Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Airbus jugará un papel fundamental en la vuelta a la Luna

La NASA planea llevar astronautas hasta la Luna en 2024 en el marco de las misiones Artemisa. La importancia y relevancia de las plantas alemanas de Airbus en Bremen, Friedrichshafen y la de Toulouse en Francia es sobresaliente, siendo indispensables, especialmente, para los viajes espaciales y para el desarrollo de contribuciones europeas a la Estación Espacial Internacional (ISS). Participan en la exploración espacial y también en futuras misiones lunares desde diversos puntos de vista.

Tres de las cinco misiones que forman parte del programa Artemisa se efectuarán con la cápsula Orión, fabricada por Airbus en Bremen. El Módulo de Servicio Europeo se ha desarrollado y construido por encargo de la Agencia Espacial Europea (ESA). Proporciona propulsión, suministra energía, genera aire para respirar y regula la temperatura. Bremen ya entregó el primer módulo a la NASA en noviembre de 2018, y el segundo está en construcción en las salas blancas de Airbus. Además, se están negociando otros pedidos. Está previsto que el primer vuelo de Orión –un vuelo de prueba todavía sin tripulación– llegue en 2020 hasta más allá de la Luna y regrese de nuevo a la Tierra.

Con Spacelab, el laboratorio Columbus y el transportador espacial ATV, el centro de Airbus en Bremen ha adquirido un conocimiento excepcional, reconocido mundialmente, en materia de viajes espaciales. Para ello, trabajamos con todos los socios espaciales importantes en una red mundial. Con la tecnología ATV, nos calificamos para el desarrollo y la construcción del módulo de servicio para la nueva cápsula Orión y convencimos a la NASA para que involucrara por primera vez a una empresa no estadounidense en un módulo tan esencial".

El programa Artemisa de la NASA planea la puesta en marcha de una estación en una órbita elíptica lunar. Se tratará de una especie de estación intermedia para alcanzar la Luna y, más tarde, quizás constituya una plataforma para llegar a Marte.  Para el alunizaje en 2024 está prevista una pequeña estación compuesta por dos elementos, uno de propulsión y servicio, y un pequeño hábitat. Pensando en un desarrollo posterior, la Agencia Espacial Europea (ESA) también está planeando participar con un módulo habitacional y de investigación, así como con un módulo de infraestructura. La ESA ha encargado a Airbus el estudio de ambos módulos. Durante el primer estudio, Airbus desarrollará el concepto de un módulo habitacional y de investigación (Habitat, de aproximadamente 6,5 x 4,5 metros y unas 9 toneladas de peso). En el segundo estudio, Airbus diseñará el concepto de un elemento de infraestructura que se empleará para el repostaje, el atraque y las telecomunicaciones. Además, también servirá como esclusa para equipos científicos (se denomina ESPRIT, mide unos 3 x 3 metros y pesa alrededor de 4 toneladas). Ambos estudios se desarrollarán en el marco de una alianza europea de gran alcance. Actualmente se puede ver en las instalaciones de Airbus en Bremen un modelo 1:1 del IHabs –el hábitat internacional. Se desarrolló como parte del estudio de la ESA, y los ingenieros de Airbus lo utilizan como modelo para desarrollar y probar el hardware y el software, más concretamente, la ergonomía.

La realización de misiones lunares, incluyendo el desarrollo de la estación espacial Gateway, será una tarea compleja y exigente para la comunidad internacional y requiere una cadena de suministro y logística de misiones muy bien planificada. El nuevo concepto de crucero lunar de Airbus puede apoyar tanto el desarrollo de la estación Gateway como las posteriores misiones lunares de distintas formas.

El crucero lunar puede desempeñar un papel clave en la logística de la estación Gateway, transportando carga y combustible a la órbita lunar y a la Gateway para el repostaje. El crucero lunar será compatible con el nuevo lanzador Ariane 6 y podrá transportar los distintos módulos, como el módulo europeo ESPRIT, a la estación Gateway.  Además, el crucero lunar también puede emplearse para transferir un gran módulo lunar a una órbita lunar baja, desde el cual se podrían lanzar etapas de aterrizaje y ascenso (retorno) a la superficie lunar.

La ESA está preparando actualmente una misión en la superficie lunar para demostrar las tecnologías necesarias para el uso de recursos sobre el terreno (ISRU) en la Luna. El objetivo de la misión ISRU es demostrar para el año 2025 que es factible la producción de agua u oxígeno en la Luna.  La Agencia ha seleccionado un equipo liderado por Airbus en Bremen que colabora con Astrobotic Technology, empresa con sede en Pittsburgh, EE. UU., para investigar el envío de un paquete de carga útil a la Luna.

El estudio, que cuenta con la incorporación de un módulo de aterrizaje Astrobotic, consiste en un análisis de misión para preparar la primera misión de Europa en la que se demostrará el uso de recursos sobre el terreno (ISRU) en la Luna en 2025. El estudio incluye la investigación del uso de roca lunar, regolito, para producir grandes componentes en la Luna o en la órbita lunar por medio de impresión 3D. Dentro del programa HERACLES de la ESA, Airbus en Bremen también está desarrollando tecnologías para etapas de aterrizaje y ascenso reutilizables, que pueden llevar muestras de la Luna a la estación Gateway.

Estación Espacial Internacional (ISS)

Desde hace veinte años, la humanidad dispone de un puesto avanzado en órbita terrestre baja, y el laboratorio espacial Columbus –construido por Airbus en Bremen– ofrece a Europa una ubicación científica permanente en microgravedad. Las potencias espaciales han demostrado de manera fehaciente que, a pesar de todos los desafíos técnicos, son capaces de operar una estación en órbita, incluyendo el transporte de astronautas, los vuelos logísticos con suministros, combustible, agua, experimentos y el transporte de regreso a la Tierra.

La continuidad del funcionamiento de la ISS es un requisito importante para la futura investigación lunar. Aquí, en una órbita terrestre baja, se pueden probar tecnologías importantes antes de utilizarlas para un largo viaje a la Luna. Por ejemplo, actualmente se está probando en la ISS un sistema de soporte vital innovador y eficiente construido por Airbus en Friedrichshafen. Se trata de un elemento indispensable para los largos viajes de los astronautas a la Luna y más allá.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.