Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Israel quiere más cazabombarderos F-15 y helicópteros de transporte pesado

La Israel Defence Force (IDF) están preparando dos importantes encargos de material de defensa a los Estados Unidos que consistirían en cazabombarderos F-15 mejorados y helicópteros pesados Sikorsky CH-53K o Boeing CH-47F.

Según publica el medio económico israelí Globes,  el Gobierno de Israel está dando pasos para renovar parte de los sistemas de aviación militar de sus fuerzas aéreas, que están integradas en la IDF. Se busca renovar sus cazabombarderos de ataque, con la más moderna versión del F-15, y su flota de helicópteros de transporte pesado, para realizar misiones de asalto táctico y de Special Air Operations (SAO).  Desde hace muchos años, la IDF está buscando poder reemplazar sus cazabombarderos F-15 más antiguos, e incluso posteriormente los más modernos  F-15I (versión israelí del F-15E) por  una versión más moderna de este aparato, que todo apunta  sería la Silent Eagle (SE).

Una de las particularidades de la nueva versión del aparato de ataque, que construye la multinacional estadounidense Boeing, es  que está equipada con un sistema de radar de tipo Active Electronically Scanned Array (AESA). De hecho a principios de 2016 un responsable de la IDF apuntó que se estaba planeando modernización de su actual flota de 25 F-15I y los más de cincuenta más antiguos F-15A/B/C y D con un radar tipo AESA, entre otras mejoras. Estos aviones que no cuentan con capacidad stealth, como la que le otorga el nuevo F-35 (al que la IDF denomina como F-35I Adir), cuentan con una espectacular capacidad de ataque basada en la precisión de sus sensores y su importante capacidad de transporte y lanzamiento de armamento aire-suelo. Así mismo el F-15 cuenta con una tripulación de dos personas, piloto y navegante/operador de armas, además la aeronave y está capacitado para volar sólo con uno de sus dos motores activos.

En todo caso, con los nuevos F-35I la IDF tendría asegurada la superioridad aérea durante varios años, con los que la fuerza de F-15 podría dedicarse a su rol aire-suelo, sin más amenazas que los sistemas de misiles y artillería antiaéreos, o la combinación de ambos como es el Pantsir S-1.

De ponerse en marcha la opción de adquirir los nuevos F-15SE, que también tiene una muy baja firma radar o stealth, posibilitaría a la IDF contar con dos sistemas diferentes de aviones de combate de última generación. El diario israelí apunta que el inició de la negociación de la adquisición de dichos sistemas estaría en la cartera de asuntos que llevó el ministro de Defensa israelí Avigdor Liberman a los Estados Unidos. El político judío viajo a Washington el pasado día 7 de marzo, donde se entrevistó con el vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, el Secretario de Defensa el general de cuatro estrellas (retirado) James Mattis, y el secretario de Estado Rex Tillerson. Una visita que se produce justo en un momento en que las relaciones entre ambas naciones están en pleno relanzamiento, tras la sufrir en la última fase del gobierno del presidente Obama el punto más bajo en décadas.

La última vez las gestiones las realizó el anterior ministro de defensa de Israel Moshe Ya'alon, quien intentó obtener aparatos F15SE, en un número no comunicado, pero que algunos responsables de la IDF estimaron en 75 para reequipar dos Escuadrones de Ataque. Otro de los asuntos que habría llevado Liberman a Washington es obtener información del  US Department of Defense (DoD) acerca de la posibilidad de dotar a la IDF con helicópteros pesados made in USA.

La flota de helicópteros pesados israelíes Sikorsky CH-53 Sea Stallion, de la variante S-65C-3 que los israelíes denominan Yassour, llevaran 50 años en servicio en 2022. Obviamente la IDF ya están buscando su sustituto, que por la gran experiencia que cuenta tanto como institución como por parte de su industria, que le ha modernizado en varias ocasiones, apuntaría a la compra de las más moderna versión del Stallion.

Así, la principal opción que se plantea el gobierno es la de la última versión del referido modelo de Sikorsky (actualmente parte de Lockheed Martin), el CH-53K King Stallion de la que el US Marine Corps (USMC) planea dotarse de  200 unidades, que empezarían entrar en servicio en 2018.

La otra opción que considera la IDF sería la del helicóptero Boeing CH-47F Chinook, siendo uno de los factores a tener en cuenta es la diferencia de precio entre el nuevo helicóptero de Lockheed Martin y el mucho más económico de Boeing, que el medio israelí  estima en un tercio, aunque el costo final dependerá de la demanda de los pedidos adicionales.

En todo caso Israel cuenta para la modernización de sus sistemas de defensa con los fondos de ayuda militar que le otorga el Gobierno de los Estados Unidos. Igualmente a la hora de negociar el precio de los citados sistemas, que se adquieren a través de los diferentes servicios militares del DoD, los israelíes confían en la favorable aptitud de la nueva administración del presidente Donald Trump. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Un F-15I de la IDF. Foto: Fuerza Aérea de los Estados Unidos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.