Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

A punto de concluir los trabajos de la planta que producirá el fusil AK-103 en Venezuela

La Agencia Estatal Rosoboronexport, filial de la corporación rusa Rostec, anunció en el marco del Foro Técnico-Militar Internacional Army 2021, que se celebra en el Parque Patriota, en Kubinka, a las afueras de Moscú, que los trabajos de construcción de la planta de ensamblaje de fusiles de asalto AK-103 y de la planta que producirá la munición 7,62x39 mm, que se vienen ejecutando desde 2006 en las instalaciones de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM), ubicadas en la ciudad de Maracay, estarían concluyendo, por lo que se espera poder ser entregada a muy corto plazo.

De acuerdo a un vocero del consorcio ruso, en otoño próximo estarían arribando al puerto de Puerto Cabello en Venezuela, las últimas máquinas con las que se tiene previsto concluir las líneas de montado, así como de los sistemas de ingeniería y de servicios públicos necesarios para entregar esta planta de ensamblaje de fusiles, la cual ha presentado varios atrasos en los trabajos de terminación, como así fuera anunciado en febrero pasado, cuándo un representante de Rosoboronexport en Moscú, informó a través de la agencia de noticias rusa TASS, que la construcción de la planta que va a producir fusiles Kalashnikov AK-103 bajo licencia y cartuchos de 7,62x39 mm en Venezuela, la cual se tenía previsto poner en marcha en 2020-2021, se habría visto pospuesto su entrega debido a la pandemia de Covid-19, sin que se anunciara en ése momento los nuevos plazos de la finalización de las obras.

En declaraciones el pasado martes 24 de agosto ante la agencia TASS, un representante del Consorcio Estatal señaló, “La construcción de las instalaciones llega a su fin, se están montando los sistemas de ingeniería y complementarios… además de los trabajadores venezolanos, en las obras participan trabajadores e ingenieros rusos”.

El proyecto para la construcción de la planta de ensamblaje de fusiles AK-103 y la de su munición, se suscribió en 2006, donde la directiva de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares, en representación del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, suscribió en Moscú un contrato con Rosoboronexport para la construcción de la planta de fusiles de asalto y otra para la producción de su munición; estableciéndose su conclusión entre 2009 y 2011, sin embargo, esta ha sido pospuesta por diferentes circunstancias a lo largo de los últimos diez años. Es perentorio señalar, que desde 2005, las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, adoptó el AK-103 como su fusil de asalto reglamentario en reemplazo del FN Herstal FAL calibre 7,62x51 mm, introducido por primera vez en  Fuerzas Militares venezolanas a mediados de los años cincuenta. (Douglas Bravo, Corresponsal de Grupo Edefa en Venezuela)

Fotografía: Comando de la 99 Brigada de Fuerzas Especiales “G/J Félix Antonio Velásquez” empuñando un fusil de asalto AK-103.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.