Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Una poderosa flota rusa entrará por el estrecho de Gibraltar camino del Mediterráneo Oriental

Un grupo de buques encabezado por el portaviones Admiral Kuznetsov y el crucero de propulsión nuclear Piotr Veliki zarpó el pasado sábado 15 de octubre, desde la base Severomorsk (Peninsula de Kola) rumbo al mar Mediterráneo.

Según ha comunicado la oficina de prensa de la Flota Rusa del Norte. “El grupo naval inició el 15 de octubre la travesía hacia el noreste del Atlántico y el Mediterráneo”, lo que, según la agencia rusa de noticias Sputnik,  tiene por objetivo llevar a cabo “una misión antiterrorista”, la fórmula con la que Moscú define el apoyo al régimen del dictador sirio Bachar El-Assad.

La formación naval la componen, además del portaviones Admiral Kuznetsov, el crucero de propulsión nuclear  Piotr Veliki (099), de la clase Kirov, los destructores antisubmarinos Severomorsk (619) y Vitse-admiral Kulakov (626), ambos de la clase de la clase Udaloy I, así como varios navíos de apoyo logístico.

En la cubierta del Admiral Kuznetsov se pueden ver en algunas fotos publicadas en twitter aviones de combate Su-33, de su versión modernizada con el “Gefest” SVP-24, y cuatro de los de la nueva versión navalizada del MiG-29KUB, además llevaría a bordo helicópteros Kamov Ka-27/ Ka-29.

El transitó de la flota por el Atlántico, y las inmediaciones de las Islas Británicas, ha propiciado la activación de un dispositivo por parte del Ministerio de Defensa de Reino Unido, cuya Royal Navy prepara el despliegue de varios de sus navíos para realizar un puntual seguimiento de la flota rusa.

Previamente a su llegada a las inmediaciones de Albión, los cazabombarderos rusos embarcados realizarán unas maniobras de ataque, que incluyen el lanzamiento de armamento aire-suelo, en aguas internacionales al norte de Escocia.

La Royal Navy habría activado, según la prensa inglesa, dos navíos de escolta, el más moderno destructor de tipo 45, el HMS Duncan (D37); y la fragata de tipo 23, HMS Richmond (F239), que escoltaran a la flota rusa. Los británicos contemplan que los navíos rusos puedan dividirse en dos, y una parte rodear las islas británicas por su oeste, pasando frente a las costas de Irlanda, y la otra hacer una mayor exhibición de la fuerza naval y de presencia, cruzando el Canal de la Mancha.

El seguimiento que realizaran los británicos también implicará la de los recientemente recepcionados aviones de inteligencia electrónica de la RAF (Royal Air Force) Boeing RC-135W   Rivet Joint o Airseeker como los llaman los británicos, igualmente se reforzará temporalmente los servicios QRA formados por Typhoon, como denominan los británicos a los Eurofighter.

Posteriormente la flota rusa tras cruzar el Estrecho de Gibraltar, entraran en el Mediterráneo y, aunque no se tienen datos exactos, será monitorizada por las Fuerzas Armadas españolas. Antes de partir para el largo despliegue, que le llevará hasta Siria, el citado Admiral Kuznetsov fue ampliamente renovado y puesto a punto durante varios meses en los astilleros de Múrmansk, sita en la ría que forma el río Kola, y cercana a la citada base naval de Severomorsk, la principal de la Flota Norte de Rusia. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El portaaviones “Admiral Kuznetsov” en la ría de Kola.   Foto: Oleg Alexeev.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.