Viernes, 1 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El gobierno uruguayo tantea ahora OPV más pequeños armados con cañones de 40 mm. para la Armada

El Ministerio de Defensa está analizando opciones, de momento de manera informal, por navíos tipo OPV para la Armada uruguaya cuyo armamento principal sea un cañón de 40 mm, y no de 76 mm, como se pretendía anteriormente.

Habiendo declarado, meses después de anunciarlo, finalmente desierta la convocatoria para la compra directa asesorada por un tribunal, en la cual se apoyó una victoria inicial china sobre las opciones ofrecidas por Kership y Damen (además de otras 14 empresas que tras interesarse, se negaron a participar del llamado por considerarlo orientado a favorecer al astillero chino CTSC y con exageradas exigencias en lo financiero) ahora se están tanteando otras alternativas. Llamativamente, Damen y probablemente Kership, propusieron este tipo de posibilidades sin que hubiese respuesta ministerial alguna ni permiso para presentarlas cuando se ratificaba la opción por astilleros chinos, en un marco en el que se buscaba apresurar un Tratado de Libre Comercio entre ambos países, que finalmente no prosperó.

Tampoco estaría claro el tonelaje de los OPV requeridos para la Armada uruguaya ni sus medidas, a diferencia de anteriores exigencias, cuando se solicitaba una eslora superior a 80 metros y más de 1500 toneladas. Ni siquiera lo está, de hecho, el tipo de buque, temiéndose que una nueva improvisación en este aspecto pueda terminar en pesqueros armados y levemente blindados o hasta en unidades de 200 toneladas, incapaces de custodiar ni siquiera la mitad de las aguas territoriales uruguayas, cuyas costas tampoco cuentan con una red VTS, como demostró días atrás el periplo de casi una semana de una embarcación privada de unos 10 metros de eslora navegando al garete y sin tripulantes, yendo a varar al aristocrático balneario José Ignacio, de forma absolutamente inadvertida al no existir sensores, ni aún radares profesionales en la mayoría de los puertos.

Debido a que la legislación prohibe cualquier inversión expresiva en año de elecciones generales (2024), éstas deberán  ser realizadas antes de diciembre próximo, lo cual, de realizarse con tan exiguo plazo y bajo condiciones que se desconocen, podría incluso apuntar a un mero objetivo electoral por parte del ministro de Defensa, Javier García, en la pretensión de tornarse pre candidato presidencial o vicepresidencial. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.