Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tres nuevos Super Puma reforzarán la menguada dotación de helicópteros las Fuerzas Armadas españolas

El Ministerio de Defensa acaba de adquirir un primer Airbus Helicopters AS332 C1, o H215 según designación de la empresa, que va ser destinado a reforzar la flota de este modelo del Ejército del Aire, que en los últimos años ha sufrido la pérdida de cuatro aparatos. Posteriormente se intentará cerrar la adquisición de otros dos helicópteros, mediante una operación que al igual que la del primer aparato ahora adquirido se podría tramitar, aunque no es definitivo, a través de la agencia de adquisiciones de la OTAN, denominada NSPA (Nato Support and Procurement Agency).

España tiene una importante necesidad como nación de disponer de una flota de estos medios para cumplir con su compromiso internacional de mantener activo un eficaz servicio de SAR (Search and Rescue) y de Personal Recovery/CSAR, lo que habría determinado la adquisición del primero de los aparatos, que se cerró la semana pasada. El helicóptero será entregado al Ejército del Aire en Albacete antes de que finalice el año.

Adicionalmente, en varias ocasiones los máximos responsables del Ejército del Aire, destinatario de la aeronave, han manifestado su prioridad de dotarse con helicópteros de estas características con los que reponer parcialmente los cuatro AS332B perdidos (dos en Afganistán y otros dos en el Atlántico) en los últimos años, antes de la llegada de los NH90 que cumplirán con creces estas misiones en la década siguiente. La rápida entrega del aparato a la planta de Airbus Helicopters de Albacete, donde se le integrarán equipos propios del Ejército del Aire, como son los de comunicaciones seguras y los específicos de su misión SAR, se debe a que estamos ante un AS332C1 ya construido.

Esta aeronave, y las otras dos que podría adquirir España, se completan en la planta de Airbus Helicopters de Marignane (Francia). Estos helicópteros corresponden a un pedido anulado por el destinatario original y por ello se ha podido conseguir un plazo de entrega excepcionalmente corto, un factor muy importante ante la carencia de medios de SAR. Una magnífica oportunidad que de haberse atrasado la decisión se hubiera perdido ante algún otro comprador.

Hablamos por tanto de aparatos totalmente nuevos, que introducen importantes mejoras a los AS332B actualmente en servicio en el SAR del Ejército del Aire, como son sus pantallas multifunción digitalizadas y la inclusión de un avanzado sistema de piloto automático. Esta primera se podría incorporar este mismo mes de octubre a la plantilla del 802 Escuadrón de Fuerzas Aéreas/RCC Canarias, que perdió dos de sus AS332B en trágicos accidentes en 2014 y 2015, por lo que a pesar de los refuerzos mandados desde la Península tiene más que ajustada su capacidad de realizar las misiones de mantener 24/7 un aparato de alerta SAR.

Igualmente se deberá reforzar a sus homólogos del 801, que realizan análogas misiones en las Islas Baleares y la cornisa Mediterránea, que también están sufriendo una progresiva disminución de sus más que veteranos Airbus Helicopters SA330 Puma, para lo cual se planificó el programa NH90 del que el Ejército del Aire recibirá sus primeras unidades en 2019.

Lo importante ahora es que se pueda llegar a materializar la adquisición de otros dos más, o incluso tres, en tan ventajosas condiciones, de los que uno se entregaría también al Ejército del Aire, y la otra unidad a la Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), que también debe de reponer la perdida de uno de sus Cougar, acaecida el pasado mes de septiembre de 2015 en Requena (Valencia), afortunadamente sin víctimas. (Julio Maíz Sanz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.