 70 días. Con propulsión diesel-eléctrica, la nave tendrá una tripulación de 95 personas, incluidos 26 investigadores. Con su construcción, la previsión es generar de 500 a 600 empleos directos y 6 mil indirectos, además de promover la industria naval brasileña y la base tecnológica nacional.

El nuevo buque de la Armada de Brasil reemplazará y desarrollará las mismas misiones que el Buque de Apoyo Oceanográfico “Ary Rongel”, aunque con capacidades mejoradas basadas en la experiencia en el Programa Antártico/ PROANTAR y los requisitos de apoyo para la nueva Estación Antártica Comandante Ferraz (EACF).

El contrato prevé la construcción, en territorio brasileño, de un buque capaz de operar en verano y otoño en el Continente Antártico y capaz de navegar tanto entre las formaciones de hielo más recientes como en las placas más antiguas, que presentan mayor resistencia. El NApAnt será construido en las instalaciones del grupo Estaleiro Jurong-Aracruz (EJA), ubicadas en el Estado de Espírito Santo.

El propósito es construir una embarcación capaz de navegar sobre extensiones de hielo. Para ello, necesita tener un casco de forma específica y reforzado, especialmente en su proa, para abrir camino y romper los mantos de hielo, aprovechando el propio peso del barco y, en ocasiones, las turbulencias provocadas por sus hélices.

Para la obtención del NApAnt, EMGEPRON capitalizó aproximadamente 140 millones de dólares. La inversión involucra la compra de equipos y sistemas científicos, planes de gestión del ciclo de vida y apoyo logístico para el Programa Antártico Brasileño (PROANTAR). El alcance de la ingeniería, procura y construcción será realizado por el astillero EJA, con la transferencia de conocimiento y experiencia de SMSS en la construcción de una embarcación similar en Singapur.

Entre los beneficios esperados al incorporar el navío, se encuentran la reducción del tiempo requerido para el abastecimiento de combustible de la Estación, con la incorporación de modernas grúas y mayor capacidad de carga y maniobra del nuevo buque; sofisticado sistema de navegación y control, que permitirá mayor seguridad en la aproximación del buque a la playa, para el desembarco de material y personal; mayor capacidad de apoyo a las actividades de investigación, con la posibilidad de poner en marcha campamentos, lo que permite la expansión del área que puede ser visitada por los investigadores, incluidas las regiones oceánicas y terrestres (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.