Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Primer despliegue internacional de los F-35B de los Marines

Por primera vez, en su corta vida operacional, se ha desplegado una unidad de cazabombarderos de 5ª generación F-35 fuera de los Estados Unidos, en concreto del  Marine Fighter Attack Squadron 121 (VMFA-121). Este Escuadrón, que opera con los Lockheed Martin F-35B, variante que permite las operaciones Short Take-off Vertical Landing (STOVL), salía el pasado 9 de enero desde su base de MCAS (Marine Corps Air Station) Yuma (Arizona-Estados Unidos), para recolocarse en la MCAS Iwakuni (Japón). Con este traslado se materializa el primer despliegue de un unidad del Joint Strike Fighter, como se designa en Estados Unidos al aparato, fuera de lo que se localmente  denomina CONUS (Continental US).

El VMFA-121, que está asignado a la 3rd Marine Aircraft Wing (MAW) que tiene su Cuartel General en la MCAS Miramar (California), fue la primera unidad operacional que se reequipó con este avión stealth (fantasma) el 20 de noviembre de 2012. Tres años después, el 31 de julio de 2015, obtuvo la cualificación de Initial Operational Capability (IOC), participando en diciembre de aquel mismo año en el ejercicio “Steel Knight”, un macro ejercicio con fuego real en el que se ensayó el apoyo aéreo a la 1st Marine Division, a fin de formar lo que el US Marine Corps (USMC) designa como una “Marine Air-Ground Task Force.”

La unidad también fue la primera del USMC equipada con este aparato que participó en el exigente ejercicio Red Flag, que tiene lugar en la base de la United States Air Force (USAF) de Nellis (Nevada), en concreto en su edición 16-3, que tuvo lugar el pasado verano. El actual despliegue del VMFA-121 se inició con un vuelo desde su base de Yuma hasta la conjunta de Elmendorf-Richardson (Alaska), lo que requirió reabastecer a los diez F-35B participantes en vuelo desde los aviones cisternas de la USAF. Tras realizar la escala en Alaska, los aparatos daban el salto directo hasta su destino final, la  base de Iwakuni, en la isla de Honshū, muy cercana a la ciudad de Hiroshima.

Con este despliegue en Japón la administración Obama realiza un último gestó, a punto de ser relevada el próximo día 20 por la Donald Trump, en el área Oriental-Pacífico de  Asia, prioritaria en la política de Defensa de los Estados Unidos y sus aliados de la zona ante los continuos desafíos de Corea del Norte y en menor medida de China. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: F-35B del VMFA-121. Foto: USMC


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.