Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia protege con el sistema de misiles S-300VM su base naval en Tartus, Siria

A principios de este mes de octubre el Viceministro de Defensa ruso, Nikolay Pankov, anunció que Rusia tendría una base naval permanente en el puerto sirio de Tartus (Siria). Este anuncio se hizo una semana después de que Rusia desplegase el sistema antiaéreo S-300VM (Antey 2500) que según el Ministerio de Defensa Ruso “está destinado a garantizar la seguridad de la base marítima en Tartus y de los buques de la zona costera que forman parte de la unidad operativa de la marina rusa”.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajárova, ha declarado que el despliegue se ha decidido “tras las filtraciones por parte de cierta clase política estadounidense de que EEUU planeaba bombardear aeródromos sirios con misiles de crucero”. Además, en palabras del jefe del Consejo de Defensa y el Comité de Seguridad ruso, Viktor Ozerov, este despliegue sirve para prevenir “incidentes” como el del SU-24 ruso derribado por Turquía en noviembre de 2015 o el bombardeo de tropas sirias por parte de EEUU en Deir Ezzor el pasado mes de septiembre.

Características del sistema

El sistema antimisiles S-300VM (Nomenclatura OTAN SA-23 Gladiator) es la versión rusa análoga al Patriot americano y fue diseñado por la empresa rusa Almaz Antey para interceptar misiles balísticos y de crucero de corto y medio alcance así como aeronaves de ala fija. El S-300VM es un desarrollo de la familia S-300 destinada a la exportación y con un alcance que  puede llegar a los 250km y manejar simultáneamente 24 aeronaves y 16 objetivos balísticos.Tiene capacidad de trabajar tanto en modo diurno como nocturno, con cualquier tipo de climatología y en ambientes de guerra electrónica.

El misil que opera el sistema es el 9M82M/ME diseñado para interceptar objetivos tanto balísticos, (aquellos sometidos únicamente a su propia inercia y a la fuerza de la gravedad) como de crucero (aquellos que tienen un propulsor propio y sistemas de guiado) y que tiene un alcance de 200km de distancia y un techo operativo de 30km de altura. Su eficacia alcanza hasta el 98% en disparos simples (un solo misil por objetivo) y funciona con una carga de fragmentación focalizada en el blanco que proyecta fragmentos contra su objetivo de manera que lo destruye en vuelo.

Fotografía: Misil 9M82/ME operado por el sistema S300VM  (Foto: Sputnik World)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.