Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Así son los nuevos Vehículos Especiales Aerolanzables “Falcata” del Ejército de Tierra

Hemos visitado el Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Rueda (PCMVR) nº 1 para conocer en detalle la última incorporación en el campo de material de ruedas del Ejército de Tierra (ET), el Vehículo Especial Aerolanzable (VEA). A finales del pasado año la firma española  Equipos Industriales de Manutención S.A. (Einsa) ponía a disposición del ET un total de 29 VEA, los MM-1A Mk-2 Falcata, bajo la denominación del fabricante.

Como tenía previsto el Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), los  nuevos VEA han sido entregados en el PCMVR nº 1, uno de centros claves de la cadena logística que posibilita la eficacia de los vehículos sobre el terreno del Ejército. En el PCMVR nº 1 se realiza una revisión del material recibido y se adoptan otros requisitos propios a la recepción (seguros, alta en el sistema informático del ET denominado SIGLE, trámites de documentación, etc.)

En la gran campa pudimos ver varias de las versátiles Falcatas, que tienen unas reducidas dimensiones de 1, 985 metros de anchura, 2,095 de altura y 3,550 de largo, lo que les hace plenamente aptas para su embarque, no solo a bordo de los aviones de transporte, sino de helicópteros como el Boeing CH-47D Chinook y transportarse en eslinga en modelos de Airbus Helicopters, como el Cougar o el nuevo NH90, que emplean las Fuerzas Aeromóviles del ET (FAMET). Para su transporte mediante el método de eslinga cuentan con cuatro robustos puntos de anclaje, muy visibles en la parte delantera, ya que sobresalen por unas aperturas que tiene el capó y que además sirven como soportes de los dos sistemas de cortacables que lleva cada VEA.

En la parte delantera cuentan con un soporte para instalar el sistema de cabrestante, que normalmente va instalado en el interior del vehículo para facilitar la subida de cargas en la plataforma, sita en la parte anterior, que también cuenta con un sistema de rodillos para facilitar la labor. La capacidad de transporte de las Falcata es de 930 kilogramos, bastante más de lo exigido en la licitación, así puede transportar seis combatientes o dos camillas.  Según su ficha, su Masa Máxima en carga Técnicamente Admisible (MMTA) es de 3.050 kilogramos, y la Masa Máxima autorizada del Conjunto (MMC) de 6.050 kilogramos.

La propulsión está asegurada por un motor diésel de cuatro cilindros en línea modelo Ford DT224 de 2.198 cc y una potencia de 122 CV, que impulsan sus cuatro ruedas de tracción permanente 4x4, provistas de neumáticos 235/85R16. Dicha motorización le proporciona a los MM.1A una velocidad máxima de en torno a 120, aunque operativamente se limitará.

Para portar armamento cuenta con dos sistemas donde instalar mástiles, uno en la parte delantera, que permitirá el empleo de una ametralladora, en el caso español una MG-3 o la más moderna MG-4, por parte del copiloto. En la parte posterior, justo en el centro de la plataforma de carga, cuenta con un punto de anclaje para un segundo mástil, más grande, que permitirá transportar y hacer fuego con lanzagranadas de 40 mm y ametralladoras de 12,70 mm;  e incluso el puesto de conducción puede opcionalmente ser plegado para convertir el vehículo en una plataforma completa de disparo de misiles anticarro Spike, o un lanzador de misiles antiaéreos Mistral.

En los próximos días empezarán a entregarse a su usuario final: la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI (BRIPAC), que tiene su principal acuartelamiento en las cercanas instalaciones de la Base “Príncipe” de Paracuellos del Jarama (Madrid). (Texto y fotografías: Julio Maíz Sanz)


Fotografías:
·Vista en altura de uno de los nuevos VEA (Vehículo Especial Aerolanzable) Falcata del Ejército de Tierra (Julio Maíz / defensa.com)
·Linéa de VEA Falcata en el PCMVR nº 1 (Julio Maíz / defensa.com)
·Detalle del motor Ford DT224 de 122 CV del Falcata (Julio Maíz / defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.