Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada de Venezuela se habría equipado con misiles antibuque chinos C-802

Según Nicolas Maduro, la Armada Bolivariana de Venezuela (ABV) estaría ya equipada con los conocidos misiles antibuque de fabricación china C-802A, aunque en el video que acompaña su anuncio no muestra buques de guerra de este país caribeño sino uno de la Real Armada de Tailandia.

El misil C-802A, suministrado oficialmente, según la Armada Bolivariana, por Pekín, está concebido para destruir buques de superficie a distancias de unos 180 kilómetros. Fabricado por la corporación China Aerospace Science & Industry Corporation Limited (CASIC), algunos lo comparan por su  capacidades con el análogo norteamericano RGM-84 Harpoon, si bien éste sería muy superior, sobre todo en precisión y capacidad de no ser engañado por sistemas de señuelos.

Según  Caracas este acuerdo de compra de armamento debería aumentar enormemente el alcance y la potencia de la capacidad de lucha naval en superficie o Anti Surface Warfare (ASuW) de Venezuela. La adquisición fue revelada oficialmente el 25 de septiembre por la Armada Bolivariana, acompañada de las imágenes de un disparo de pruebas, que ha sido ampliamente difundida por los medios del país.

Pero lo que realmente muestra el video es un lanzamiento de pruebas de la Marina Real Tailandesa del misil C-802A desde su fragata “Kraburi”, un escolta basado en el diseño chino Type 053, adaptado a las especificaciones tailandesas y construida, junto a sus tres hermanas de Clase “Chao Phraya”, en astilleros chinos.

Ello, en todo caso, no significa que China no haya suministrado el sistema. La falta de imágenes de C-802A a bordo de navíos de la Armada Bolivariana sugiere, como mínimo, que aún no han equipado sus navíos con el misil.

Según una resolución del 7 junio de 2017 el Ministerio del Poder Popular para la Defensa (de Venezuela) acordó contratar con China la modificación de dos de sus buques patrulleros de Clase “Guaiquerí” para poder instalar el Fire Control Systems (FCS) para lanzar este armamento antisuperficie. Son buques del tipo Avante 2200 construidos por Navantia y fueron entregados sin instalar ningún sistema de lanzamiento de misiles anti-buque. El modesto presupuesto asignado al programa, de sólo 2,9 millones de dólares, no incluiría los montajes de los misiles ni éstos, además de dejar sin dicha capacidad al tercer patrullero de la referida Clase “Guaiquerí” que le queda a la Armada Bolivariana tras perderla el “Warao”,

Las Fuerzas Armadas de Venezuela han sido duramente golpeadas por los problemas económicos que han  llevado el hambre al país. Sin embargo, el estamento militar ha conseguido en plena penuria fondos para obtener armas relativamente avanzadas primero de Rusia y ahora de China. Esta hipotética adquisición de misiles es un recordatorio de que, a pesar de sus problemas económicos e internos, los chavistas siguen centrándose en la compra de armas convencionales para enfrentarse a los posibles adversarios externos. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Imagen del disparo de un misil ASuW chino C-802A desde una fragata.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.