Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Semántica aparte, las FAMET contarán con 17 helicópteros Chinook nuevos

El pasado 4 de abril la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad (DSCA por sus siglas en inglés) estadounidense publicaba la aprobación del Departamento de Estado para la posible venta mediante el programa Foreign Military Sales (FMS) a España de 17 helicópteros CH-47F por un importe de 1.300 millones de dólares.

A partir de ese momento, mucho se ha escrito sobre si se trata de una modernización de los helicópteros CH-47D en servicio en el Batallón de Helicópteros de Transporte V (BHELTRA V) de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) o la adquisición de aparatos nuevos al fabricante. 

La cuestión no tendría mayor importancia en el fondo, pero sí en la forma, puesto que lo que se hará ahora será adquirir 17 helicópteros nuevos al fabricante Boeing a los que se le instalarán los motores, las transmisiones y las palas con que ya cuentan los CH-47D españoles, que fueron puestos al día y contaban con los mismos componentes de la versión F, como ya adelantamos en agosto del año pasado. Los nuevos aparatos contarán con un fuselaje de fibra de carbono de nueva fabricación, lo que les asegura una larga vida útil por delante. Los aparatos también contarán como analizamos, con sistemas de detección de misiles CMWS (Common Missile Warning System) y sistemas de posicionamiento global integrados en sus sistemas de navegación inercial.

Los aparatos en servicio en las FAMET tienen una dilatada carrera puesto que los primeros diez aparatos C o “Charlie” llegaron en la década de los 70, posteriormente se adquirieron nuevos aparatos de la versión denominara 414 (versión de exportación del Delta o “International Chinook”). A comienzos de los noventa los 17 aparatos que quedaban tras dos accidentes fueron modernizados en Estados Unidos al estándar Delta y una década después recibieron los motores, transmisiones y palas de la versión F. Decir por tanto que los aparatos nuevos son una modernización de los actuales es cuando menos discutible. Otra cuestión es que de cara a la aprobación de los necesarios presupuestos sea más fácil gestionar el proceso como una modernización en lugar de una adquisición de sistemas nuevos. 

Con los datos disponibles, cada helicóptero saldría por un importe aproximado de 76 millones de dólares, motores, transmisiones y palas aparte, que serán suministrados por las FAMET pero que serán previsiblemente puestos a 0 kilómetros por el fabricante  antes de su instalación en las nuevas células. Una operación realmente positiva para el Ministerio de Defensa que dispondrá así de helicópteros de última generación con características únicas y sin procesos de desarrollo inciertos de por medio. En cualquier caso, la puesta al día de estos valiosos aparatos es una de las prioridades del nuevo Ciclo Inversor que tiene listo para su aprobación el Ministerio de Defensa de España.

Cobra también interés en este programa la recomendación por parte de la Armada de que los nuevos aparatos cuenten con freno motor para detener con mayor velocidad los rotores durante las operaciones en las cubiertas de vuelo de sus buques. Dado el tamaño de los rotores, estos cuentan con una gran inercia por lo que se dificulta la operación en buques, cuestión que se vería facilitada con esta mejora planteada. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Uno de los Chinook del Ejército de Tierra (ET)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.