Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el gobierno militar de Venezuela que encabeza un civil, Maduro

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) está desplegada en muchos ámbitos de la vida de Venezuela. Son los militares los que dan acceso a la gasolina, están  a cargo de las medidas de control por la cuarentena ante la Covid-19, asumen el cerco epidemiológico en la frontera, resguardarán el  voto en las elecciones legislativas del 6 de diciembre y mantienen reforzado los espacios marítimos y aéreos.

El 2020 no está siendo fácil para ningún país por la pandemia. En Venezuela todo se suma, el Covid-19, la inestabilidad financiera, la emergencia social y el desacuerdo político  avanzan, y en ese vaivén se encuentra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), como brazo fuerte del gobierno de Nicolás Maduro, en este momento operando en varios frentes a la vez.

Uno de ellos es el control y la distribución de la gasolina. Este año se implementó un Plan Especial de suministro a la población ante la arreciada escasez del combustible en todos los estados. Son los militares, en coordinación con las autoridades regionales y municipales los que en este momento dan acceso a las pocas estaciones de servicio abiertas. Hasta en Caracas, la capital, la situación ha llegado a perturbar.

En medio de toda esa crisis, la FANB además está asumiendo las medidas de control y seguridad en las ciudades por la cuarentena preventiva para evitar la propagación del coronavirus; por ejemplo, la vigilancia de las demarcaciones  entre los estados, el control de acceso y la circulación en las carreteras, en sus manos está hacer cumplir las excepciones para garantizar el paso de alimentos, traslado de personal de salud y de seguridad ciudadana.

Le ha tocado la supervisión de los llamados hospitales centinelas, autorizados para pacientes con el virus, esto en el marco de un Estado de Alarma decretado por Maduro para contener los canales de transmisión de la Covid-19. El Ejecutivo otorgó facultades especiales a la Fuerza Armada para tomar decisiones dirigidas a enfrentar la emergencia sanitaria.

En simultáneo, monitorean la frontera nacional y tienen la orden de no permitir el ingreso de personas por vías ilegales, conocidas como trochas, desde Colombia y Brasil para evitar que se conviertan en factores de riesgo “multiplicadores” del Covid-19, así lo indicó el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Consultado por nosotros, el presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León subrayó que la FANB de Maduro, en efecto copa todos los espacios, “no solo castrenses sino de gobierno, tanto que se puede decir que en Venezuela hay un gobierno militar, encabezado por un civil que es Maduro”.

Explicó León, analista político y economista, que este sector tiene  responsabilidades integrales y de ejecutar en los diferentes ámbitos de la vida del país, “pero eso que les da fuerza, control y poder, por otro lado, advierte “también los expone a la evaluación negativa que tiene la gente del país, su situación y la gestión”.

“Eso explica que la evaluación de gestión del acero militar sea tan malo como el de Maduro, apenas 13% de evaluación positiva, y se hace corresponsable de la crisis, llevando a que sus líderes también estén en el pulso de evaluación popular como el reto de las instituciones del país después de haber pasado muchos años como uno de los tres mejores sectores evaluados por la gente”, agregó León.

En tanto allí y siguiendo con la lista de responsabilidades de la FANB, figura la de preparar el Plan República, integrado por los militares con el fin de resguardar el orden público durante los comicios legislativos para el próximo 6 de diciembre, en esta oportunidad con un elemento nuevo, que es garantizar el cerco epidemiológico durante la votación, para ello el jefe de Estado ha pedido adicionar a la Milicia Bolivariana en la tarea ante la pandemia.

Y finalmente está su función principal, la de seguridad y defensa de la nación. El pasado 3 de mayo en la denominada Operación Gedeón frenó el intento de grupos armados en el estado costero La Guaira en un supuesto plan de golpe de Estado denunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, señalando a Estados Unidos y Colombia.

En lo que va de año ha informado sobre el derribo de más de siete aeronaves relacionadas al narcotráfico, casi todas en el Zulia, al occidente del país y procedentes de Colombia, México y algunas con placas estadounidenses. También avisó sobre la incursión de buques norteamericanos en aguas venezolanas por lo que mantiene reforzado el despliegue marítimo. (Thiany Rodríguez, Caracas)

Fotografía: En plena pandemia, Venezuela se ha quedado sin combustible, las largas colas de vehículos en las estaciones de servicios son controladas por la FANB.

En las calles, avenidas y carreteras, los militares vigilan el decreto de cuarentena ante la prevención de la Covid-19.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.