Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Ejército Brasileño activa el sistema de simulación de Tecnobit en Santa María

Ya está plenamente activado el Simulador de Apoyo de Fuego-Sur (Simaf) en el Centro de Formación y Evaluación-Sur (CAA-Sul) construido en el Campo de Instrucción de Santa María (CISM). Con el equipo en funcionamiento, los militares  llevarán a cabo en Santa María  entrenamientos simulados de combate ,ya que  con el simulador es posible planificar escenarios de combate de alta resolución. Militares de todo el Brasil y  del extranjero acudirán a Santa María próximamente para su entrenamiento en el Simaf.

Se pueden monitorear las actividades de simulación desarrolladas e identificar procedimientos incorrectos durante el ejercicio. Mediante el uso de la nueva tecnología, los militares, distribuidos  de acuerdo a sus funciones reales en sus respectivas tropas de origen, se adiestrarán en  misiones  de tiro virtual con todas las características de un verdadero entrenamiento. 

El complejo está dividido en 21 salas que albergan los subsistemas y también  uno de los Centro de Control de Ejercicio. El edificio también posee un auditorio con capacidad para 120 personas (para acompañar las simulaciones), y un laboratorio de simulación, donde es posible que el Software del Simaf (software) se actualice a las exigencias que se planteen.

Según el Coronel Ricardo José Alves, asesor del proyecto CAA-Sul, Simaf reduce los costes y el riesgo de accidentes en el entrenamiento. Para tener una idea, una munición de cañón cuesta alrededor de cerca de dos mil dólares. En la primera prueba en Simaf fueron ejecutados 1.123 disparos simulados (virtual), obviamente sin costo alguno. La inversión en software de simulación en Santa María ha sido de 14 millones de euros y la de los edificios construidos de unos dos millones más.

La formación en el Simaf comienza en los puestos de observación virtuales. En estos lugares, los militares supervisar el terreno ( también virtual) y llevan  a cabo la recopilación de datos sobre los objetivos. Esta información se transmite a la  central de tiro (otra sala del complejo), donde otro equipo realiza los cálculos y envía los datos a la línea de fuego.

En la línea de fuego, están dispuestos obuses reales conectados al sistema de simulación por medio de sensores. Una vez introducidos los datos recibidos, los alumnos realizan disparos simulados. Estos se observan en el terreno virtual por el primer equipo, que deberá llevar a cabo posibles correcciones en los cálculos. La información se envía de nuevo a los tiradores, reiniciando la simulación tantas veces como sea necesario hasta que los disparos se ejecuten correctamente, y se cumplan los objetivos del ejercicio. Durante la simulación, la información va  a ser acompañada por el Centro de Control de Ejercicios,  que hace que la evaluación de los datos, lo que permite la identificación de posibles errores durante la actividad.

Este contrato, firmado en 2010 entre el ejército y la empresa TECNOBIT , permitió la adquisición de uno de los mejores simuladores de apoyo de fuego del mundo (SAFO). Fueron construidas nuevas instalaciones con una  superficie aproximada de 2.500 m² para la colocación de los equipos y dispositivos de simulación, así como otras dependencias.

El sistema consiste en un software que opera a través del simulador, y la maquinaria / equipos con piezas de artillería y dispositivos de observación de tiro. El SAFO constituye un valioso medio de instrucción para oficiales y personal subalterno encargados de utilizar el armamento y equipos de artillería de campo, ya que permite una mayor eficiencia y eficacia en el logro de los disparos tácticos programados y la evaluación del trabajo realizado por todo el personal militar involucrado, los resultados y el establecimiento de indicadores de rendimiento.

Este simulador permitirá el ahorro y  la racionalización en el uso de los recursos humanos, materiales y financieros, ya que compiten por una reducción significativa en el consumo de munición y combustible para traslados a maniobras, el desgaste  por el uso militar de los materiales (vehículos, armas y otros equipos) y los habituales riesgos de seguridad.También contribuirá a la preservación del medio ambiente a lo largo de las zonas hoy utilizadas para la ejecución de  tiros reales, debido a la reducción en el número de municiones lanzadas.

La elección  de Santa María y los últimos ajustes para recibir uno de los módulos principales SAFO se produjo, entre otros, debido a los siguientes factores:

- La ubicación estratégica y central en relación con un gran número de Organizaciones Militares de Artillería de Campaña basadas en Rio Grande do Sul y también en Santa Catarina y Paraná.

- La existencia de zonas en los Centros de Instrucción de Santa Maria y  Barão de São Borja (Rosário do Sul, próximo a la frontera con Uruguay), que permiten la ejecución de  disparos reales, después de que las actividades de formación en el SAFO sean realizadas.

- La alta capacidad de coordinación y control de las actividades de formación que se desarrolle esa organización militar, proporcionada por el mando de la 3ª División de Ejército a la que el SAFO reportará.

- La existencia del Centro de Instrucción de Blindados (CIBld) y del Centro de Aplicación  de Simulación de Puestos de Comando(CAS / PC), ambos basados ​​en esa Guarnición  y poseedores de puestos de simulación.

- La reciente creación del  CAA - Sul (Centro de Formación y Evaluación-Sur), responsable de la coordinación e integración de los dispositivos de simulación antes mencionados, desde el Centro establecido en Santa María.

Esta tecnología fue adquirida para instalar en Santa María y también en la Academia Militar de Agulhas Negras, en Resende, recientemente inaugurada. Asistieron a la entrega del nuevo sistema, el Comandante en Jefe del Ejército, general Eduardo Dias da Costa Villas Boas, el Comandante Militar del Sur, general Edson Leal Pujol y el comandante de Operaciones Terrestres,  general Araken Albuquerque. De acuerdo con el comandante en jefe del Ejército de Brasil "Santa María es el principal centro de entrenamiento del Ejército en Brasil, tanto mediante la incorporación de la tecnología como por el Polo Tecnológico de Defensa. Es lo que llamamos la triple hélice,  la unión de las Fuerzas Armadas , empresas e instituciones de educación técnica y superior.

El Ejército, en Santa María, ha sido objeto de un proceso de modernización, actualizando artillería, tanques y el Proyecto Guaraní (cehículos blindados de transporte y reconocimiento sobre ruedas). Hay empresas que se han estado instalando para integrar este proyecto con el  Polo  de Defensa y muchos otros interesados llegan actualmente. Hay, además, otros proyectos importantes, tales como la instalación de una base del SISFRON, Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras.

Habrá tres sistemas de radar, sistemas operativos y de control, con un gran centro de soporte. Santa María tendrá un gran centro de control de soporte del Sisfron para monitorear la frontera  sur”, afirmó el jerarca. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.