Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El primer submarino S-80 no llevará, en principio, el sistema de propulsión AIP

La información institucional acerca del proyecto del nuevo submarino S-80 es más que escasa, aunque todo apuntaría a que el primero de los navíos de su clase que se entregue, posiblemente, en 2021 a la Armada española, el S-81 Isaac Peral, no tenga incorporado su sistema AIP. El sistema auxiliar Air-Independent Propulsion (AIP) o anaerobio permite a los submarinos de propulsión convencional o eléctrica, asegurar su capacidad de  inmersión durante largos periodos de tiempo, que van de 15 a 20 días, sin hacer uso de los motores/generadores diésel que dan energía al motor eléctrico que propulsa la nave  y recargan sus baterías. Esta última opción convencional exige a la nave estar en superficie o cota periscópica, donde es más vulnerable, y le permiten solo sumergirse hasta que se agote la carga de las baterías, lo que nos lleva a periodos de largas horas y no de días.

La incorporación del sistema AIP al S-80, tras aprobarse el rediseño general del submarino el pasado mes de julio, es uno de los puntos prioritarios del programa que lidera a Dirección General de Armamento y Material (DGAM). Así se habría decidido ante las dificultades técnicas que le surgieron a  la empresa Hynergreen Technologies, filial de la española Abengoa, encargada del proyecto IAP del S-80 inicialmente, al que sumó posteriormente Técnicas Reunidas que tampoco habría generado hasta la fecha una solución viable, poner en servicio el primer submarino de la clase S-80  sin tener operativa su sistema auxiliar de propulsión anaerobio.  Tal intención ya la adelantó el Almirante de Acción Marítima (ALMART), el almirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa tras presidir en Cartagena (Murcia) la jornada de la Pascua Militar,  a los medios locales, según la Verdad de Murcia.

El experimentado marino tras ser preguntado por el sistema AIP de los S-80, comentó que: “no se va a incorporar en el primer submarino”. Asimismo, manifestó no saber en cuál de las siguientes naves de la serie se empezará a poner.  Se ha de tener en cuenta que el ALMART tiene sede en Cartagena, que es donde Navantia construye dichas naves, de las que está previsto que entregue cuatro unidades a la Armada. En ese sentido  almirante declaró, que la superación de la revisión del rediseño del submarino ha sido un "hito", y que  "ya sólo faltan los incentivos económicos para avanzar en la construcción", puntualizando que la construcción “no se ha parado”, por lo que adelanto el año 2021 como el probable de la incorporación de esta primera nave.

La Armada necesita con urgencia incorporar nuevos medios a su Flotilla de Submarinos (FLOSUB), que actualmente solo cuenta con tres de los veteranos de la clase Galerna o S-70, medios a los que los nuevos S-80 superaran muy de largo, incluso aunque no tengan operativo el sistema IAP.

Así todo apunta, tal y como nos confirman otras fuentes implicadas, a que el primer S-80 se entregue con las capacidades clásicas, y que la integración final del sistema anaerobio, se produzca a posteriori. No olvidemos que poner en marcha un sistema operativo de AIP es muy complejo, lo que ha llevado a que los desarrollos en laboratorio, no se traduzcan de momento en un sistema útil: En todo caso la reserva de espacio y los cálculos de navegabilidad para incorporarlo al S-80 están efectuados, por lo que una vez se tenga un AIP plenamente  operativo y seguro, sería viable instalarlo en el S-81, y por tanto aumentar sus ya espectaculares prestaciones, teóricas. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imagen digital del futuro S-80. Foto: Navantia.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.