Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El Programa de OPV de la Marina de Guerra del Perú

La protección de las aguas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), a fin de prevenir el saqueo de las riquezas naturales y la sustentabilidad y biodiversidad de las especies del mar territorial, es una de las prioridades de la Marina de Guerra del Perú.

En ese contexto, la Marina de Guerra del Perú obtuvo en 2020 la aprobación del Proyecto de Inversión Pública (PIP) denominado Ampliación de la Capacidad de realizar Operaciones Guardacostas de Superficie con Patrulleras Tipo OPV (Off.shore Patrol Vessel) en el Dominio Marítimo y Área de Responsabilidad SAR (Search and Rescue), mediante el cual se prevé la adquisición de 3 patrulleros oceánicos de 1.500 a 2.200 ton. a plena carga, por un monto de unos 255 millones de USD.

Su función, a las órdenes de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), será la de realizar misiones de control y vigilancia, patrullaje e interdicción, así como búsqueda y rescate entre las millas 100 y 200 del mar territorial peruano, denominado de Grau. Un área de 166.307,4 millas2, que, en funciones de búsqueda y rescate, en el marco de la normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI), se extiende a la milla 3.000, con una extensión de 2.230.166,25 millas2.

La adquisición de los OPV para cubrir el área hasta las 200 millas es considerada prioritaria, pues actualmente la DICAPI sólo alinea, tras el retiro de la patrullera oceánica BAP Guardiamarina San Martin (PO-201), a las 6 patrulleras marítimas de la Clase Río Pativilca, que realizan sus operaciones en un rango que alcanza la milla 100, que aumenta incluso a la 150, dependiendo de las necesidades operacionales. A partir de marzo de 2022 se sumarán las 2 primeras Patrulleras de Interdicción Marítima CB-90HSM, que podrían realizar, en el rol de interdicción y con un estado de mar 4, operaciones hasta la milla 200.

Necesidad

Estas unidades, se complementan con unas 30 patrulleras de costa de las clases Chicama (Sea Ark), Zorritos/Parachique y Tipo 957Y, que operan por lo general hasta la milla 20. La necesidad de los OPV se volvió aún más prioritaria tras el paso de más de 400 naves de la flota pesquera industrial china, que en junio de 2020 se ubicaron a un poco más de 200 millas frente a las costas peruanas, generando una seria preocupación por sus actividades y cuestionables métodos de pesca.

Tendrán una eslora de 80 a 100 m., manga de 10 a 14 y un puntal no menor a 6,5. La propulsión será CODAD (Combined Diesel and Diesel) o CODAG (Combined Diesel and Gas), proporcionando una velocidad económica de 12 nudos y máxima de 20, con un alcance de 6.000 mn. y una autonomía de 30 días. Deberán poder transportar 2 contenedores de 20 pies y 2 botes RHIB (Rigid Hull Inflatable Boat) y disponer de una cubierta de vuelo y hangar para albergar un helicóptero utilitario AB-412SP. La tripulación será de 70 efectivos y el armamento comprendería 1 RCWS (Remote Control Weapon System) de 30 mm. y 2 ametralladoras de 12,7 mm.

En evaluación por parte de la Marina se encuentran, entre otros, los OPV-2200 de Damen, Avante 1800 y 2200 de Navantia, OPV-93 de Cotecmar, OPV-80 de Lursen y el OPV-80 MK-II de Fassmer. Serán construidos en los Astilleros del Servicio Industrial de la Marina (SIMA-Perú), generarán unos 1.800 puestos de trabajo y beneficiarán de manera indirecta a un importante número de pequeñas y medianas empresas. Esto permitirá al SIMA modernizar su equipamiento y procesos de construcción de alto bordo, formar a su personal y adquirir, mediante transferencia tecnológica, nuevas capacidades. (Alejo Marchessini)

Artículo completo

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.