Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Escribano actualiza su torre Guardian 2.0 que será probada en el VCR

La empresa madrileña Escribano Mechanical & Engineering ha presentado su última evolución de la torre Guardian que será evaluada en el programa del Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 para el Ejército de Tierra, concretamente en el denominado Demostrador 3 (D3).

Como adelantamos recientemente, el Consejo de Ministros autorizó al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad celebrar una adenda al Convenio de colaboración con la Unión Temporal de Empresas que gestiona el programa VCR para incluir ciertas mejoras técnica y la validación de la torre Guardian de Escribano.

Esta adenda supone el incremento de la financiación del programa en 2.671.680 euros hasta elevar la cifra total a los 91.969.000 euros y alargar el plazo de ejecución hasta el 2 de noviembre de 2018, fecha en la que previsiblemente el Ministerio publicará los documentos del tipo Request for Propossals (RFP) con los que daría comienzo la fase de producción.

La incorporación de la torre Guardian de la española Escribano fue adelantada por defensa.com en marzo si bien ahora diferentes fuentes del sector nos confirman que el incremento de fondos aprobado en esta adenda no se destinará a ninguno de los proveedores de las torres sino que repercutirá directamente en la UTE adjudicataria que desarrolla actualmente los prototipos.

Desarrollada de nuevo con fondos propios de la empresa, la Guardian 2.0 mantiene las prestaciones de la Guardian 1.0 ya conocida con un nuevo diseño más compacto en el que los sensores electroópticos son ubicados en una nueva posición, más baja y bajo el arma principal. Además la ubicación más baja del cargador de munición hacen la torre más baja, lo que redunda en su centro de gravedad más bajo y en la reducción total del volumen.

La torre incluye una cámara diurna, una nocturna, un telémetro láser, está estabilizada en dos ejes, dispone de calculador balístico para aumentar la puntería al primer disparo. Los sensores electorópticos permiten detectar objetivos a 8.000 metros e identificarlos a 4.500 metros, su interfaz se puede conectar al sistema de mando y control existente en los vehículos.

En opción puede incorporarse protección blindada, dispositivos lanzafumígenos, un sistema de alerta acústica del tipo Pilar V de la francesa Metravib (como el elegido para el 8x8) o incluso un sistema de defensa antiaérea de corto alcance basado en misil ligero (MANPADS).

Además se confirma la integración del lanzagranadas automático MK-19, arma que como ya adelantamos en julio de este año, reemplazará al LAG-40 de Santa Bárbara en las nuevas torres ligeras evaluadas en el 8x8 y previsiblemente en el resto de vehículos del Ejército de Tierra. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La configuración actual de la torre Guardian 2.0 (Escribano Mechanical & Engineering)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.