Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Museo del Aire restaura el Mirage III y gestiona la incorporación de nuevas aeronaves

(defensa.com) A pesar de que durante el mes de agosto el Museo de Aeronáutica Astronáutica de Cuatro Vientos (Madrid) está cerrado al público, el equipo de profesionales del Ejército del Aire que lo gestiona no ha cesado su intensa actividad. Así, se acaba de volver a colocar para su exposición al público dos de los más míticos cazabombarderos que han servido en el Ejército del Aire, el estadounidense McDonnell Douglas F-4C Phantom II, y el francés Dassault Mirage III, alias “Plancheta”, tras ser repintados por parte de la casi colindante Maestranza Aérea de Madrid (MAESMA) el primero, y en unos de los hangares del Museo el segundo de los mencionados.

 

 

El trabajo de apoyo que da la MAESMA al Museo es muy importante ya que, además de las referidas tareas de pintura, busca y recopila la documentación original de los aparatos cara a que la fidelidad histórica sea total. Igualmente también están casi finalizadas las cuidadas restauraciones y repintado del  anfibio Consolidated PBY-5 Catalina y un CASA 207 Azor. Otros aparatos con la pintura menos afectada, como el HA-220 Súper Saeta y el CASA C-101 Aviojet, están siendo sometidos a procesos de pulido de su pintura y del plexiglás por parte de la empresa. Igualmente el personal del Museo, que encabeza el coronel Juan Ayuso Puente, iniciará en breve la restauración del RF-4C, la versión de reconocimiento del Phantom II, que ya ha sido retirado de las zona de exposición, y en breve será trasladado a la MAESMA para que sea lijado y pintado.                                                                                              

También se está estudiando las posibilidades económicas de poder restaurar los aviones rusos (Su-22, Mig-21 y Mig-23), que recibió el Museo desde Alemania, procedentes de la extinta República Democrática alemana. En todos estos casos hablamos de aparatos que están expuestos en el exterior del Museo y que se van deteriorando, sobre todo su pintura, por las condiciones climatológicas de Madrid, que tiene inviernos fríos y veranos muy calurosos. Respecto a nuevas incorporaciones a la colección, estarían a punto de recibirse un Mirage F-1B biplazas y un par de helicópteros (un Alouette II y un MBB Bö-105) dados de baja previamente por la Policía Nacional.            

Así mismo se estaría estudiando la incorporación de dos polimotores que hasta hace poco estaban activos en el Ejército del Aire, un Fokker F-27 que está almacenado en la citada MAESMA, y alguno de los dos Boeing 707 que permanecen desde hace meses en storage en la cercana Base Aérea de Getafe. Igualmente se acaba de cerrar en Córdoba la cesión de un Jodel D.112, una interesante avioneta que aunque de diseño francés fue también construida bajo licencia entre 1955 y 1972 por la empresa Aero-Difusión, que tenía sede en el santaderino aeropuerto de Parayas, en concreto el aparato que recepciona el Museo fue matriculado a finales de 1955, como EC-ALV. (Texto y fotografías, Julio Maíz Sanz)

Fotografías:
·El veterano Mirage III, también conocido como “plancheta”, que perteneció al Ala 11, parece con su nueva pintura listo para despegar, como cuándo operaba en los años setenta y ochenta en la Base Aérea de Manises (Valencia).
·La empresa Showcar especializada en pulimentar la pintura de automóviles de las más altas gamas (Ferrari, Maserati, etc), está realizando trabajos en varios de los aviones del Museo del aire, como en este prototipo del C-101.
·El F-4C tras ser completado por parte del personal de la MAESMA con los múltiples letreros de instrucciones que llevaba el aparato, es remolcado de vuelta al Museo. Al fondo podemos ver la antigua torre de control de Cuatro Vientos, la primera que se construyó en España.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.