Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Eurofighter, un buen cazabombardero

El accidente de un Eurofighter del Ejército del Aire español cuando volvía de participar en el desfile de la Fuerzas Armadas del día 12 de octubre ha metido a este cazabombardero en el ojo del huracán de los medios generalistas. Reiterándose el historial de los accidentes registrados se ha querido poner en cuestión la seguridad de esta aeronave, punta de lanza de la defensa aérea española, pero la cuestión debe ser tratada en frío y con cautela. Sometidos a condiciones de vuelo extremas, las pérdidas de aparatos de combate  a lo largo y ancho del planeta son continuas.

Ayer mismo, publicábamos el accidente de un F-18 del Ala 12 del Ejército del Aire español, que vive días especialmente trágicos. Que las Fuerzas Armadas españolas son cuidadosas en términos de seguridad bien lo ha demostrado el proceder con los Tigre. Si hasta la fecha no se ha adoptado decisión similar con los Eurofighter lo lógico sería deducir que no hay motivo para ello.

Sólo en el pasado mes de agosto las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos perdían 5 aeronaves en accidentes, si bien en número de operaciones es la primera del mundo, cuentan también con los sistemas de mantenimiento/sostenimiento más evolucionado. Cualquier fuerza aérea de primera línea hace un intenso uso de sus aeronaves de combate y los accidentes son un desgraciado tributo de esa alta operatividad.

Bien es cierto que el último mes ha sido especialmente negro para el Eurofighter, el pasado día 13 de septiembre se estrellaba, en el curso de una operación de combate, uno de los aparatos de la Fuerza Aérea de Arabia Saudita; el domingo 24 de este mismo mes era uno de la Aeronautica Militare Italiana (AMI) el que se precipitaba  en el mar, en lo que parece un error de cálculo durante la maniobra acrobática; a los que se suma el accidente del Ejército del Aire español el pasado día 12.

En lo que respecta a España, que ha recibido hasta la fecha 61 aparatos, este sería el cuarto siniestro de un Eurofighter y el tercero con víctimas mortales. Así, el 21 de noviembre de 2002 uno de los prototipos del sistema el biplaza DA6, que utiliza la empresa, se estrellaba tras un fallo de sus motores sobre la Sierra de Altamira (Toledo), pudiendo afortunadamente eyectarse los dos pilotos de pruebas. Años después, el 24 de agosto de 2010, otro biplaza, en este caso de los de serie del Ejército del Aire asignado al Ala 11, se estrellaba en las cercanías de la Base Aérea de Morón (Sevilla), perdiendo la vida un teniente coronel de Arabia Saudita que se estaba instruyendo en el sistema, si bien el piloto español que hacía labores de instrucción se salvó tras eyectarse.  Los alrededores de la referida base  sevillana era de nuevo escenario de una tragedia el 9 de junio de 2014, cuando se estrellaba un monoplaza, también del Ala 11, durante la fase de aterrizaje, falleciendo el capitán Fernando Lluna Carrascosa.  

A la espera de lo que determine la Comisión para la Técnica  de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), solo se puede especular con las causas del accidente del Eurofighter que cayó el día 12 de octubre en el curso de la inicial, realizada por los cuatro aparatos que componían la formación. Esta maniobra, frecuente cuando se llega al aeródromo de destino, se realizó, según las fotos que corren por las redes, a baja altura. Además, según las mismas imágenes, la posición en que cayó el aparato, mirando hacia abajo, habría imposibilitado al capitán Aybar el poder eyectarse.

Los Eurofighter son aparatos seguros, pueden volar con una sola de las dos turbinas que le propulsan y las fuerzas aéreas que los emplean destinan importantes presupuestos a cumplir a rajatabla las instrucciones de sostenimiento y los plazos determinados por el consorcio fabricante. En España, el Ejército del Aire tiene plenamente activado los diferentes escalones de mantenimiento del aparato, que van desde los mecánicos de línea a la industria, pasando por los trabajos de la Maestranza Aérea de Albacete (MAESAL). A falta de una confirmación oficial sobre los motivos que causaron el siniestro del Eurofighter del Ala 14, lo que la investigación en curso determinará, poner sin conclusiones en cuarentena a la aeronave no puede sino parecer precipitado. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Dos de los Eurofighter del Ala 14 aterrizando en formación en la Base Aérea de Los Llanos (Albacete). Foto: Julio Maíz/defensa.com 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.