Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Turquía negocia con Eurosam el suministro urgente de sistemas de defensa aérea SAMP/T

La Subsecretaría de Industria y Defensa (Savunma Sanayii Mustesarligi o SSM) de Turquía ha iniciado negociaciones con la empresa franco-italiana Eurosam para la adquisición del sistema de defensa antiaérea SAMP/T dotado de misiles Aster 30 de largo alcance. Así lo han afirmado medios de comunicación turcos, que se han hecho eco de que esta adquisición no estaría enmarcada en un programa de cooperación a largo plazo con la industria turca, sino que se trata de una adquisición relativamente urgente que vendría a paliar la necesidad de un sistema de este tipo. Hay que recordar que cuando en noviembre del año pasado se canceló el contrato con la empresa china CPMIEC, el propio presidente turco Erdogan anunció el inicio de conversaciones con Eurosam.

El sistema SAMP/T de Eurosam quedó en segundo lugar en la licitación que puso en marcha en 2009 la SSM para dotarse de un sistema de defensa de largo alcance con capacidad antimisil. En septiembre de 2013 el sistema elegido fue el HQ-9 (una versión china del S-300PMU-1 ruso, diseñado para enfrentarse a misiles balísticos y de crucero, aeronaves de ala fija y rotatoria) de la empresa estatal China Precision Machinery Import and Export Corporation (CPMIEC).

Se llegó a firmar el contrato en septiembre de 2013 para el desarrollo del sistema de defensa aérea denominado T-LORAMIDS (Turkey Long Range Air and Missile Defense System) valorado en 3.400 millones de dólares, sin embargo en noviembre del año pasado se canceló el contrato con CPMIEC.

El consorcio estadounidense formado por Lockheed Martin y Raytheon basado en el Patriot quedó en tercer lugar y el S-300 ofrecido por Rosoboronexport quedó fuera de la competición por motivos técnicos. En fechas recientes y tras la intensificación de los contactos diplomáticos entre Turquía y Rusia se especuló incluso con el interés turco por los sistemas S-300 y S-400 de fabricación rusa.

Se decidió apostar por el desarrollo en el que trabajan las empresas turcas Aselsan y Roketsan desde 2.007. Están trabajando en un sistema de defensa antiaérea de corta y media altitud denominado Hisar-A, del que realizaron las primeras pruebas en 2013 y una versión de media altitud llamada Hisar-O. Sin embargo no se espera que estos sistemas estén en servicio hasta dentro de una década, lo que habría motivado la adquisición del SAMP/T dada la fuerte inestabilidad de la región.

La cancelación del contrato con CPMIEC se debió a las complicaciones que surgieron durante la negociación relativas a la transferencia de tecnología y la fabricación en Turquía, algo que el propio presidente turco Recep Tayyip Erdogan llegó a reconocer. La OTAN y Estados Unidos advirtieron de que la empresa china había sido sancionada por suministrar equipo militar de alta tecnología a Irán, Corea del Norte y Siria. El sistema de defensa antiaérea y antimisil turco comprende un conjunto de radares, lanzadores y misiles interceptores y, dada la pertenencia de Turquía a la OTAN, la elección de un sistema de fabricación china había levantado muchas suspicacias. Los sistemas de defensa aérea del país están enlazados con los de la OTAN, por lo que se temía no pudieran integrarse en esta red internacional.

El SAMP/T

El SAMP/T (por Sol-Air Moyenne Portée Terrestre o Sistema de Misiles tierra-aire de medio alcance) de Eurosam (consorcio formado por MBDA y Thales) está en servicio en la Fuerza Aérea francesa y en el Ejército de Tierra italiano y ha demostrado su capacidad tanto para abatir amenazas del tipo ABT (Air Breathing Threats) como contra misiles tácticos balísticos (ATBM o Anti Tactical Ballistic Missile).

Se trata de un sistema autónomo basado en el despliegue de módulos sobre camión, concretamente una unidad de control de tiro (Fire Control Unit o FCU), módulos de comunicaciones (ME o Engangement Module) y lanzadores de misiles o MLT con hasta seis misiles Aster 30. Este misil tiene un alcance máximo de 120 km. y un techo de servicio de 20 km. El SAMP/T puede conectarse a sistemas de alerta y radares de largo alcance con los que puede detectar amenazas del tipo ABT a distancias de hasta 100 km. y del tipo ATBM hasta a 600 kms. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Lanzamiento de un misil Aster 30 desde un vehículo francés (Eurosam)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.